NI HARTO DE VINO

Significado de la expresión NI HARTO DE VINO:  Bajo ningún concepto y en ninguna circunstancia (ni siquiera, por ejemplo, tras haberse hartado [la persona de que se trate] de beber vino y completamente borracha, momento en el que por tener perturbada la mente podría fácilmente equivocarse e incurrir en ello [en la cosa de que se trate]).

  • He aquí un texto en el que aparece usada la frase <<harto de vino>>:  [Dicho en periódico de la ciudad de Valencia y con referencia al presidente de la región autónoma española de Valencia, Juan Lerma:]  De modo que [según el señor Pere Mayor (un político)] Lerma tiene que explicarse. Lerma está en la obligación de justificar ante sus atónitos (en su inmensa mayoría) paisanos, porqué su partido ha votado finalmente por concederle a España el rango de nación./ –Lo siento pero así lo he hecho –dirá don Juan contrito y con la cabeza gacha.[..] Según las encuestas, una “abrumadorísima” mayoría de valencianos opinan que España es una nación. Que su president* les informe, cabizbajo, de que su partido ha votado lo mismo que habríamos votado [los valencianos] en masa, es de manicomio./ Pero disculpe el lector mi insistencia. La hilaridad es en mí un fenómeno tan fuera de lugar [= tan poco frecuente (por casar muy poco con mi forma de ser)], tan intruso, que acaso me encalabrina la mente y me altera el juicio. Tal vez deba lanzarme a la calle y detener a un transeúnte tras otro para inquirir: “¿Cree usted que España es una nación?”. ¿Y a mí que la experiencia me dice que me tomarían por loco, por necio o por harto de vinoManuel Lloris. Las Provincias,23-4-1995.     [* “Presidente”, en lengua regional valenciana o valenciano (presidente de la región autónoma de Valencia)].

Ejemplos de uso:

