ENCANTADOR DE SERPIENTES

La frase ENCANTADOR DE SERPIENTES tiene dos significados:

  1. Hombre que, como espectáculo, practica la aparente hipnotización de serpientes venenosas tocando un instrumento musical.
  2. Persona que tiene una habilidad especial para camelar, gracias a su encanto y su comportamiento zalamero, a otras, con el fin de que obren según él quiere y obtener de ello un provecho.

ENCANTADOR DE SERPIENTES   1

Hombre que, como espectáculo, practica la aparente hipnotización de serpientes venenosas tocando un instrumento musical.

  • Esta práctica existe en algunas zonas del sur de Asia (sobre todo en la India) y del norte de África (sobre todo en Marruecos).

Ejemplo de uso:

  1. Los antiguos viajeros griegos dejaron boquiabiertos a sus contemporáneos con sus relatos sobre lo que encontraron en sus expediciones más allá del [río] Indo [que discurre por Pakistán y la India]: hombres de varias cabezas, gusanos enormes, unicornios, hormigas gigantescas…/ En la India de finales del siglo XX ya no es posible ver semejantes prodigios pero los occidentales siguen quedándose mudos de admiración y sorpresa al contemplar el despliegue de colores de sus ciudades y el desfile de personajes inimaginables que se asoman en sus bulliciosas calles: encantadores de serpientes, hermosas mujeres enjoyadas de los pies a la cabeza, elefantes engalanados,..monjes..completamente desnudos.., monos amaestrados, camellos, mendigos con terribles mutilaciones, conductores de ricksaws casi suicidas…  Dolores Escudero. El Mundo,3-6-1995 [Magazine-Suplemento Viajes].

ENCANTADOR DE SERPIENTES   2

Persona que tiene una habilidad especial para camelar, gracias a su encanto y su comportamiento zalamero, a otras, con el fin de que obren según él quiere y obtener de ello un provecho.

Ejemplo de uso:

  1. Encantador de serpientes, le apostrofó un periodista radiofónico y otro anónimo le tildó de bocazas.  Levante,27-2-1994.
  2. [El productor español de cine Elías] Querejeta aprendió rápido.. Se forjó en los vericuetos de esos festivales que más tarde le premiaban, se hizo un experto en el manejo de los más diversos hilos y así nació su fama de personaje alambicado y renacentista, su aureola de seductor. Ese mismo aire de encantador de serpientes que rendía a sus pies a los directores de sucursal de banco cuando aquel muchacho de botas negras entraba pisando fuerte sobre la moqueta y decía con voz suave que quería un saco de millones para producir una película.  Koro Castellano. El País Semanal,4-6-1995.
  3. [Diálogo radiofónico en información deportiva matutina:]  -[Federico Jiménez Losantos] José Antonio Abellán: buenos días. -[José A.Abellán] ¡Hola, Federico, muy buenos días! -[Federico J.Losantos] Bueno, creo que [Jorge] Valdano [ex futbolista y actual director deportivo del Real Madrid], encantó [anoche] a la audiencia [en tu programa deportivo (<<El tirachinas>>, en radio COPE)], ¿eh? -[José A.Abellán] Es que  tiene un don y un pico tremendo, maravilloso; es un tío encantador, es un conquistador. -[Federico J.Losantos] Encantador de serpientes. -[José A.Abellán] Sí, sí. Efectivamente.[..] Y el verbo que tiene… Te lleva al huerto. Se te sienta enfrente, te mira con esos ojitos…  Radio COPE,26-10-2004.
  4. [El ex presidente del gobierno español] Felipe González..siempre fue un encantador de serpientes que, además, utilizaba la misma flauta para sacar a los bichos del cesto que para tocar a rancho y conseguir así el seguimiento de una legión de simpatizantes agradecidos y/o temerosos.  Manuel Martín Ferrand. ABC,1-3-2008.
  5. [Comienzo de <<Carta al director>> sobre la secesionista región autónoma española de Cataluña, de cuyo resuelto avance hacia la independencia según cierta opinión no sólo no se combate, sino que se permite, y no sólo se permite, sino que se fomenta y apoya desde el gobierno central español, el mismo que -según dicha opinión- tiene la obligación no sólo moral sino legal de velar por la unidad de España (de la cual hay quienes opinan, por la indefensión absoluta en que según ellos se halla la agredida unidad nacional heredada de heroicos ancestros de ofendida memoria, que entre todos la mataron y ella sola se murió:]  El pasado miércoles se aprobó en el Congreso de los Diputados la admisión a trámite del Estatuto catalán [de autonomía ampliada]. Pobre espectáculo y preocupante futuro para España./ Cada grupo se dedicó a defender sus intereses: el presidente del Gobierno [José Luis Rodríguez Zapatero], a hacer de <<encantador de serpientes>>*, y el señor [Mariano] Rajoy [el líder de la oposición], a informar y explicar lo que dice el Derecho Constitucional al respecto.  Ramón García de la Infanta. ABC,4-11-2005.     [* Según parece, se prodigó en guiños a los proponentes de la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña, una reforma para ampliarla (que no, ni hartos de vino que diría el castizo, para reducirla), de quienes al parecer fue valedor hasta el extremo de tener que aclarar que acudía al debate <<pensando en España>> (en el bien de España, debe teóricamente entenderse, porque también sería pensar en España acudir pensando, por ejemplo, el popular dicho catalán de <<puta España>>)].
  6. En ese caso el problema no sería [el separatista vasco (de la autónoma región española de Vasconia) Arnaldo] Otegi, el encantador de serpientes, sino quien le haga caso.  Ángeles Escrivá. El Mundo,15-3-2010.
Curiosa mancha negra con forma de serpiente en una carretera en las afueras de La Roda de Albacete en una imagen usada para ilustrar la expresión encantador de serpientes.
Una buena serpiente aquí en medio de la carretera que va de La Roda de Albacete a Santa Marta. Antes de que se esconda entre las matas de la cuneta o entre las que hay arriba de la misma, que corra quien quiera con su flauta preferida a ver si puede con ella. A ver cómo funcionan sus artes de encantamiento con ella. Un hueso duro de roer parece que será. Quien le hizo la foto (el propietario de la cabeza cuya sombra asoma en la esquina inferior derecha) ni se atrevió a acercarse a ella, y no precisamente por falta de ganas de jugar con ella a encantador de serpientes, sino porque más vale cobarde vivo que valiente muerto.

Deja un comentario

Scroll Up