TONTO DE REMATE

Significado de la expresión TONTO DE REMATE:  Rematadamente tonto; extraordinariamente tonto; tonto en grado sumo; tonto que difícilmente puede serlo más.

Ejemplo de uso:  Me ha sucedido algo que me sucede muy pocas veces, casi ninguna. He perdido una apuesta.[..] No revelaré ni bajo tortura el nombre de la persona que me ha ganado la apuesta, para que los lectores no me tenga por tonto de remate.  Jaime Campmany. ABC,17-6-1997.

Otros ejemplos:

  1. Me sumergí en la sutil y banal historia de Catherine Sloper, a la que todos los demás personajes [de la novela] –y, a veces, también el astuto narrador– consideran “tonta de remate”, con la sensación de estar participando en una maravillosa aventura intelectual   Manuel Rodríguez Rivero. El País,18-9-2010 [Babelia].
  2. Margallo..asegura que sólo vio dos veces..a esa Corinna [amiga del rey]; que no le encargó gestiones entre el Gobierno [español] y Emiratos Árabes. Qué idiotez, como si los árabes fueran tontos de remate.  Antonio Gala. El Mundo,25-3-2013.
  3. Esta insistencia del nacionalismo pujolista [= del nacionalismo del separatista líder político catalán Jordi Pujol] en proclamar su valiosa aportación a la buena marcha de la entidad política a la que quiere borrar del mapa [España] es una de las muestras más fehacientes de que sus representantes están completamente convencidos de que ellos son muy listos y el resto de los españoles tontos de remate.  Aleix Vidal-Quadras. La Razón,23-10-2002.
  4. Mi abuela materna empleaba todavía una berlina con su cochero, para pasear y hacer visitas y, cuando llegaba el carnaval, llevaba a sus cinco nietos a pasear por la calle principal [del pueblo (Valdeñeñas)], llena de máscaras pueblerinas.[..] Yo me sentía como dentro de una burbuja defensiva, en un <<tanque-mirador>>, desde el que veía desfilar ese Apocalipsis de pueblo, a salvo de su agresividad y marcando una distancia estética. Desde pequeño, esa distancia con la masa se me impuso por mis circunstancias. Yo era un señorito, pero tampoco tonto de remate. También era un señorito Leopardi y todo un señorón el inmenso Goethe.  Francisco Nieva. La Razón,10-2-2008.

EXPRESIÓN RELACIONADA:

NO ES MÁS TONTO PORQUE NO ENTRENA

Deja un comentario

Scroll Up