REGALAR EL OÍDO o LOS OÍDOS

La frase REGALAR EL OÍDO (o LOS OÍDOS) tiene dos significados:

  1. Decir, por lo general por interés o con intención poco noble, solamente lo que a otra persona le gusta escuchar, lo que le place o le complace (como, por ejemplo, algo adulador).
  2. Emitir sonidos placenteros o agradables.

REGALAR EL OÍDO (o LOS OÍDOS)   1

Decir, por lo general por interés o con intención poco noble, solamente lo que a otra persona le gusta escuchar, lo que le place o le complace (como, por ejemplo, algo adulador).

  • REGALAR (o REGALARLE) EL OÍDO (o LOS OÍDOS) [A alguien] = Decirle, por interés o con intención poco noble, solamente lo que le gusta escuchar, lo que le place o le complace (como, por ejemplo, algo adulador).

Ejemplos de uso:

REGALAR EL OÍDO:

  1. –¿Cómo se dice, regalar el oído o los oídos? –Regalar el oído o los oídos. Regalar el oído o los oídos. –Sí. De cuál de esas dos formas se dice. –Regalar el oído o los oídos. -Bah, déjalo. No tienes ni idea.
  2. –No me gusta regalar el oído. No soy ningún adulador ni ningún cobista. –A mí tampoco me gusta regalar los oídos. Eso es de ser un arrastrado y un lameculos, ¿no? –Ni más ni menos. Así es como yo lo veo. –¿Entonces yo soy un arrastrao y un lameculos? Porque resulta que a mí sí que me gusta. –¿Y irte a que te den por saco? ¿También te gusta? –No. Eso, no.
  3. No me gusta regalar el oído a la gente.
  4. Después de todo, le agradezco a Arza este optimismo. Esas cosas se oyen con agradecimiento. Necesitamos que nos regalen el oídoJosé Luis Martín Vigil. Muerte a los curas (novela de 1974).
  5. los adolescentes empiezan a consumir drogas sintéticas a los quince años. Al principio se las regalan para que vean lo que es bueno, hasta que el mal sea irremediable. ¿Cómo no se extrañan de tanta dadivosidad? No es frecuente que nadie nos regale nada, ni siquiera el oído.[..] La gente que no conocemos no nos regala nada. Tampoco lo hacen, en general, los que conocemos. ¿Cómo no recelan los jóvenes de esos extraños que practican con ellos la elegancia social del regalo?  Manuel Alcántara. Las Provincias,11-3-2002.
  6. hay algunos [políticos] que aspiran a que les regalen cosas. No sólo el oído, que de eso se encargan los cobistas habituales, que son muchedumbre, sino que admiten regalos en especie.  Manuel Alcántara. La Verdad,22-4-2009.
  7. [Comentario jocoso a propósito del descubrimiento de regalos hechos a políticos:]  A mí..nunca me han regalado más que el oído   Manuel Alcántara. La Verdad,20-7-2009.
  8. –Necesito regalarle el oído a alguien. –¿Y eso? –No sé. Necesidades tontas que tiene uno. ¿Te lo puedo regalar a ti? –Yo soy hueso duro de roer. Mejor te buscas a otro. O a otra. Dile a alguna mujer que las mujeres son las mejores y que los hombres nos vamos a extinguir, de lo ceporros que somos. –Eso ya está muy gastado y no cuela. –No sé. Pues díselo a alguno, dile que menos mal que todavía queda gente inteligente como él. –¿Y no te lo puedo decir a ti? –No. A mí, no. No me lo voy a creer. Y además no me gustan los cobistas. –¿No te gustan los cobistas de mierda? –No. –Bueno, pues me buscaré a otro. –Seguro que lo encuentras. –¡Voy p’allá! ¡Necesito regalarle el oído a alguien urgentemente! ¡Es una necesidad imperiosa! –¡Joder! ¡Cómo está el mundo, Facundo!

