DORAR LA PÍLDORA

La frase DORAR LA PÍLDORA tiene dos significados:

  1. Agasajar e intentar caer simpático [a alguien] interesadamente.
  2. Intentar camelar [a alguien] presentando interesadamente [algo] como menos malo de lo que realmente es.

DORAR LA PÍLDORA   1

Agasajar e intentar caer simpático [a alguien] interesadamente.

Ejemplos de uso:

  1. [El gran campeón ciclista Miguel] Indurain, que es un tipo importante [cinco veces ganador del Tour], ejerce su importancia a través de los demás. Los demás le doran la píldora, le ríen las gracias..y le pasan continuamente la mano por el solomillo.  Carmen Rigalt. El Mundo,31-12-1995 [La Revista].
  2. [En entrevista de Borja Crespo a Carlos Rabo (dibujante de cómic que ha dicho que dejará el oficio a menos que reciba antes del 11 de septiembre mil cartas de fans que demuestren un apoyo incondicional a su trabajo):]  -[Borja Crespo] Conseguir mil cartas de fans que le doren la píldora para que no abandone el lápiz no parece tan sencillo. -[Carlos Rabo] No he pretendido que lo sea. Había otras formas de apoyo más sencillas, como e-mails o un listado de firmas, pero he preferido no ponérselo tan fácil a los que me quieren. Considero que he dado mucho a cambio de casi nada y me parece que escribirme una frase de apoyo en un papel, meterla en un sobre, pegar un sellito e introducirla en un buzón tampoco es mucho trabajo.  Las Provincias,28-6-2002.
  3. Ayer falleció en Barcelona el veterano periodista murciano Joaquín Soler Serrano.. Durante muchos años, decir Soler Serrano en los medios de comunicación era sinónimo de solvencia. Y no era para dorarle la píldora. El paso de los años..certificó esta profesionalidad cuando se le otorgó el Premio Nacional de Radiodifusión   Ángel Soler Serrano. El Mundo,8-9-2010.
  4. [En entrevista de Carmen Rigalt al showman y humorista de nombre artístico Gran Wyoming:]  -[Carmen Rigalt] ¿Los políticos son la presa más codiciada del programa [televisivo de humor que usted presenta]? -[Gran Wyoming] Al menos, la más espectacular y más rentable. Este país está acostumbrado a dar mucha caña a la gente que no puede defenderse y muy poca a los poderosos de verdad. Ya basta de meterse con [la peluquera de la prensa rosa] Raquel Mosquera y dorarles la píldora a los políticos.[..] Quien tenga el chollo de ser político, que se esfuerce.  El Mundo,19-1-1997 [La Revista].
  5. [En relación con la izquierda y la derecha política] Yo creo que el verdadero debate que deberíamos plantearnos en estos tiempos no es el tema de si unos hacen más pantanos o los otros excavan más túneles, o si unos le doran mejor la píldora a los banqueros y los de más allá lavan más blanca la pastizara.  Jorge Berlanga. ABC,28-4-1995.
  6. DORAR LA PILDORA DE [= DORARLE LA PÍLDORA A]:  Los partidos hasta ahora solían invitar a los famosos adictos a las clausuras o aperturas de los congresos. Qué resultón queda un cantautor levantando el puño cuando corresponde a los aplausos de los compromisarios.[..] En el copetín de los famosos en La Arganzuela faltaba Mariñas y faltaba la antigua novia del Padre Apeles.[..] Fueron los doce de la fama de siempre./ Siempre son los mismos los famosos que acuden a dorar la píldora del poder [= dorarle la píldora al poder].[..] El Miguel Bosé al que le da programas de TVE el PP en el poder es el mismo a quien le daba programas de TVE el PSOE en el poder. Antoñete estaba de comentarista oficial de los toros en la Galaxia Polanco [en la galaxia del PSOE] y ahora está en la Galaxia PP. diciendo a quien lo quiera oír que este Gobierno [del Partido Popular (PP)] hace mucho por la fiesta.  Antonio Burgos. El Mundo,31-1-1999. 

DORAR LA PÍLDORA   2

Intentar camelar presentando interesadamente [algo] como menos malo de lo que realmente es.

