VENDEDOR DE CRECEPELOS

Significado de la frase VENDEDOR DE CRECEPELOS:  Persona que engaña ofreciendo algo falso, malo o ineficaz que intenta hacer pasar por genuino, bueno o eficaz.

Ejemplo de uso[Profesional del sector inmobiliario, en programa televisivo sobre el problema de la vivienda en España:]  Todo el [político] que promete unas medidas-milagro [para solucionar este problema] es un vendedor de crecepelos.  Telemadrid,18-10-2007 [22:30].

Otros ejemplos:

  1. [El presidente del gobierno español José Rodríguez] Zapatero es un vendedor de crecepelos en un momento en el que la oportunidad la pintan calva.  Tomás Cuesta. ABC,22-5-2010.
  2. También es mala leche la de [el escritor] Seymour Hersch relatándonos ahora en El lado oscuro de Camelot lo que ha tiempo ya conocíamos: que los Kennedy conformaron un par de generaciones de rufianes.[..] El vendedor de crecepelos que tanto idolatramos nos endosó la guerra de Vietnam, el asesinato de Ngo Din Diem, Bahía Cochinos, la manía de matar a [Fidel] Castro y una Alianza para el Progreso que enviaba a Iberoamérica profesionales de la tortura. Careció por completo de moral política al contrario del denostado Carter, y a Roosevelt sólo le acercaba el dolor de espalda.  Martin Prieto. El Mundo,12-11-1997.
  3. Si hace algunos días ponía en duda la utilidad de Jorge Valdano [el director deportivo del Real Madrid] más allá de su retórica de vendedor de crecepelos en Kansas City y de sus mentiras de portavoz del gobierno, hoy debo retractarme y reconocerle una decisión que le justifica: el fichaje de Gabriel Milito, a quien Florentino [el presidente del club] no quería –qué olfato para descubrir talentos ocultos– porque <<no vende camisetas>>. No. Tan sólo juega [fieramente] al fútbol.[..] Que todavía no venda camisetas es sólo una anécdota..y..Valdano, imponiéndose por fin, ha impedido que sea razón para malograr el fichaje de una futura leyenda madridista.  David Gistau. La Razón,11-7-2003.
  4. Que su marido se mate por ahí currando, mientras [el famoso futurólogo] Rappel (¡ese sí es listo!*) sale en los programas [de televisión] prime time (que se llaman así los que van a horas de mucha audiencia) y se ríe de todos nosotros, y nos da una lección de astucia   Manuel Ángel Conejero. Las Provincias,22-4-1996.     [* Parece evidente que lo que se quiere decir es que se trata de un vulgar vendedor de crecepelos].

FRASE RELACIONDA:

ENGAÑAR COMO A UN CHINO

Deja un comentario

Scroll Up