RASGARSE LAS VESTIDURAS

Significado y ejemplos de la expresión RASGARSE LAS VESTIDURAS

RASGARSE LAS VESTIDURAS significa mostrar gran escándalo y/o indignación u ofensa, especialmente de forma afectada, impostada,hipócrita, desproporcionada o en general criticable por la razón que fuere (criticable, por ejemplo, por considerarse que no hay motivo suficiente para ello, para escandalizarse de esa forma, o porque se incurre con ello en alguna contradicción, etcétera).

Ejemplos de uso

  1. La Justicia [en la España del siglo XVI] era desigual y hoy nos haría rasgarnos las vestiduras.  Alfonso Basallo. El Mundo,1-3-1998 [La Revista].
  2. Durante años, muchos de esos que hoy se rasgan las vestiduras [por el clima de corrupción existente en el mundo de la política  las finanzas]..compraron «dosieres», obtuvieron «información reservada», pagaron cantidades millonarias por tener datos sobre la vida privada de las personas.  Rosa Villacastín. El Semanal,8-5-1994.
  3. En nuestro país..muchos se rasgan las vestiduras afirmando que no son antisemitas, pero se alían o apoyan al hampa que quiere acabar con Israel por la vía del terror y el fanatismo.   Salvador Giner. El País,24-7-2010 [Babelia].
  4. Los ingleses..ya no se espantan y reciben los escándalos [de la familia real] como un ingrediente más del desayuno. Todavía está la confesión de adulterio del príncipe de Gales, antes las cámaras de televisión, el pasado mes de junio, sin que nadie se rasgara las vestiduras.  El Semanal,22-1-1995.
  5. Morera es ese señor que se rasga las vestiduras por una pintada [..] en el auditorium construido sobre las ruinas del teatro romano de Sagunto… pero no se inmuta con las pintadas en las torres de Quart, Serranos, palacio Marqués de Dos Aguas..y mil sitios más.  Las Provincias,31-12-1992.
  6. [El escritor Miguel Delibes] No entiende que se esté degradando la naturaleza a pasos agigantados y nadie se rasgue las vestiduras. <<Se mueren las especies, los cangrejos, las abejas, los olmos, los ríos, los mares y no pasa nada. Nosotros estamos en esa cadena y no nos preocupamos.>>  Rosa María Mateo. Panorama,9-4-1990.
  7. ..la epidemia de lo políticamente correcto ha caído sobre la creación contemporánea como una coartada ideológica de censura. Raro es el día en que un colectivo, una nación, un grupo social o una sedicente minoría oprimida no asalta con sus apóstrofes coercitivos la libertad creativa de cineastas o escritores. Si haces una película sobre el circo, se enfadan los payasos; si sobre la Biblia, se rasgan las vestiduras los judíos; si sobre las Cruzadas, estalla la ira de los mahometanos; si sobre Don Juan, se levanta el ímpetu feminista. Los nuevos censores enarbolan para su criba un selectivo tamiz de anatemas por cuyo cedazo no pasaría hoy ni [el cuento infantil] <<Blancanieves y los siete enanitos>>.  Ignacio Camacho. ABC,24-3-2007.
  8. ..los que aspiran al control de la tarta [= al acceso al gobierno], [el líder del partido opositor Mariano] Rajoy y su incendiaria infantería, parecen a punto de orgasmo cada vez que aumenta el número de parados. Qué tranquilidad debe proporcionar a los políticos saber que su oficio es a perpetuidad, que van a seguir cobrando puntualmente la nómina mientras se rasgan las vestiduras y el corazón ante el lacerante infortunio de los que se quedan al pairo, que siempre son los otros.  Carlos Boyero. El País,10-1-2010.
  9. Evidentemente, causa cierta sorpresa ver a un exultante [presentador de televisión] Joaquín Prat cuando se sabe que lleva muerto unas semanas. Pero no creo que haya que rasgarse las vestiduras por ello ni acusar a los directivos de TVE de necrofilia. Nunca conocí a Joaquín Prat, pero por lo que me han contado de él gente que sí le trató..todo parece indicar que a don Joaquín le habría encantado saber que, a pesar de haber fallecido, sigue saliendo por televisión a darles la bola a los concursantes de turno. A esto se le llama..reinar después de morir.  Ramón de España. El País,15-6-1995.
