OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES

Significado de la frase OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES:  Las buenas intenciones, la buena fe o la bondad como de verdad se demuestran es con hechos, y no con palabras; las buenas y bonitas palabras no bastan para acreditar unas supuestas buenas intenciones ni una supuesta buena fe o bondad, todo lo cual sólo queda verdaderamente acreditado mediante obras que demuestren sin lugar a dudas aquello de lo que se presume (diciendo cosas que dan una apariencia de tener buenas intenciones, buena fe o bondad).

  • Se suele usar también de forma abreviada: OBRAS SON AMORES.
  • Texto, resaltado aquí en negrita, que ilustra esta idea (son unas palabras de Julio Anguita, líder del partido español Izquierda Unida, en entrevista de Manuel Vázquez Montalbán): <<En los documentos sindicales aparece la palabra competitividad y apuestan por la recuperación. ¿A costa de qué? ¿A costa de la libertad salvaje de las reconversiones industriales y de la depredación universal de los mercados de trabajo? A mí me llegó a decir [el ministro Alfredo Pérez] Rubalcaba “es que el señor Anguita no cree en la recuperación”. Dios mío, cuestión de fe./ Pues soy ateo. El problema no es que crea o no en la recuperación. Veamos sus resultados en el mercado de trabajo>> (El País,5-11-1995.
  • Lope de Vega (1562-1635) tiene una comedia titulada así, a la que pertenecen estas palabras: <<Laura, tú me has advertido..que las obras son amores>>.

OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES:

El siguiente vídeo contiene un discurso del político Blas Piñar (diputado de Unión Nacional) echado el 25 de febrero de 1981 y en la sesión de investidura como presidente del gobierno español de Leopoldo Calvo Sotelo. El vídeo, en el que se puede escuchar de viva voz la frase objeto de esta entrada, se encuentra colocado en el periódico Alerta Digital con fecha 21 de agosto de 2018 y dentro de un artículo titulado <<Blas Piñar tenía razón: no hay nada de esta España enferma sobre lo que no advirtiese o diese la voz de alerta hace cuarenta años>> (en dicho artículo se enlaza en realidad al canal de Youtube de Morenowez y al título en el mismo, con cientos de comentarios de los oyentes, de <<Blas Piñar en la sesión de investidura de Calvo Sotelo>>).

Transcripción de lo dicho en el discurso del vídeo entre los minutos 1:40 y 2:35:

Como el propio posible presidente del gobierno afirmaba, [que] hay un clima generalizado de desencanto, de desesperanza, de inseguridad y de pesimismo. Un sistema político, cualquiera que sea su nombre, no se justifica solo por unas declaraciones programáticas o estampadas en el texto respetado de una ley, porque obras son amores y no buenas razones, sino sencillamente por sus hechos, y el bien común al que debe servir un gobierno –y este será un gobierno de UCD que no puede manejar las palabras continuación, continuidad y continuismo, porque una es las tres cosas y las tres son exactamente la misma– es evidente que no respeta ni ha garantizado, al menos en estos años, los ingredientes sustantivos del bien común, que son el derecho a la vida, el derecho al honor, el derecho a la propiedad privada –que es la garantía de la auténtica libertad– e incluso el derecho al trabajo.

Otros ejemplos de uso de la frase:

  1. Otra de esas palabras un tanto ajadas y andrajosas en estos penosos tiempos es <<solidaridad>>, que parece que nos llena la boca con el sabor del <<¡qué buenos somos!>>. El problema comienza cuando hay que convertir la solidaridad en obras, que son amores y no buenas razones.  Pilar Cambra. El Mundo,6-11-2011 [Mercados].
  2. [Comentario de respuesta a palabras a favor del líder socialista español José Luis Rodríguez Zapatero:]  Obras son amores y no buenas razones. Y las obras de Zapatero es que va con [el líder comunista Gaspar] Llamazares.  Federico Jiménez Losantos. Radio COPE,30-5-2003.
  3. [Resumen del texto precedente: El gobierno de la Comunidad Valenciana (la española región autónoma de Valencia), en colaboración con el Ayuntamiento de Valencia, ha elaborado un plan de rehabilitación del centro histórico de dicha ciudad]. Pero la oposición no se lo cree e incluso ha hecho mofa del proyecto. No del proyecto en sí, que merece su aprobación, sino de que obras son amores y no buenas razones. Convenios de los que no [se] cumplen, propaganda, fotos, inconcreciones, etc.  Manuel Lloris. Las Provincias,3-5-1998.
  4. Franciso Rosell escribe en el periódico El Mundo.es del 25-2-2018 un artículo, titulado <<La lengua bífida del nacionalismo>>, de crítica a la política de persecución de la lengua española en Cataluña puesta en práctica por los sucesivos gobiernos antiespañoles de la española región autónoma (y separatista) de Cataluña. Un artículo que empieza con estas palabras: <<Visto lo visto, todo indica que, más que un revés o una contrariedad, la reciente anulación por parte del Tribunal Constitucional del parche ingeniado por el ex ministro Wert para garantizar la enseñanza en castellano en Cataluña va a suponer una excusa perfecta para que el Gobierno no haga nada. Atrapado en el laberinto de la inacción,.. a los castellanohablantes se les convierte..en extranjeros desposeídos educativamente de su lengua y de otros derechos constitucionales>>. Esta crítica, en la que en vez de <<enseñanza del español>> se dice <<enseñanza del castellano>> (después también se dice <<euskera>> en vez de <<vascuence>>), va seguida de varios comentarios de lectores, uno de los cuales (de alguien que firma como Comunidad) dice así: <<Pues El Mundo bien que colabora con los indepes [= independentistas [catalanes, en este caso]], que dice “castellano” por “español”, y Lleida [en lugar de Lérida], y Girona [en lugar de Gerona*], etc. ¿Eh? Obras son amores, y no buenas razones>>.     [* Dos de las capitales de la región de Cataluña son Lérida y Gerona, que en la lengua regional catalana se dicen, respectivamente, Lleida y Girona].
  5. El refrán aparece, entero y de esta exacta forma, como titular en el periódico valenciano Levante del 18-3-1994.
  6. HECHOS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES  (Raro):  [Carta en consultorio y respuesta de la psicóloga Olga Bertomeu:] Este verano he conocido a un hombre estupendo. Encajamos divinamente, pero me he enterado de que es casado.[..] / [Psicóloga:] Podemos enamorarnos o creernos enamorados de alguien muy atractivo que..nos cuenta la triste historia de su vida y de su anodina esposa que no le comprende. Porque, claro, si dijera abiertamente que no piensa dejar a su mujer y que lo que pretende es correr una aventura a nuestra costa, me temo que pocas roscas se iba a comer./ Así que, salvo contadas excepciones en las que puede ser cierto, lo mejor es ser cauta, dar tiempo al tiempo, tener en cuenta que ‘hechos son amores y no buenas razones’ y no olvidar que, en general, ‘los hombres dan amor para recibir sexo y que las mujeres dan sexo para recibir amor’*.  ¡Qué me dices!,16-9-2000.     [* Hay algunos textos sobre esto en la siguiente frase recogida en este blog: POR QUÉ LO LLAMAN AMOR CUANDO QUIEREN DECIR SEXO).

