PONER LOS PELOS DE PUNTA

La frase PONER LOS PELOS DE PUNTA tiene dos significados:

  1. Horrorizar sobremanera; causar grandísimo horror.
  2. Impresionar muchísimo; causar fortísima impresión.

PONER LOS PELOS DE PUNTA   1

Horrorizar sobremanera; causar grandísimo horror.

Ejemplos de uso:

  1. Leo aquí en [el periódico] Las Provincias que “hay pueblos que pierden más del 80 por ciento del agua que introducen en sus redes de abastecimiento” y que de subsanarse este desafuero “se podría ahorrar el equivalente al pantano de Guadalest lleno”.[..] El consejero Cartagena [el responsable político local de Obras Públicas, Fernando Cartagena] ha repetido su amenaza, consistente en cortar en todo o en gran parte la ayuda a los municipios que no se ayuden a sí mismos [subsanando esa deficiencia]. Y es que las cifras..son para poner los pelos de punta. “El rendimiento medio de las redes en pueblos de tamaño medio es del 35 por ciento”.  Manuel Lloris. Las Provincias,11-1-1996.
  2. Muchos buscan paraísos.[..] Otros buscan infiernos. Dante, sin ir más lejos.[..] Yo he encontrado muchos: Bombay, Delhi, Madrás, Hongkong, Kuala Lumpur, Yakarta, Milán, Casablanca, Pequín, Shanghai, Ciudad de México, Caracas, Bogotá, Bucarest, Los Ángeles… Y Madrid.[..] He terminado de leer en estos días El último tren a la zona verde, de Paul Theroux (Alfaguara). En él describe el autor un épico viaje por Sudáfrica, Namibia y Angola. La parte del libro dedicada a ese último país es apocalíptica, pone los pelos de punta, espanta al más pintado (yo, por ejemplo)… Si Theroux dice verdad, y no hay motivo alguno para dudar de lo que describe, todos los infiernos mencionados más arriba resultan, en comparación, casi paradisíacos.  Fernando Sánchez Dragó. El Mundo.es,11-9-2015 [blog Dragolandia].
  3. El repaso diario a la actualidad del país, o sea, España, pone los pelos de punta; la vieja sección de sucesos que antaño ocupaba unas pocas columnas de las últimas páginas de la prensa, se ha colocado en los titulares de la primera y con sobrada razón.[..] Ahora produce escalofríos no sólo la cantidad, sino el refinamiento de tantos delitos con víctimas mortales como se cometen. Y la perversión de esas otras salvajadas, violaciones de niñas, acuchillamiento sádico de prostitutas callejeras, palizas bestiales a mendigos y gentes de otras razas, incestos reiterados dentro del propio hogar familiar.  Fernando Vizcaíno Casas. Las Provincias,17-2-1997.
  4. Su testimonio [el del citado revolucionario] pone los pelos de punta. Justifica con estremecedora frialdad las mutilaciones a las que sometió la guerrilla que dirigía a miles de habitantes de Sierra Leona y los asesinatos en masa.  El Mundo,18-5-2000.
  5. [Crítica a filme, calificado como <<regular>>, protagonizado por R. Arquette y C. Fischer:]  Ver a Rosanna Arquette..junto a la petarda de Carrie Fischer pone los pelos de punta. No obstante, se trata de un telefilme de intriga con alguna sorpresa agradable y una trama aceptable.  Federico Marín Bellón. ABC,22-1-2000.
  6. El Tribunal de Cuentas [de España] ha destapado sólo la punta del iceberg al denunciar las anomalías en los ingresos de las formaciones políticas, cuya voracidad resulta cada vez más alarmante, cuyas deudas, que pagaremos entre todos, ponen los pelos de puntaLuis María Anson. La Razón,8-10-2003.
  7. Pero no puede..dejar de sorprenderme..la megalomanía de la Ciudad de la Cultura de Santiago [de Compostela].[..] Los números, de superficie y de costos, ponen los pelos de punta. Cualquier faraón habría perdido el nemes y hasta el ibis ante ellos. Por supuesto ni está concluido ni se concluirá..de momento: demasiados cientos de miles de millones de todo.[..] Deseo de veras que..Galicia consiga darle un contenido suficiente que justifique semejante disparate.  Antonio Gala. El Mundo,14-1-2011.
  8. Una nueva ola de machismo amenaza con invadirnos.[..] Sorprende que una encuesta sea tan discriminatoria, que un porcentaje elevado de muchachos entre 14 y 18 años afirme que una mujer debe ganar, en el mismo oficio, menos que el hombre y pone los pelos de punta que digan que cuando una esposa es maltratada ella sabrá el porqué.  Julián García Candau. La Razón,1-8-2001.
  9. PONER LOS PELOS DE PUNTA A [alguien]:  El programa económico de [el partido comunista español] IU [= Izquierda Unida] parece muy de izquierdas, pero pone los pelos de punta a conservadores y a liberales. Un país que lo pusiera en práctica podría dar gracias al cielo si rectificara antes de hundirse irremisiblemente en el tercer mundo.  Manuel Lloris. Las Provincias,11-5-1995.
  10. La perspectiva de una nueva crisis como la de Mariel, en 1980, pone los pelos de punta no sólo a las autoridades de Florida, sino al presidente [Bill] Clinton   El País,20-8-1994.
  11. lanzó un aullido que puso los pelos de punta al vecindario   Javier Tomeo. ABC, 25-2-1999.
  12. En Barcelona, hay un barrio entero salpicado de esta prostitución infantil, inimaginables pecados de lujuria y perversión que ponen los pelos de punta al menos gazmoño de los observadores.  Jaime Campmany. ABC, 31-7-1997.
  13. Un suceso terrible, el asesinato a puñadas, seguido de degollación, de una muchacha, presuntamente perpetrado por dos aparentes amigas suyas, se ha llevado muchos minutos de radio y de televisión, y ayer aparecía en los periódicos más importantes del país.. Los sumarios ponen los pelos de punta a cualquiera: <<En España, un millón de personas presentan esta patología [responden al perfil del psicópata]: 990.000 son jefes, padres, hijos, empresarios…>> [según informa el diario El Mundo].  Ramón Pi. ABC,31-5-2000.
