EMPINAR EL CODO

Significado de la frase EMPINAR EL CODOBeber alcohol; tomar bebida alcohólica.

  • Tiene una connotación de exceso: el uso de la frase sugiere que no se trata de poca cantidad de alcohol, sino de una cantidad apreciable, probablemente grande.

Ejemplos de uso:

  1. Por último critican a [el presidente ruso Boris] Yeltsin porque durante una reciente escala en Dublín no bajó del avión para saludar al primer ministro irlandés. ¿Y qué? En su nombre lo hizo un alto funcionario, quien excusó al presidente ruso por estar ligeramente indispuesto./ Dicen que la indisposición de Yeltsin no era otra que la siesta que estaba disfrutando después de empinar el codo con varios miembros de su séquito. ¿Y qué? ¿No era más lógica una siesta de vodka que el encuentro con el biberón lácteo de Albert Reynolds?  Ignacio Carrión. Las Provincias,16-10-1994.
  2. [La actual reina de Inglaterra, Isabel II,] Compartió aquellos años y los de la adolescencia..con su hermana Margarita, cuatro años más joven que ella, de buen ver y de rebosante vitalidad, luego amargada por amores frustrados, lo que la ha llevado a una existencia disipada y a protagonizar sonados escándalos por su afición a empinar el codo.  Suplemento Semanal,2-2-1992.
  3. Recibo una carta de una compañía de seguros.. <<Estimado señor, futuro cliente o difunto. Le hacemos una oferta que no puede rechazar>>, viene a decir. <<..Le llamamos la atención sobre la campaña de la Dirección General de Tráfico mostrando las consecuencias trágicas de acelerar más de la cuenta, de empinar el codo o querer impresionar a la novia. Acojona, ¿eh? Pues nada, ahora es el momento de hacerse un seguro de vida.[..]>>.  Jorge Berlanga. ABC,23-7-1997.
  4. un policía dotado para empinar el codoAntonio Albert. El País,1-4-1993.
  5. [Argumento del filme de 1953 <<The star>>, protagonizado por Bette Davis:]  El drama se recrea en la crisis de una actriz de Hollywood: sus ataques de mal humor, su debilidad por empinar el codo y por los numeritos desagradables.  Manuel Albert. El País,6-8-1995.
  6. pasadas las doce o la una [de la noche], sólo llegaban al hotel algunos turistas parranderos que gustaban de empinar el codo en los snacks y en las salas de fiestas de la población.  Julio Manegat. Spanish show (novela de 1965).
  7. [Situación: El Senderines (apodo de un niño) pide al (apodado) Pernales que le ayude y este parece no estar dispuesto a hacerlo]. A la derecha, había media docena de latas abolladas y una botella. El Senderines..cuando vio al Pernales empinar el codo intuyó que las cosas terminarían por arreglarse: –¿Vendrás? –preguntó el niño, al cabo de una pausa, con voz quebrada.  Miguel Delibes. La mortaja (libro de 1970).
  8. [Situación: Década de 1860. En la diligencia en que viajaba, mis compañeros de viaje sacaron sus meriendas. El vino empezó a circular de mano en mano]. Las mujeres, aunque se excusaban tenazmente, tuvieron que humedecerse la boca con el vino;..yo, aunque con nada había contribuido al festín, también tuve que empinar el codo más de lo que acostumbro.  Gustavo Adolfo Bécquer. Cartas desde mi celda (libro de 1871).
  9. El otro día fui a comprar un periódico nacional y me entregaron una botella de espumoso catalán.[..] Fue un éxito desde el punto de vista de la promoción. Había lectores tan amantes de la prensa que se llevaban la botella y se olvidaban la letra impresa. Otros se llevaban ambas cosas y mientras empinaban el codo con una mano pasaban las declaraciones racistas de [el político nacionalista vasco Javier] Arzallus con la otra. Y se limpiaban luego el morro con el antebrazo.  Ignacio Carrión. Las Provincias, 23-10-1994.
  10. [El cineasta] Billy Wilder dirigió en 1951 una obra maestra: El gran carnaval.[..] Contaba Wilder..la sórdida peripecia de un periodista sin escrúpulos..que vivía en Alburquerque, empinaba el codo, estaba en el paro y quería ganar fama   Fernando Sánchez Dragó. El Mundo,18-10-2010.
  11. Claro que a lo mejor tiene razón y la conductora del vehículo siniestrado había empinado un poco el codo   Julio Manegat. Spanish show (novela de 1965).

FRASE RELACIONADA:

BEBER COMO UN COSACO

Deja un comentario

Scroll Up