  10. [Resumen del texto precedente: Los españoles tienen en cuenta excesivamente la opinión de los demás, el «qué dirán«./ He aquí un ejemplo de ello:]  El tenor José Carreras, nos días antes de lanzar su disco «El otro perfil», de música popular, declaraba, temeroso, a la prensa: «Espero que nadie se rasgue las vestiduras al oír este trabajo, porque todos los grandes cantantes del mundo han interpretado música popular..»  El País,6-11-1984.
  11. [Resumen del texto precedente: No soy partidaria del tuteo improcedente]. Créanme, no soy de los fanáticos que se horrorizan ante cualquier cambio lingüístico. No me rasgo las vestiduras ante los neologismos y ni siquiera ante los barbarismos. Encuentro natural que el idioma cambie.., puesto que es algo vivo; pero creo que algunas pérdidas, como la del usted, implican algo más que un simple cambio lingüístico.[..] Se trata más bien de un empobrecimiento innecesario.  Carmen Posadas. Magazine,8-10-2000.
  12. [En entrevista de Julia Otero al bioquímico Santiago Grisolía:]  -[JO] La clonación, ¿hay que desdramatizar o rasgarse las vestiduras? -[SG] Siempre se han producido shocks cuando se han demostrado cosas que parecían imposibles. Y nunca ha pasado nada. La ciencia no es buena ni mala, y, desde luego, no se le debe poner cortapisas.  El País Semanal,27-2-2000.
  13. Si eso es así [= si hay efectivamente un sector de población europea firmemente resuelta a mantener una postura xenófoba], si la estrechez cerebral de los jóvenes neonazis que como ovejas modorras con dientes de lobo rebuznan consignas que ni siquiera entienden bienobedece a una exacerbada insolidaridad, mucho más pérfida y mejor urdida que las peligrosas proclamas de estos brutales cachorros, entonces resulta cínico que los demás países europeos nos rasguemos las vestiduras [ante el 28% de votos conseguidos por los actuales neonazis austriacos] y culpemos sólo a Austria de un sentimiento que estamos construyendo entre todos.. Los europeos nos estamos convirtiendo en acérrimos nacionalistas de esta macronación llamada Europa.  Jorge Márquez. ABC,29-3-2000.
  14. [En entrevista de Isabel San Sebastián a Eduardo Zaplana (presidente de la región española de Valencia):]  -[Isabel San Sebastián]..¿Es cierto que se le marcha el director general [de la televisión autonómica valenciana] en desacuerdo por [con?!] su política de censura? -[Eduardo Zaplana] En absoluto. Se va porque quiere ser eurodiputado.. -[Isabel San Sebastián] ¿Y qué hay de la censura…? -[Eduardo Zaplana] Censura, ninguna. Por poner un ejemplo muy sencillo, en el que yo no entro a juzgar el fondo, sino la falta de coherencia, se me acusa ahora de sexismo porque se exige que en determinados programas las chicas lleven minifalda. ¿Dónde estaban hace un año, dos o tres, los que ahora se rasgan las vestiduras, cuando esas mismas minifaldas aparecían en pantalla o cuando se proyectaban películas pornográficas?  ABC,5-5-1996.
  15. Me sorprende que a mucha gente le sorprenda el hecho de que una persona que se declara vidente haya resultado ser una delincuente, como ha ocurrido con Cristina Blanco. Es absolutamente increíble que quienes más se rasgan ahora las vestiduras sean todos esos presentadores y periodistas que, durante mucho tiempo, la han pagado para tenerla en su programa [de televisión] dando profecías absurdas. [La presentadora] Inés Ballester, que ha hecho de la candidez su seña de identidad, era ayer una de éstas que se escandalizan ahora por los robos en hoteles de la presunta delincuente.  Marcos Morales. La Razón,24-2-2007.
  16. Buena parte de la grandeza de la fiesta de los toros [= la tauromaquia] se la debemos a sus detractores. De ahí que no convenga rasgarse las vestiduras ante la actitud de quienes, en Cataluña, pretenden erradicar un espectáculo que, bárbaro o ecológico, brutal o estético, forma parte de nuestras costumbres.  Manuel Martín Ferrand. ABC,20-12-2009.