Ejemplos de uso:

  1. [El acceso de la juventud española al mundo laboral es actualmente muy difícil. Palabras al respecto:]  Un joven vivirá alienado de un mundo que le niega el derecho a ganarse el sustento. Como los adultos –sobre todo los políticos– pretendamos dorarles la píldora con palabras, sólo conseguiremos aumentar su irritación, porque lo que ellos quieren no es palabras, sino hechos: puestos de trabajo.  Manuel Lloris. Las Provincias,6-8-1995.
  2. Las residencias de ancianos son un mal necesario en muchos casos. Pero si a usted el abuelo simplemente “le sobra”, no le dore la píldora con monsergas de que estará mejor. Le despreciará dos veces: por su abandono y por querer disfrazar el abandono de generosidad.  Manuel Lloris. Las Provincias,29-3-1994.
  3. [Resumen del texto precedente: Comer es una ordinariez, aunque los gastrónomos puedan hablarnos de arte culinario y puedan tratar de hacernos creer que el acto de comer en sí (meter pitanza en el buche), independientemente de la elaboración y refinamiento de lo comido, contiene la más mínima gallardía o prestancia]. En los humanos, la diferencia entre el instinto reproductivo y el de supervivencia es que el primero está altamente psicologizado y puede alcanzar, en su complejidad, la dignidad de un sistema filosófico. Pero comer…, comer es siempre tragar, engullir, zampar, es decir el equivalente a fornicar.. Que no me doren pues la píldora los gastrónomos. El bellísimo cuerpo humano se nutre como se nutrían aquellas bellísimas locomotoras que el progreso ha enviado al cementerio de la historia: con carbón.  Manuel Lloris. Las Provincias,24-2-1993.
  4. [En una novela, el jefe de un comando terrorista (Papadoc) ha telefoneado y ordenado a subalternos suyos evacuar el piso en el que están, pero quiere que se quede Josechu, al que quiere ver ahí. Palabras de Papadoc a Josechu y respuesto de este último:] –[..] Tú te quedas esperando a Papadoc, pero mucho ojo.[..] A lo mejor aún hay suerte [y Papadoc decide no matarle]. –No me dores la píldoraCristóbal Zaragoza. Y Dios en la última playa (novela de 1981).
  5. [Diálogo imaginario entre un vendedor y una víctima potencial de su labia (el vendedor le enseña la bonita foto que hay bajo estas líneas, en cuya parte inferior se ve en primer término un cardo bajo con unas espinas escalofriantes):]  –Mira, mira: esto es el paraíso. Te lo vendo. Tranquilo, ¿eh?; precio de amigo. –No me dores la píldora. ¿Y lo que hay ahí debajo, cerca del centro de la parte inferior de la foto? ¡Menudo paraíso, en el que nada más meter el pie se te clava una púa de medio kilómetro en la espinilla, y nunca mejor dicho! –Esto que estoy haciendo no es dorar la píldora. Si acaso sería hacer el artículo, que hay que decir las cosas bien. –Pero también se puede decir dorar la píldora. –No lo niego, pero es más exacto hacer el artículo. –No te lo niego. Pero tú tampoco me puedes negar que ahí hay un pincho enorme como preparado aposta para decir ¡ay! –Los pinchos esos te los quito y ya está, y además no te cobro IVA, mira tú qué problema. Te ahogas en un vaso de agua. Es una ocasión única de ir al paraíso y descansar de este infierno, y del trabajucho insoportable que tienes, dicho sea sin ánimo de ofender. A precio de ganga te lo doy. Si te lo doy más barato ya te lo regalo. Nada más y nada menos que el paraíso, ahí es nada. Venga, decídete antes de que me lo quiten de las manos, que aquí el que no corre vuela y la gente no se va a estar esperando a que tú te decidas antes de decirme, en cuanto pueda volver a ofertarlo, que lo quiere. Lo del problemilla este que dices, nada, olvídalo: le meto un tijeretazo al cardo y este paraíso queda que da gloria verlo. –Mmmm. No sé, no sé; no acabo de verlo claro yo esto de ir al paraíso. Mmmm. Mira, decidido: me quedo en mi trabajucho de mierda. Más vale malo conocido que bueno por conocer. –Pues nada, que lo disfrutes. Luego cuando te arrepientas y cambies de opinión ya será demasiado tarde, pero en fin. Bueno, voy a ver si consigo camelar por ahí a algún panoli, que menuda fotito. En cuanto le quite con el photoshop este inoportuno elemento disuasorio va a haber bofetadas para comprarme el paraíso.

FRASES RELACIONADAS:

BAILAR EL AGUA

DAR JABÓN

REGALAR EL OÍDO o LOS OÍDOS

Deja un comentario

Scroll Up