REGALAR LOS OÍDOS:

  1. No soy partidario de andar regalando los oídos por ahí para medrar. Es humillante.
  2. No pienso regalar los oídos a nadie.
  3. [En entrevista de Jesús Amilibia a Juan Echanove (actor que acaba de estrenar una teleserie):]  -[Juan Echanove]..Antes de conocer su aceptación, ya digo que para mí sería un placer hacer más capítulos. Trabajar con Iborra y Verónica es un placer. -[Jesús Amilibia] Eso se lo dirá usted a todos. -[Juan Echanove] No me gusta regalar los oídos a nadie ni que me los regalen a mí. Me da mucho pudor decir elogios, y recibirlos, ni le cuento. Soy tímido.  La Razón,9-1-2003.
  4. [El limpiabotas] Bernardo Moreno Prada tiene controlado el negocio, <<elijo esta acerca porque tengo visto y comprobado que pasa más gente que por la otra.[..]>>. Todavía sigue soltero. A las mujeres se conforma con verlas pasear [¿pasar?]. Le gusta regalarles los oídos. Normalmente, se excede en sus apreciaciones sobre la fisonomía de las viandantes.  Paco Reyero. La Razón,22-8-2003.
  5. [La cantante Cesaria Evora] Reitera su intención de retirarse, pero uno sospecha que se ha acostumbrado a que el público europeo le regale los oídos con sus aplausos.[..] Ya lo verán: hay Cesaria para rato.  Carlos Galilea. El País,23-6-1995.

REGALAR EL OÍDO (o LOS OÍDOS)   2

Emitir sonidos placenteros o agradables.

  • REGALAR (o REGALARLE) EL OÍDO (o LOS OÍDOS) [A alguien] = Emitir sonidos placenteros o agradables [PARA alguien].
  • REGALAR EL OÍDO (o LOS OÍDOS) DE [alguien] = Emitir sonidos placenteros o agradables PARA [alguien].

Ejemplos de uso:

REGALAR EL OÍDO:

  1. Soy músico. Mi trabajo es regalar el oído.

REGALAR LOS OÍDOS:

  1. [Diálogo, en el programa radiofónico <<La linterna>>, entre el presentador del mismo, César Vidal, y su colaborador en la sección de recomendaciones musicales Carlos de Matesanz:]  -[César Vidal]..El grandísimo, inabarcable, en distintos sentidos de la palabra, Barry White. -[Rafael Escalada] Efectivamente: grandísimo, y también muerto recientemente, y mucho antes de lo que todos hubiéramos querido, porque yo creo que hasta a los que no les gusta, digamos, este estilo de música, muy main street, muy tal, Barry White siempre merece un respeto, esa es la impresión. -[César Vidal] A mí, su <<Tema de amor>> me parecía bellísimo. -[Rafael Escalada] Lo es. -[César Vidal] Me parecía bellísimo. -[Rafael Escalada] Es justo antes de que se pusiera a cantar, el <<Love’s theme>> que hizo para la…, ¿cómo se llamaba?,…la orquesta… Ahora no me puedo acordar del nombre. -[César Vidal] Yo tampoco lo recuerdo. -[Rafael Escalada] Love Unlimited. El Amor Ilimitado. -[César Vidal] Exactamente. -[Rafael Escalada] Love Unlimited Orchestra. Que era la orquesta que él creó, precisamente, y para la que escribió páginas tan estupendas como aquel <<Love’s theme>>  o <<Tema de amor>>. Love Unlimited Orchestra; yo creo que todo el mundo lo recuerda también, y lástima que una enfermedad se lo llevara precipitadamente cuando todavía nos podría haber regalado mucho los oídos.  Radio COPE,22-11-2004.

REGALAR EL OÍDO (o LOS OÍDOS) DE [alguien]:

  1. El 7 de junio de 1977 la BBC retransmitía en directo una misa desde la catedral de Londres para conmemorar los veinticinco años del reinado de Isabel II, justo mientras los Sex Pistols navegaban Támesis abajo y regalaban los oídos de [la gente de] todo el centro de la ciudad con su God Save the Queen*, icono musical del punk: empezaban los años revueltos de la contracultura inglesa   Javier Montes. ABC,14-7-2007 [ABCD las Artes y las Letras].     [* Título de una canción de 1977 muy irreverente para con la reina].
  2. Frente al Botánico detúvole [= le detuvo] una voz conocida, una voz amistosa que durante algún tiempo no había regalado sus oídos. Era Juanito del Socorro, que le llamaba desde la verja del Botánico   Benito Pérez Galdós. El doctor Centeno (novela de 1883).
La frase salsa de verdad en funda de disco en imagen para ilustrar la expresión regalar el oído o los oídos.
Grandes soneros hispanoamericanos han alegrado los corazones de la gente por el procedimiento de regalar el oído o los oídos.

FRASES RELACIONADAS:

DORAR LA PÍLDORA

BAILAR EL AGUA

Deja un comentario

Scroll Up