  17. Una curiosa exhibición de este fenómeno se ha vivido recientemente en nuestro país, cuando la ministra de Medio Ambiente tuvo la osadía de sugerir la posibilidad de transformar radicalmente una de las tradiciones más arraigadas en la cultura de esos peculiares animales humanos que somos los españoles: ya saben, ese extraño ritual [la tauromaquia] en el que un sapiens ibérico, ataviado con una pintoresca vestimenta, mantiene un sangriento duelo con un toro ante los olés de un público extasiado. De inmediato, y desde todos los rincones del espectro ideológico, se produjo una avalancha de reacciones hostiles ante lo que muchos consideraron una afrenta al espíritu de la patria. Al igual que ocurrió hace unos años, cuando otro dirigente político anunció que una normativa europea obligaba a derribar el intocable icono de las carreteras españolas [se refiere al mítico toro de Osborne], muchos se han rasgado las vestiduras de nuevo con la mera posibilidad de que [por órdenes venidas del extranjero] pueda desaparecer el símbolo incuestionable de <<nuestra cultura>>..  Pablo Jáuregui. El Mundo,10-2-2007 [Natura].
  18. Uno de los problemas de España, poco diagnosticado, es el tremendismo. Nada nos pone* más que rasgarnos las vestiduras con aspavientos melodramáticos. Los charcos son océanos; las brisas, tsunamis. Durante meses, cierta prensa ha tocado con ahínco las trompetas del Apocalipsis: el rescate [financiero de España] era inminente, insoslayable.. Ahora el espectro se difumina.  Luis Ventoso. ABC,12-1-2013.  [* Es decir, nada nos gusta o encanta más que la acción de rasgarse las vestiduras. Aquí el articulista incurre en el error típico y tópico del gremio de juzgar a los españoles en general desde estereotipos que poco o nada tienen que ver con la realidad y que en cambio sí suelen tener mucho que ver con la tendencia negrolegendaria a dar de los españoles una imagen deformada y grotesca, bien en línea con la mejor tradición de la leyenda negra antiespañola (información sobre esto en la entrada dedicada a la frase de pandereta). <<Cierta prensa>> dice. ¿Y cierta prensa es España? No, evidentemente. Luego lo que debería haber dicho es <<Nada le pone más a cierta prensa que rasgarse las vestiduras>> o, como mucho, <<Nada nos pone más a los periodistas (o a los articulistas)>> y aquí paz y después gloria. En el siguiente ejemplo el también articulista Francisco Umbral hace más de lo mismo: primero hablar de todo el país al referirse a una supuesta conmoción, y no contento con ello relacionar los tacos con la picaresca, es decir, con una supuesta tradición de pícaros (para lo cual los españoles segurante es que serán unos pícaros, si tienen esa tradición). El leyendanegrismo presenta mil caras, tiene mil formas de ejercerse, y a veces es tan sutil como esto. Los tacos no vienen de la picaresca, cosa por otro lado indemostrable. Igual de donde vienen es de la riqueza del español, por lo cual lo mismo le habría costado a nuestro analista, que ni analiza bien ni tampoco hace literatura, decir <<los tacos vienen de una lengua de registros riquísimos>> o algo así. Pero eso no habría sido negrolegendario, lo cual aparte de dar menos gusto, no tiene premio. Como tampoco lo habría sido, por cierto, tampoco habría sido negrolegendaria, una serie de televisión que en vez de <<Los pícaros>>, destinada a ahondar en el mismo y dañino rollo macabeo, se hubiera titulado <<Los grandes hombres [de España]>>, de los que hay para parar un tren].
  19. Parece que [el escritor] Camilo José Cela dijo tres tacos por la «tele», a petición del entrevistador, y esto tiene conmocionado al país.[..] España es país de muchos tacos. Los tacos vienen de la picaresca y de Quevedo. Fernando Fernán Gómez (otro talento nacional de la generación de Camilo) ha acertado plenamente a dar un poco de dignidad a nuestra televisión con su serie de «Los pícaros», y también los mansos de corazón se han rasgado las vestiduras de boutique cuando en el programa se han dado malsonancias.  Francisco Umbral. España cañí (libro de 1976).