OBRAS SON AMORES:

  1. La ferocidad de los ataques de algunos dirigentes homosexuales contra la Iglesia Católica sorprenderá a todos los que hayan recorrido el mundo con los ojos bien abiertos. Los primeros años de la explosión del sida han estado unidos a la homosexualidad y aún hoy todavía hay una relación cuantitativamente inequívoca. Y ¿quiénes atienden a los homosexuales enfermos de sida en los hospitales y centros especializados? ¿Los progresistas de salón, los jóvenes de las nuevas generaciones socialistas, los cachorros comunistas de Izquierda Unida? Pues no. En España, y en la mayor parte del mundo, quienes desafían el contagio y vierten su amor y sus cuidados sobre los homosexuales sicóticos son, además de los profesionales contratados, las monjas y curas de esa Iglesia denigrada por algunos dirigentes gays./ A lo largo de mi vida profesional, cuando he visitado, en África, en Asia, en América, asilos de ancianos abandonados, leproserías, hospitales de enfermos contagiosos, lo que he encontrado allí son monjas y sacerdotes católicos. Obras son amoresLuis María Anson. La Razón,10-7-2005.
  2. <<Hay que olvidar el instinto homicida que acompañó la política española durante el siglo XIX y buena parte del XX>>, añade [el ex presidente del gobierno español Felipe González]..Obras son amores, porque González..no ha hecho otra cosa que ejercer de verdugo de todo aquel que ha señalado los excesos del felipismo [= los excesos del gobierno durante los trece años en que él ha sido presidente].  José Luis Gutiérrez. ABC,5-1-1997.
  3. [Situación: Don Clemente considera que –al menos por el lado económico– ha hecho un buen casamiento con doña Caralipa, y se muestra sumiso y obediente ante ésta. Diálogo entre ambos:]  -[Don Clemente] ¿Nos vamos a dormir? -[Doña Caralipa] No; pide otra cerveza.[..] -[Don Clemente] Como gustes, Lipa./ Don Clemente..piensa..que obras son amores y que la gratitud debe expresarse con claridad   Camilo José Cela. Nuevas escenas matritenses (libro de 1965).
  4. el acto que es la palabra ha de contrastarse siempre con las acciones sin palabras, con las obras, con el conjunto del proceder de las personas y también de los partidos políticos. Ya saben, obras son amores…  Gregorio Robles. La Razón,20-2-2004.
  5. En cualquier país respetuoso de su pasado la aparición de «Defensa de Baler» (Espuela de Plata, Sevilla, 2016), narración de fray Félix Minaya (1872-1936) sobre el trágico sitio de once meses sufrido por un destacamento militar (los celebérrimos «Últimos de Filipinas») en la iglesia de Baler, habría sido un acontecimiento.[..] En «El sitio de Baler», Martín Cerezo hace una crónica pormenorizada de los once meses de asedio, resalta el heroísmo de la mayor parte de los soldados a sus órdenes y hace alarde de sus indudables dotes de mando y estrategia.[..] fray Félix Minaya, a diferencia de nuestros intrépidos obispones, era un evangelizador y un patriota. Por eso murió en Filipinas, entre los españoles de aquellas islas: «Los vecinos de Baler –escribe hacia el final de su crónica– siempre existirán en mi corazón. Mientras la sangre corra por mis venas, mientras el aire alimente mis pulmones, mientras me quede un momento de vida, su nombre ocupará un lugar preferente en mi corazón. Sí, pueblo querido, te amé, te amo y te amaré»./ Y, como obras son amores, fray Félix Minaya se quedó en Filipinas hasta que su corazón entregó su último latido.  Juan Manuel de Prada. El Mundo,12-10-2017 [El Cultural].

En el siguiente enlace hay, en palabras destacadas, una interesante anécdota en la que aparece usado este refrán:

https://www.leercamino.org/camino_punto_a_punto-capitulo_44_el_apostol-punto_933.php

FRASES RELACIONADAS:

EL INFIERNO ESTÁ LLENO DE BUENAS INTENCIONES

EL MOVIMIENTO SE DEMUESTRA ANDANDO

UNA COSA ES PREDICAR Y OTRA DAR TRIGO

Deja un comentario

Scroll Up