EXPRESIONES ESPAÑOLAS EN USO REAL

La siguiente lista de expresiones españolas ordenadas alfabéticamente está en continuo crecimiento. Puede verse el total actual de las expresiones incluidas al final de la columna de la derecha (y, ahí, en la parte inferior del resumen de cifras: TODAS LAS FRASES).

a

c

d

e

En un examen de latín, un alumno hizo su traducción particular de la frase «Cesar envió a sus tropas al puerto de Ostia» con un surrealista y contundente «Cesar de una ostia envio sus tropas al puerto» (Carlos Boyero. El País,7-7-2013).

(Lo citado, como huelga señalar, es un texto escrito por Carlos Boyero en el periódico El País, y está usado aquí como ejemplo de un uso real hecho de la expresión vulgar DE UNA HOSTIA, sinónima de DE UNA LECHE y que significa <<por el efecto de un puñetazo o de otro golpe dado con la mano; como consecuencia de haber recibido el impacto de un puñetazo u otro golpe dado con la mano>>).

Como se dice en el encabezamiento, esto es un lexicón ilustrado con citas. Y es en ellas, por ser diáfanos espejos de la realidad de la lengua, en lo que se centra. Poco antes de empezar a ser hecha la recopilación de citas de la que ha salido este blog de expresiones españolas, y a finales de los ochenta, se reeditó, tras haber estado larguísimo tiempo descatalogada, la primera obra española de cierta amplitud sobre el origen de unidades fraseológicas: el muy interesante libro <<El porqué de los dichos. Sentido, origen y anécdota de los dichos, modismos y frases proverbiales de España con otras muchas curiosidades>> (1955), de José María Iribarren (información sobre él aquí: https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Mar%C3%ADa_Iribarren). Es un buen complemento para los diccionarios que, como éste, centren la atención en el significado y el uso práctico de las expresiones, y sólo excepcionalmente, y por lo general si ello ayuda a una mejor aprehensión del correcto significado y uso de la frase estudiada, hace alusión a su origen, en el caso de que se sepa o se pueda conjeturar algo medianamente válido sobre el mismo, cosa que casi nunca sucede, siendo lo normal que no se sepa absolutamente nada sobre por qué se acuñaron y se pusieron en circulación las decenas de miles de frases más o menos fijas existentes en el tesoro de la lengua española.

Scroll Up