  14. [Con referencia a filme:]  El argumento pondría los pelos de punta al mismísimo [actor de cráneo afeitado] Yul Brynner. El hijo de un magnate árabe sale del manicomio y se alía con un gato (sic) para vengarse de su malvada madrastra. Como sugiere el título, huele   Federico Marín Bellón. ABC,17-11-1999.
  15. PONERLE LOS PELOS DE PUNTA [A alguien]:  No hay un sólo libro en el mundo que, a mi juicio, merezca la pena de muerte o destierro./ El <<donoso y grande escrutinio que [en la novela de Cervantes] el cura y el barbero hicieron en la librería>> de don Quijote me pone los pelos de puntaJaime Campmany. ABC,14-1-1997.
  16. Hace un par de semanas leí*..algo que me pareció inconcebible, me puso los pelos de punta.. Contabas [amigo] Ignacio en él que pocos días atrás, encontrándote en Ámsterdam, quisiste pagar el gintonic que acababas de tomar con un billete de curso legal y el camarero te dijo que allí no se aceptaban pagos en metálico, sino, sólo, con tarjeta. Y no fue eso, siendo malo, lo peor.[..] Lo peor venía unas cuantas líneas más abajo al añadir tú que dentro de un año dejará de existir el dinero en Dinamarca y todos los pagos, así sean para sufragar una bolsa de pipas o una piruleta para el nene, tendrán que abonarse recurriendo al plástico. Estremecido por tan negro augurio me puse yo a buscar información privilegiada y vine a saber que en España (ese país estalinista), y no sé si también en el resto de la Unión Europea (ese engendro leninista), tomarán la misma medida en 2017.[..] Van a ponernos un código de barras en la muñeca. Será, por fin, la marca de la Bestia descrita por [el supuesto evangelista y autor del libro bíblico El Apocalipsis] Juan en [la isla griega de] Patmos. El ministro de Interior, el de Hacienda y la cajera de mi banco sabrán lo que como, lo que bebo y lo que leo.  Fernando Sánchez Dragó. El Mundo,18-10-2015.     [* Seguramente no es el artículo al que hace referencia el señor Dragó, pero Ignacio Vidal-Folch publicó un artículo en El País del 16-6-2015 en el que se refiere a preocupantes <<medidas de sometimiento del ciudadano>> y en el que hace alusión al caso danés comentado por Dragó (el artículo se titula <<¡Oye, joven!>>)].
  17. Lo que a [el escritor estadounidense] Truman [Capote] le gustaba hacer de verdad era asistir a una fiesta realmente elegante de la alta sociedad o a una cena de muchísimo lujo, llamarme y decirme: “¿Puedes quedar conmigo alrededor de medianoche en Cowboys?”, que era un bar de jovencitos, o en el Haymarket, donde estaban los chaperos más brutotes, o el Mineshaft, una cueva sadomaso [= sadomasoquista] en la que [te] quitabas la ropa nada más entrar. A mí el Mineshaft me asustaba hasta ponerme los pelos de punta. A Truman no le impresionaba lo más mínimo. Andaba por allí como si fuera el dueño del establecimiento. Había veces en que algunos empezaban a exhibirse porque sabían que él estaba allí, observándolos. Capote era como un estimulante.  Dotson Rader. Magazine,5-2-2006.
  18. [Descripción de filme en programación televisiva:]  Película de terror gore.. Una turista nos pone los pelos de punta..en una mansión de Toledo en la que pasa una noche   Federico Marín Bellón. ABC,23-5-1999.
  19. [En pleno goteo de ataques de terrorismo bacteriológico contra EE.UU.,] Washington nos vuelve a poner los pelos de punta [con el anuncio hecho por el fiscal general de que los servicios de inteligencia han descubierto que, tras los apocalípticos atentados terroristas llevados a cabo contra EE.UU. el pasado 11 de septiembre, se preparan nuevos atentados].  Hilario Pino. Telecinco,30-10-2001 [Informativos 14:30]. 
  20. [Palabras dichas, en película estadounidense, por un doctor a dos supuestos periodistas:]  Aquí dentro [en el laboratorio (donde se experimenta con reptiles)] van a ver algunas cosas que van a ponerles los pelos de punta.  TVE-1,17-10-2004 [16:00].
  21. PONERLE LOS PELOS DE PUNTA A [alguien]:  Continúa la polvareda en torno a la austriaca Elfriede Jelinek, a la que le dieron el premio Nobel de literatura. Hay que reconocer que este año la Academia de Suecia ha estado que, vamos, parece digna de la ministra de Cultura de este país [objeto de frecuente sátira por parte de los periodistas] o de la ministra [española] de Educación [no menos apetitosa para la crítica más ferozmente burlona]. Le han dado el premio Nobel de la paz a una keniata que insiste en que el sida es una invención de los blancos para acabar con la raza negra (y lo dice continuamente); y el premio Nobel de literatura, pues se lo han dado a una autora absolutamente escalofriante como Elfriede Jenilek, que describe en alguna de sus novelas cómo cortarse la vagina con una cuchilla de afeitar, acto que sólo mencionarlo le pone a uno los pelos de puntaCésar Vidal. Radio COPE,11-10-2004.
  22. [El comandante] se había hecho una reputación de asesino terriblemente cruel e implacable. Nadie sabía concretamente qué era lo que hacía ni dónde ni cuándo ni cómo, pero su presencia les ponía a algunos los pelos de punta.. A mí no, porque habiéndolo tratado antes de la guerra conocía sus buenas cualidades.  Ramón J. Sender. El superviviente (novela de 1978).
  23. En el libro titulado Víctimas de la guerra civil hay guarismos que le ponen los pelos de punta a cualquiera.
  24. [Crítica al filme <<Las tres caras del miedo>>:]  Mario Bava..dirige tres episodios independientes: una mujer recibe amenazadoras llamadas de teléfono, un hombre se convierte en vampiro y, por último, un grifo gotea (como lo oyen, para ponerle a cualquiera los pelos de puntaMarino Moreno. ABC,3-1-2000.
  25. El problema [de qué se debe hacer con los locos] no está resuelto. Con los socialistas, los pacientes sueltos en virtud de la genialidad de una escuela psiquiátrica. Algunos viven en sus casas y conozco alguna que otra historia que ame pone los pelos de puntaManuel Lloris. Las Provincias 31-7-1998.

