PARA LOS RESTOS

Significado de la frase PARA LOS RESTOS:  Para lo que queda de tiempo futuro (para siempre); sin cambio posible nunca y por lo tanto inevitablemente igual durante todo el tiempo futuro.

  • Tiene variante enfática en PARA LOS RESTOS DE LA VIDA.

Ejemplo de usolos mentirosos que durante tanto tiempo negaron la evidencia de la crisis [económica], hicieron todo lo posible para atizarla esparciendo el contenido de las arcas públicas como quien reparte alpiste..y hablaron de brotes verdes [= indicios de mejora] referidos a lo que sólo es tierra quemada para los restos   Fernando Sánchez Dragó. El Mundo,29-4-2013.

Otros ejemplos:

  1. El felipismo [los años de gobierno del presidente Felipe González] no sólo ha dejado a España en la ruina, a la izquierda destrozada para los restos y al pueblo llano en posición genuflexa,.. Además, ha sumido en la miseria intelectual a quienes tenían la capacidad de crear un discurso legitimador del ejercicio democrático del poder   Federico Jiménez Losantos. ABC,9-6-1994.
  2. [Fragmento de artículo en que se hacen comentarios sobre el programa de televisión “Su media naranja” (un programa en el que matrimonios revelan sin ningún pudor ante las cámaras las intimidades más increíbles). Se especula sobre el motivo de cosa tan llamativa:Yo creo más, sin embargo, en el incalculable placer del ajuste de cuentas; en el “sí, corazoncito, vamos a la tele, que te voy a dejar hecho un trapo para los restos”.  Diario 16,23-4-1994.
  3. [Comienzo de artículo titulado <<Al fin la rutina*>>:]  Si de mí dependiera, se habían acabado las vacaciones para los restos. No hay en la historia de la civilización occidental un invento más fraudulento y humillante.. Salir de la rutina, romper con la inercia, ¿quién difunde esas majaderías?   Irene Lozano. ABC,29-8-2008.     [* La rutina tras el mes de agosto, el mes en el que un porcentaje más alto de españoles coge vacaciones].
  4. [Con referencia al cantante Miguel Bosé (de padre español y madre italiana), que comenzó su aprendizaje con clases de danza en la fría ciudad de Nueva York:]  Pero el ragazzo* hispano-italiano no estaba dispuesto a quedarse congelado para los restos en una de las academias de EE.UU. y regresó   Merche Yoyoba. El País,3-5-1996  [Tentaciones (Especial hace 20 años)].     [* Ragazzo = muchacho (en italiano)].
  5. [Resumen del texto precedente: Al premio Nobel de literatura Camilo José Cela, fallecido hace un año, desde el momento en que murió, no paran de decir la mentira de que le escribían libros, de que se servía de negros]. Negros..lo eran los que le escribían los libros a Eduardo Aunós, de quien se decía que si hubiese leído todos los libros que llevaba escritos, sería sabio. Negro famoso fue el poeta Martínez Remis, que le hizo firmar a doña Julia Maura un texto de Oscar Wilde. El hijo de doña Julia niega la jugarreta del negro y exhibe una confesión de inocencia del poeta bromista. Pero aquí queda para los restos el epigrama de Pérez Creus: <<Sacudiéndose la abulia / sacó su balanza Themis / y así sentenció in extremis: / Tanto monta doña Julia / como Óscar Martínez Remis>>.  Jaime Campmany. ABC,27-12-2002.
  6. Me acordé de la madrileña calle de Alcalá y de cómo un alcalde sin escrúpulos –no recuerdo quién era– machacó, para los restos, el paisaje de la bonita calle desde su gloriosa Puerta, hasta el mazacote de hormigón.  Jaime de Armiñán. La Razón,12-1-2001.
  7. [A los ingleses] Podemos pedirles cualquier cosa, pero sin convicción. Como hacemos con Gibraltar. Eso les gusta. Ellos por su lado son capaces de arrancarte las vísceras pero sin dejar nunca de pronunciar la palabra talismánica que oirás indefectiblemente después del estropicio, <<sorry!>>. No sólo eso, sino que tienen toda una frase que la aprenden de pequeñitos, <<¡Ay!, perdone, ¿le he pisado?>>, pero a la que tú ya no das importancia porque te has quedado sin un pie y vas a ser un maldito cojo para los restosCándido. ABC,23-10-2000.
  8. La Feria del Libro no está concebida para otra cosa que no sea que el escritor se dé de bruces con la cruda realidad, reciba una bien merecida lección de humildad y sepa lo que es el desdén. El colmo del gozo editorial se produce cuando al lado del autor con ínfulas literarias aparece uno de los pocos que logran hacer <<colas>>: [Mario] Vargas Llosa, [Antonio] Gala, [Alfonso] Ussía, Ibáñez, Mendoza, Vázquez Montalbán y unos cuantos más. Ése ya es una fiera amaestrada para los restos.  Antonio Pérez Henares. La Razón,10-6-2002.
  9. [Con referencia a una serie de libros (algo ligeros y oportunistas en opinión del crítico) escritos a propósito de recientes sucesos políticos en países del norte de África:]  En el conjunto de esta producción escrita,..sus propuestas políticas y sociales se limitan a una expresión de buenos deseos.. Entre tanto ignoran, u ocultan, las evidencias comprobables. Vaya una sola muestra: [el argelino] Sami Naïr, en declaraciones a ABC (30 de abril de 2007), aseguraba, con desparpajo ejemplar, que el 98 por ciento de los musulmanes residentes en Europa estaba perfectamente integrado.. El único comentario posible al respecto es que quien intenta engañar de forma tan palmaria, pierde toda credibilidad para los restos.  Serafín Fanjul. ABC,7-1-2012 [Cultural].

PARA LOS RESTOS DE LA VIDA:

Es infrecuente variante enfática. La trianera (criada en el barrio sevillano de Triana) Marifé de Triana usa la frase así, dándole aún más énfasis mediante la añadidura de <<de la vida>>, en esta copla en su variante zambra que hay puesta en Youtube en el canal <<Cantares de mi alma>>:

ESPAÑA.  Marifé de Triana:  “Tú que presumes de hombre”  (1970).

LETRA DE LA CANCIÓN

Con el semblante mudao [= mudado] llegaste de madrugá [= madrugada] y te sentaste a mi lao [= lado] sin atreverte ni a hablá [= hablar]. Pero yo, que te conozco más que la que te ha parío [= parido] y que sé que aun siendo falso tú alardeas de hidalgía. Con todo lo que he sufrido vi que te había perdío [= perdido] pa’ [= para] los restos de la vida.

No bajes los ojos. Di las cosas claras. Anda y ten arrojo: dímelo en la cara. De esta mujer que es mi cruz –ay, que es mi cruz– yo podría darte el nombre, pero ven si eres valiente para decírmelo tú. Ay, por Jesús, dímelo tú. Tú que presumes de hombre.

Yo sé que dentro de poco tú te vas a arrepentir y llorando como un loco vas a volver junto a mí. Y de ná [= nada] podrá valerte el que llames a mi puerta hincaíto [= hincadito] de rodillas, suplicando que te abra. Porque estaré siempre alerta pa’ que en la calle desierta te hagan daño mis palabras.

Como un pordiosero vuelves a mi lao [= lado]. Mira, compañero, a lo que has llegao [= llegado]. Con la señal de la cruz –ay, de la cruz– me he olvidao [= olvidado] de tu nombre, y mentira me parece que te has ido y no eres tú. Ay, por Jesús, que no eres tú. Tú que presumes de hombre.

Deja un comentario

Scroll Up