LO QUE TIÑE LA MORA OTRA VERDE LO DESCOLORA

Significado de la frase LO QUE TIÑE LA MORA OTRA VERDE LO DESCOLORA (LO QUE MANCHA LA MORA):  En algunos casos, un mal o un efecto negativo puede curarse o evitarse mediante un remedio igual o semejante a lo que causa.

  • Se usa sobre todo en los casos de desengaños amorosos y amores no correspondidos. En estos casos el efecto negativo, la desventura amorosa, puede evitarse reemplazando a quien lo ha causado por otra persona que sirva igual. Así, si una persona es por ejemplo rechazada por otra en el amor, la primera, para dejar de sentir el dolor que siente por ello, deberá sustituir a la segunda persona por otra (dicho vulgarmente: tiene que buscarse a otra u otro).
  • Este refrán, como se puede comprobar en los ejemplos que siguen, se puede decir de muchas formas parecidas y equivalentes, con variación tanto de palabras componentes como de su orden.

Ejemplos de uso de la frase:

LO QUE TIÑE LA MORA, OTRA VERDE LO DESCOLORA:

  1. <<¡Ya no me quiere! ¡Ya no me quiere!>>. Pero qué pesado eres. Si yo supiera que me ibas a hacer caso, me molestaría en decirte esta perogrullada: <<tranquilo, hombre, que no pasa nada. Hay muchas mujeres en el mundo, y recuerda que lo que tiñe la mora, otra verde lo descolora>>. Bueno, recuerda… Seguro que no lo conoces este refrán, porque si lo conociera no andarías lloriqueándole por ahí, como un mierda, al primero que agarras.

LO QUE MANCHA LA MORA, OTRA VERDE LO DESCOLORA:

  1. ¡A mí no me importa que me pongan los cuernos! ¡Ojalá todos los problemas fueran tan fáciles de resolver! En cuanto me vea crecer de forma insoportable la cornamenta –porque llevar cuernos seguro que los llevo, más o menos como todo hijo de vecino, pero aún puedo entrar por las puertas–… ¡a por otra! ¡Lo que mancha la mora, otra verde lo descolora!

LA MANCHA DE UNA MORA CON OTRA VERDE SE QUITA:

  1. [Argumento de película:]  Una joven vive en un barrio de Los Angeles.. El asesinato de su novio hunde en la más absoluta de las desesperaciones a la protagonista. Pero la mancha de una mora con otra verde se quita…  Marino Moreno. ABC, 5-4-1999.

LA MANCHA DE LA MORA CON OTRA MORA VERDE SE QUITA:

  1. [Según se informa, se está tratando de esclarecer judicialmente si el gobierno español es responsable o no de los métodos expeditivos y violentos de lucha antiterrorista de ciertos policías, de quienes se puede decir, o al menos se dice, que combatían el terrorismo de ETA (organización terrorista de la separatista región de Vasconia) con métodos terroristas, es decir con terrorismo, el llamado “terrorismo de Estado”. Comentario al respecto:]  Se trataba de aplicar a los terroristas el viejo principio del <<similia similibus curantur>>, muy parecido a la antigua receta casera que decía que la mancha de la mora con otra mora verde se quita*Lorenzo López Sancho. ABC,21-7-1995.     [* Cuatro meses antes (en el ABC del 24-3-1995) había escrito sobre esto Jaime Campmany, a propósito del descubrimiento de los cadáveres torturados de dos terroristas: “Los etarras [= miembros de ETA] se empeñan, al prolongar su profesión de crímenes horrendos, en asesinar la paz y la convivencia. Y los gobernantes, que tienen obligación de garantizar la paz y asegurar la convivencia, intentan hacerlo a costa de perpetrar atentados <<execrables>> contra la libertad y la democracia”].
  2. LA MANCHA DE LA MORA CON OTRA VERDE SE QUITAEl cantante español Manolo Escobar usa así esta frase en su canción de 1962 <<No hay que llorar>>, como se puede ver en la transcripción de la letra que hay bajo este vídeo colocado en el canal de Youtube Antonio Manuel Molina Escobar:

ESPAÑA.  Manolo Escobar:  “No hay que llorar”  (1962).

LETRA DE LA CANCIÓN

Mi corazón por ti no llora. No tengo ya pena maldita. Que la mancha de la mora con otra verde se quita.

A la luz del farol de la esquina te vieron mis ojos por última vez. En mi pecho dejaste una espina que pude arrancarme con otro querer.

La mancha de la mora se quita con otra verde. Y en el amor quien más llora es al final quien más pierde.Ay, corazón. El cariño más grande se olvida con otra ilusión. No hay que llorar. Que la pena se vuelve alegría volviendo a empezar.

La mancha de la mora se quita con otra verde. Y en el amor quien más llora es al final quien más pierde. Ay, corazón. El cariño más grande se olvida con otra ilusión. No hay que llorar. Que la pena se vuelve alegría volviendo a empezar. No hay que llorar. No hay que llorar.

Deja un comentario

Scroll Up