PARAD EL MUNDO QUIERO APEARME

PARAD EL MUNDO, QUIERO APEARME es frase tópica usada para expresar desapego hacia la forma en que está organizada la vida humana y rechazo extremo por el estilo de vida que inevitablemente le ha tocado a uno llevar.

  • Se usa (siempre escrita con coma aunque no la lleve en el título de arriba) en diversas variantes, como las de los ejemplos de uso real que siguen y otras similares (por ejemplo se podría decir esta variante de la primera: “parad el mundo, que quiero apearme”; o esta otra: “que paren el mundo, que quiero apearme”. O esta de la cuarta de las que siguen: “que paren el mundo, que me apeo”).

Ejemplos de uso:

PARAD EL MUNDO, QUIERO APEARME:

Las pintadas, que otros prefieren llamar “graffiti”, hacen que las ciudades sean un libro abierto.. En tiempos de nuestra..transición política [del régimen franquista a la democracia actual a partir de 1975] aparecieron pintadas invitando al crimen: “Hay que matar al cerdo de Carrillo” [en referencia al líder comunista Santiago Carrillo]. Otros escritores anónimos..le advirtieron noblemente “Cuidado Carrillo, te quieren matar al cerdo”.[..] Había también eslóganes metafísicos: “Parad el mundo, quiero apearme”   Manuel Alcántara. Las Provincias, 19-2-1999.

PARAD EL MUNDO, QUIERO BAJARME:

En España hay cuatro millones de personas con depresión según un informe de Farmaindustria. En ocho años, entre 1992 y 2000, la venta de fármacos antidepresivos se ha multiplicado por cuatro.. Tal vez ocurra que aquella juventud que admiró a Bob Dylan esté hoy melancólica y depresiva, y tome pastillas para no gritar, como el ídolo en su última etapa: <<Parad el mundo, quiero bajarme>>*.  Luis Ignacio Parada. ABC,5-8-2002.     [* Bob Dylan tiene al menos una canción en la que habla de la gran fealdad del mundo actual, la titulada <<[We live in a] Political world>>].

PAREN EL MUNDO, QUE ME BAJO:

[Diálogo en tertulia radiofónica:]  -[César Vidal] [Dice que sobra gente en el mundo, porque este planeta no puede soportar tantos miles de millones de seres humanos, pero él no da ejemplo (restándose a sí mismo de la población mundial)*]. -[Amando de Miguel] (Con tono jocoso) Paren el mundo, que me bajo.  Radio COPE,7-6-2007.     [* Estas palabras entre corchetes resumen las verdaderamente dichas por César Vidal].

QUE PAREN EL MUNDO, QUE YO ME BAJO:

esos que al cabo de los años siguen repitiendo las mismas frases hechas del tipo <<que paren el mundo que yo me bajo>>, o <<quisiera que un día fueses la madre de mis hijos>>, o <<¿qué hace una chica como tú en un sitio como éste?>>.  Marina Castaño. ABC, 27-3-1999.

PAREN, QUE ME APEO:

[“Carta al director” (del periódico (español) en el que se publica):]  Dicen que es de mente retrógrada el que a uno no le parezca bien ir desnudo por la calle. Si no me equivoco el hombre comenzó yendo en cueros y poco a poco se fue tapando. Basta hojear un manual de Historia antigua para darse cuenta de que la vestimenta es uno de los signos más evidentes de civilización. Así que volvemos hacía atrás. Si esto es progreso y éstos son los avances socialistas, paren, que me apeo.  Nina Agustina.  La Razón,1-9-2004. 

QUE SE PARE EL MUNDO, SI NO, NOS BAJAMOS EN MARCHA:

La última campaña de [helados de la marca] Frigo se mueve en ese terreno en el que el hedonismo se derrite para mutar en apología del egoísmo. En el <<spot>> una chica disfruta (con un deleite propio de otros placeres mayores) un sorbete* mientras un perro..se merienda a un señor que clama por su ayuda mientras ella sigue a lo suyo. Bonita enseñanza. ¿Y tú cómo te tomas la vida? [pregunta supuestamente hecha en el anuncio]. No lo sé, pero así no. Se me atragantaría. Definitivamente, tal y como están las cosas, que hoy se pare el mundo. Si no, nos bajamos en marchaFernando Pérez.  ABC,25-7-2003 [Guía de Televisión].     [* El texto aquí citado va acompañado de tres imágenes y en ellas no se ve a una muchacha tomando un sorbete sino chupando un polo (un helado compacto y alargado que se chupa o se muerde sujetándolo del palo que sale del mismo)].

Tren visto desde lejos en imagen usada para ilustrar la expresión parad el mundo, quiero apearme.
“Parad el mundo, quiero apearme” es demasiado pedir. Más realista sería rogar, como mucho, que pararan el tren: se sube uno, se espera a que coja velocidad y, cuando ya vaya rápido, plaf: el numerito.

FRASE RELACIONADA:

CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR

Scroll Up