PONER LOS PELOS DE PUNTA   2

Impresionar muchísimo; causar fortísima impresión.

Ejemplos de uso:

  1. [Palabras dichas por un viandante calvo en Nueva York con motivo del aniversario de los atentados terroristas contra el World Trade Center:]  [El silencio hoy en Nueva York] realmente pone los pelos de punta.  Telecinco,11-9-2002 [Informativos 20:30].
  2. Nuestro juego, su última novela, es una obra maestra y, además, tan clarificadora respecto al desordenado tablero de ajedrez en que vivimos..como el más sesudo de los ensayos: y tan lúcida que pone los pelos de punta.  Maruja Torres. El País,22-3-1995. 
  3. [Arsenio Iglesias (entrenador del Deportivo de La Coruña, club de fútbol gallego (de la región española de Galicia)), en entrevista de Manuel Rivas:]  Yo sé lo que es un emigrante. Y eso sí que es duro. Es así que lo que realmente te emociona..es cuando ves a los paisanos en Inglaterra o en Alemania. Y cuando te escriben sus hijos diciendo lo que para ellos significa que se hable de un club gallego en toda Europa. Cuando fuimos a Birmingham entrenamos por la noche. El estadio estaba vacío.[..] reuní a los jugadores en un círculo y les dije: “Mañana esto estará lleno, habrá..paisanos nuestros emocionados, y vamos a hacer lo que sea por ellos”. Esas cosas sí que te ponen los pelos de punta.  El País Semanal,27-3-1994.
  4. Cada lunes, el flamenco toma el escenario de la sala Revólver, donde antes sólo campaban decibelios rockeros. Un cantaor decía que allí no hace falta que la música le ponga al público los pelos de punta porque ya los tiene [porque son punkies, etc.].  Blanco y Negro,10-4-1994.
  5. La música tradicional o popular gallega tiene en la pieza titulada <<Alborada gallega>> (también conocida como <<Alborada de Veiga>>) un tema emblemático. El autor de la composición es Pascual Vega Iglesias, nacido en 1842 en la hermosa localidad de Mondoñedo (provincia de Lugo) y fallecido en 1906. El grupo madrileño de música pop Los Relámpagos hizo en los años sesenta una versión de esta composición que está puesta en Youtube y lleva bajo el vídeo, entre otros comentarios elogiosos, este de Luis Lario Morales alusivo a la emoción que le produce la escucha de música tan exquisita: <<No soy gallego, pero me pone los pelos de punta escucharlos>>. He aquí el vídeo:

ESPAÑA.  Los Relámpagos:  «Alborada gallega».

FRASE RELACIONADA:

PONER LOS PELOS COMO ESCARPIAS

Deja un comentario

Scroll Up