  1. [Resumen del texto precedente: La robotización de la actividad del hombre de hoy puede alcanzar extremos grotescos. Es el caso de mi llamada telefónica de ayer, para decir información, a una compañía de autobuses. Me contestó una voz enlatada que, tras informarme de que estaba ante un sistema automático, me rogó que esperara]. Presa de fúnebres presentimientos, espero paciente, con el auricular pegado a la oreja. <<Diga de qué se trata su consulta>>. Viajar, apunto. En autobús. <<Espere un momento, por favor>>. Espero como treinta segundos. Al fin suena de nuevo la voz electrónica de la torda: <<¿A dónde desea viajar?>>. Mañana a Galicia, respondo tímido y un poquito acojonado, la verdad. <<Espere un momento, por favor>>. Pasan diez segundos, o así. <<No le hemos entendido la pregunta>>, dice la fulana. <<¿Puede repetirla?>>.[..] Al cabo de unos veinte segundo, aproximadamente, regresa Robotina: <<El horario es de seis a una>>, dice. Me quedo pensando, desconcertado. ¿De la noche o de la mañana?, inquiero. <<Espere un momento, por favor>>. Espero otro rato, y al poco regresa mi prima y me suelta, imperturbable: <<Los horarios a Tarragona son: las ocho normal, las doce en supra, las cuatro en normal, las seis en supra>>. O algo por el estilo. Empiezo a mosquearme.[..] ¿Qué puñetas es supra?, pregunto. <<Espere un momento, por favor>>. Y treinta segundos después: <<No le hemos entendido la pregunta. ¿Puede repetirla?>>.[..] Al rato: <<¿Tiene alguna pregunta más?>>. Ni harto de vino, digo.  Arturo Pérez-Reverte. El Semanal,16-5-2004. 
  2. [En entrevista de Jesús Amilibia a Carlos Herrera (periodista radiofónico nacido en la región autónoma de Andalucía):]  -[Jesús Amilibia] ¿Saldría diputado si se presentara a las elecciones [autonómicas] andaluzas? -[Carlos Herrera] Supongo que no. Ni harto de vino me lo he planteado.  La Razón,30-9-2003.
  3. [Dirigiéndose el hablante a un contertulio en una tertulia radiofónica de análisis político:]  Mire, eso no se lo cree [el periódico] El País ni harto de vino de Jumilla.  César Vidal. Radio COPE,16-9-2004 [La linterna].
  4. Yo no me la creo [esa encuesta (sobre resultados electorales provisionales)] ni harto de vino.  Luis Herrero. Radio COPE,9-3-2008 [20:43 (elecciones)].
  5. Hoy ha entrevistado Luis Herrero al señor [Jesús] Caldera [el portavoz del Partido Socialista (PSOE)] y, la verdad,..a este señor no le voto ni harto de vino. De acuerdo con la intervención de esta mañana, es para salir corriendo. El señor [José Luis Rodríguez] Zapatero [el líder del PSOE], si cree que dentro de un año puede ser presidente del gobierno [español], tendrá que enviar ahora mismo un mensaje de cordura.  Jesús Cacho. Radio COPE,25-3-2003 [La linterna].
  6. A menudo me pregunto si de verdad somos así de gilipollas [los españoles]. La última vez fue ayer, viendo la tele. Un escáner, decía el telediario. En Rotterdam o por ahí. Un artilugio para detectar droga y contrabando en los contenedores, oigan. El último grito. Y lo vamos a poner aquí, claro.[..] Para subrayarlo, el telediario contaba con pelos y señales el funcionamiento del escáner de marras, o sea, atentos a la jugada, tatachín, tatachán, cuando los malos hacen esto, la máquina lo detecta así y lo detecta asá, y suena una campanita.[..] Tan bueno es el sistema que vamos, nos repiten, a instalarlo en España; aunque, como el artilugio es caro de narices, sólo estará en uno o dos puertos. Como mucho. Concretamente en los puertos Zutano y Mengano, se informa. Y en los otros, no. Fecha incluida. Con lo cual..a estas alturas del informativo toda la peña traficante y contrabandista de la galaxia sabe perfectamente que, en el futuro, por esos puertos no debe meter droga ni harta de vino. Ojo. Mejor por otros.  Arturo Pérez-Reverte. El Semanal,11-1-2004.
  7. [Noticia falsa publicada en no se sabe qué periódico:]   Tomás Moro prefirió que le cortaran la cabeza, prefirió agacharla en sentido material del término antes que agacharla en sentido figurado. Y Alejandro Magno prefirió cortar el nudo gordiano antes que intentar deshacerlo con las manos. Razón por la que ambos han dicho, en sendas ruedas de prensa, que ni hartos de vino querrían viajar en el tiempo a esta época en la que no sólo las cuchillas de afeitar sino las hachas y las espadas te las requisan inmediatamente en el detector de metales. Por su parte, Platón  se ha manifestado en el mismo sentido, al decir, en una rueda de prensa ante paparazzis que no hacían otra cosa que tocarle las narices con impertinencias e imbecilidades, que tampoco quiere venirse para acá para nuestro siglo ni harto de vino, porque no quiere que nada más llegar, y para que se vaya acostumbrando, lo metan, para así poderlo expulsar inmediatamente de una patada en el culo, en el reality-show Gran Hermano. Y para que, por si eso no fuera suficiente, encima le cambien sin su consentimiento el nombre al de Platona en virtud de la Ley de Género y Génera y, como guinda del pastel, tenga que ponerse a desfilar en el Día del Orgullo Gay haciendo contorsiones obscenas y cometiendo sacrilegios  porque si no se hace, eso, no hacerlo, es delito de odio contra el colectivo LGTB o como se diga eso y mil tocamientos de huevos más, como sabe muy bien que harán, tocarle los huevos sin parar, pues para eso es sabio y no se chupa el dedo y sabe que para acá, para este tiempo histórico, hay que estar loco para venirse, vamos, porque eso, semejante disparate, no se le ocurre a nadie normal ni harto de vino, porque a nadie normal le puede parecer plato de gusto el que no pare de tocarle a uno las narices gente dedicada a amargarle a uno la existencia.

Deja un comentario

Scroll Up