ENTREGAR LA CUCHARA

Significado de la frase ENTREGAR LA CUCHARAAcabar por rendirse tras arduos intentos de evitarlo; darse por derrotado y acabado [alguien o algo] en una situación de dificultades y/o agotamiento o inviabilidad, y desaparecer del ámbito en que tenía actividad o pasar en dicho ámbito a una situación secundaria o inferior (cuando ese ámbito es la vida, entregar la cuchara significa morir).

Ejemplo de usoEntrego la cuchara ante los que saben de verdad de dos asuntos sobre los que no tengo la menor idea: de fútbol del bueno y de política nacional. Yo sé del [equipo sevillano] Betis, pero eso no es saber de fútbol ni nada. Y sé algo del alcalde de mi pueblo, que es la mejor forma de desconocerlo todo sobre política.  Antonio Burgos. ABC,18-4-2010.

Otros ejemplos de uso de la frase:

  1. Los meteorólogos anuncian lluvia también para hoy en el Tour [de Francia], este Tour que ha pasado por ser, hasta ayer, el más caluroso de los últimos años, a causa de lo cual [el líder de la carrera Lance] Armstrong estuvo en un tris de entregar la cuchara. Pero aunque al americano le va más la humedad, y no sólo la relativa al aire, y le fastidia el sol asfixiante porque le sofoca y le deshidrata, hoy el trayecto entre Ville d’Avray y Campos Elíseos (París) no va a ser un camino de rosas. La Ciudad de la Luz conserva muchas calles adoquinadas, peligrosas si llueve.  José Giner. La Razón,27-7-2003.
  2. [En la primera etapa de montaña del Tour de Francia de 1996, Miguel Induráin (ganador de la carrera francesa en los últimos cinco años) sufre un grave desfallecimiento, del tipo conocido como “pájara” a tres kilómetros de la meta. Cuatro de los principales candidatos al triunfo final logran una gran ventaja sobre él en esos kilómetros: llegan a la meta sobre tres minutos y medio antes que él. Palabras sobre estos apurados momentos del ciclista:]  Induráin se encontró..sin compañeros a los que agarrarse. Jiménez, valeroso en el [alto de] Cormet de Roselend, hacía tiempo que había entregado la cucharaJosé Carlos Carabias. ABC,7-7-1996.
  3. [El ciclista Pedro Delgado] Ha azuzado su espíritu para volar hacia las cumbres. Y que sea lo que dios quiera porque jamás, como dicen los ciclistas*, <<entregará la cuchara>>.  Javier Lorenzo. El Mundo [Magazine].     [* El ex ciclista Pedro Delgado, en su papel de comentarista deportivo para televisión, la usa el 11-7-1996 en TVE-2 en la transmisión de la etapa del Tour de Francia correspondiente a ese día].
  4. [Con referencia a la selección chilena de fútbol, que en su partido contra la selección española jugado el día anterior la acosó* con incansable bravura:]  Chile es un equipo de autor, con el guión de [su entrenador] Marcelo Bielsa, un sabio, un ajedrecista del fútbol. Un técnico tan apasionado como sus jugadores, que parecen vietnamitas, ocupan los espacios como titanes,..como mosqueteros, siempre de forma gremial.[..] Chile lograba que a cada instante fuera subastada la pelota. El partido requería el martillo, el [de los jugadores españoles] Piqué, Puyol, Alonso y Busquets, sostenes desde el arranque de España, incapaz de dar una puntada [= de hacer una jugada buena] hasta que [el portero chileno] Bravo entregó la cuchara [propiciando, con un error que tuvo, que España marcara el primer gol del partido].  José Sámano. El País,26-6-2010.     [* El marcaje al hombre fue férreo: los jugadores chilenos absolutamente siempre corrieron tras el balón, cuando se dirigía hacia un jugador español, para impedir que pudiera recibirlo o controlarlo]. 
  5. [Titulares y comienzo de crónica sobre el reñidísimo y extenuante partido de tenis jugado el día anterior por el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic:]  Nadal se mete en la final de forma épica / El balear [= nacido en las islas Baleares] vence a Djokovic tras superar tres bolas de partido [Titulares] / Rafa Nadal estará hoy en la final del [torneo] Masters de Madrid..tras superar en un duelo épico y maratoniano..al serbio Novak Djokovic, que luchó como un poseso para acabar entregando la cuchara en el tie break del tercer set, en el que desperdició tres bolas de partido. La fortaleza mental del balear se impuso una vez más al cuarto del mundo, que pierde por cuarta vez ante Nadal en lo que va de año.  Carlos Novo. La Vanguardia,17-5-2009.

Deja un comentario

Scroll Up