  20. La relativamente próspera Cataluña de hoy habría sido imposible sin la emigración castellana, que integra a casi la mitad del censo./ Lo que se pide entonces es que los párvulos descendientes de la emigración puedan recibir las primeras letras en la lengua materna [y no en lengua catalana]. Nada más./ En Nueva York los emigrantes hispanos han gozado y supongo que siguen gozando de ese «privilegio» y son extranjeros. Nadie se rasga las vestiduras. En realidad, el «privilegio», si no recuerdo mal, les fue concedido sin que lo pidieran. Fueron educadores americanos los que llegaron a la conclusión de que era peligroso para el desarrollo emocional de un párvulo cambiarle de idioma en el parvulario.  Manuel Lloris. Las Provincias,6-3-1994.
  21. [Titular de prensa y noticia bajo el mismo: [La cantante] Janet Jackson conmociona a los espectadores estadounidenses al quedar su pecho al descubierto en la final de la Superbowl [Titular] /.. <<Me siento ultrajado por lo que vi..>>, declaró..el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Michael Powell, que ha abierto una investigación contra la cadena que lo emitía en exclusiva. <<Como millones de americanos.., me reuní con mi familia delante del televisor para una celebración. En lugar de eso me encontré con un engendro burdo y deplorable marcado por la falta de clase>>./ La gente como Powell ya se había rasgado las vestidurasantes de que Justin Timberlake terminase de cantar [junto a Janet J.] aquello del <<voy a tenerte desnuda para el final de la canción>>, arrancándole bruscamente a su pareja de baile la copa derecha del vestido. Para entonces, el cantante Nelly ya se había contoneado agarrándose sus partes y el famoso exhibicionista británico Mark Roberts había saltado por primera vez a un campo de juego estadounidense cubierto únicamente con un balón de fútbol.  Mercedes Gallego. La Verdad,3-2-2004.
  22. [Fragmento de artículo a propósito de una manifestación en la que la gente, como signo de afirmación de su defensa de la gravemente amenazada nación española, ha portado miles de banderas españolas, que son un símbolo que otra mucha gente, como consecuencia de manipulación destinada a ello, identifica con el régimen autocrático de Francisco Franco (terminado en 1975):Con gran escándalo han reaccionado algunos dirigentes socialistas [del gobierno español] porque los manifestantes del sábado enarbolaron la bandera española y cerraron la multitudinaria concentración con el himno nacional. Ciertamente, nunca se habían visto tantos miles de enseñas constitucionales juntas, espectáculo que a ciertos políticos periféricos [nacionalistas regionales y antiespañoles] les asusta y a otros les da urticaria. Pero lo sorprendente es que sean del Partido Socialista Obrero Español los más escandalizados.] [..] harían bien los portavoces socialistas en protestar, no porque se airee la bandera española en una manifestación ciudadana, sino porque se incumpla la ley en las comunidades [= regiones] autónomas en las que ellos gobiernan, como por ejemplo en Cataluña, donde la enseña constitucional ha sido eliminada en numerosos ayuntamientos y edificios oficiales. Harían bien los socialistas, que ahora se rasgan las vestiduras, en cuidar sus propias movilizaciones de militantes, de tal manera que no se enarbolen banderas republicanas y cuantas han tomado prestadas de los nacionalistas [antiespañoles], pero ninguna de España.  J. A. Gundín. La Razón,12-3-2007.
  23. Según dijo no sé quién que había dicho no sé quien, para rasgarse las vestiduras hay un caldo de cultivo ideal que es el de una sociedad con un buen ambiente para botarates y meapilas y en el que haya abundancia de gente deseosa de mostrar su heroicidad saltando como monos al toque del silbato de rasgarse las vestiduras en que se transforman muchas cosas en las que en una sociedad sana no se debería ni reparar. Rasgarse las vestiduras es en tales sociedades sería, según dicha opinión, una suerte de deporte para minusválidos de la heroicidad.
El torero Enrique Ponce toreando en Málaga en una imagen usada para ilustrar la expresión "rasgarse las vestiduras" en el blog Expresiones del Español.
Hay que rasgarse las vestiduras por la existencia de la tauromaquia, eso está claro. (En la imagen Enrique Ponce toreando en Málaga en agosto del 2017).

EXPRESIÓN RELACIONADA:

PONER EL GRITO EN EL CIELO