LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Significado de la frase LAS APARIENCIAS ENGAÑAN:  La apariencia física de una persona, así como su comportamiento ante los demás, pueden perfectamente dar una idea equivocada sobre su verdadera personalidad en general y sobre sus cualidades morales en particular.

  • <<Las apariencias engañan>> es la forma más frecuente en que se usa la frase ENGAÑAR LAS APARIENCIAS, la cual aparece usada de otras formas en los últimos de los ejemplos de uso que siguen.
  • He aquí un par de textos sobre la falta de correspondencia que hay con frecuencia entre el aspecto exterior de las personas y su calidad moral: 1. [Argumento de una película:] Durante una fiesta, una chica conoce a un misterioso hombre que le dice que es un militar de alto rango. Poco a poco la joven se enamora de él sin sospechar que debajo de esa fachada de corrección se esconde en realidad un hombre casado y buscado por la Policía (ABC,23-9-1998). 2. Por su apariencia exterior [los compañeros de Billy the Kid] Bowdre y Skurlock engañaban a cualquiera, porque el primero tenía –como decía Billy– cara de fraile trapense y un fondo sanguinario, y en cambio Skurlock parecía un asesino nato../ Y, sin embargo, era hombre bondadoso (Ramón J. Sender. El bandido adolescente (novela de 1980)).

Ejemplos de uso:

  1. [El pintor] El Greco sabía que las apariencias engañan, y que con frecuencia existe un divorcio absoluto entre la vida interior y su concha externa.[..] Hay criminales con cara de santo y pacíficos ciudadanos a los que uno pediría gustosamente el carnet de identidad [como suele hacer la policía cuando sospecha de alguien].[..] Cumple admitir que en nuestro mundo contemporáneo las apariencias engañan más que nunca, debido a que las cosas más diversas se asemejan en la forma, y debido también a la constante proliferación de sucedáneos.  José María Gironella. Gritos de la tierra (libro de 1970).
  2. Corría el siglo décimo antes de Cristo, cuando atraída por la enorme fama del rey Salomón, viajó hasta Jerusalén una reina, procedente de un lejano reino africano, conocido como Saba. Se trataba de una mujer de especial perspicacia, y para poner a prueba la sabiduría de Salomón lo invitó a sus aposentos. Una vez que el monarca penetró en la estancia, la reina le mostró diversas flores y le pidió que identificara cuál de ellas era la verdadera y cuáles las falsas pero sin poder ayudarse ni del tacto ni del olfato. El rey Salomón se acarició con gesto pensativo la barbilla, recapacitó durante un instante y comentó como de pasada que en la habitación hacía mucho calor. Preocupada porque su invitado se encontrara cómodo, la reina dio orden de que abrieran las ventanas para que entrara el aire. Apenas habían cumplido sus sirvientes con su mandato, cuando penetró en la estancia una mosca, que revoloteó sobre las flores y en apenas un instante se posó sobre una de ellas. En ese mismo momento el sabio rey Salomón dijo: <<ésa es la flor verdadera>>. La reina tuvo que conceder que, con envidiable habilidad, el rey de Israel no sólo había conseguido resolver el enigma, sino que además había puesto de manifiesto que las apariencias engañan, pero sólo a los que desean ser engañados o son tan torpes como para dejarse engañar.  César Vidal. Radio COPE,27-5-2005.
  3. [Resumen del texto precedente: Es particularmente difícil imaginar que alguien es narcotraficante cuando ese alguien es monseñor Ricard Maria Carles*]. Bien es verdad que las apariencias engañan, pero cualquiera que conozca al arzobispo de Barcelona coincidirá conmigo en que incluso despojado de su alzacuellos, su anillo y su gran cruz plateada, únicos atributos visibles de sus dignidades eclesiásticas, este valenciano menudo, de pelo cano y ojos claros que reflejan muchos menos años que los setenta y uno que tiene, es, por su actitud, su trayectoria y su comportamiento, la antítesis misma del mafioso. Sin embargo, ha tenido que soportar durante dos largos años una investigación implacable de la fiscalía italiana, basada en las acusaciones gratuitas de dos delincuentes, que acaba de terminar en archivo de las diligencias   Isabel San Sebastián. ABC, 18-1-1998.     [*Al arzobispo de Barcelona, monseñor Ricard Maria Carles, se le ha relacionado con una red de narcotráfico].
  4. Cuentan que el servicio de seguridad de la aparentemente simpática [supermodelo] Elle [MacPherson] (las apariencias, ya saben, engañan a más de uno y a más de dos) se las vio días atrás con unos <<paparazzi>> a los que destrozaron las mochilas arrojando todo tipo de líquidos (micciones incluidas)..Mientras MacPherson correteaba [haciendo footing] por los montecillos que rodean su casa ibicenca, su gente <<limpiaba>> la zona y <<desinfectaba>> a su manera.  Beatriz Cortázar. ABC,2-8-2001.
  5. En la cinta [= en la película [que comento]], el <<sheriff>> Robert Ryan se enfrenta a una banda de villanos. Su comportamiento, sin embargo, no siempre será todo lo limpio que debiera, aunque ya se sabe que las apariencias engañan.  Federico Martín Bellón. ABC,5-3-2000.
  6. Después de escuchar a Jeb Bush –gobernador de Florida, hijo y hermano de sendos mandatarios de EE UU– referirse a José María Aznar como <<presidente de la República de España>> duda uno si [el dictador iraquí] Sadam Husein no será una buena persona [a pesar de las feas cosas que del mismo dicen los gobernantes americanos que le quieren derrocar].[..] Sabido es que las apariencias engañan, pero el caso de Jeb es excepcional y [los que han algún escrito artículo sobre esta equivocación suya en su reciente visita a España] dicen la puñetera verdad: con esa facha [es alto y fuerte], esa compostura [educada y de amabilidad expresada en un buen español] y esa manera de <<meter el remo [la pata]>> sólo se puede ser tontito.  Miguel Martín. La Razón,23-2-2003.
  7. [Resumen del texto precedente: Al comparecer en la comisión de investigación del parlamento regional madrileño el señor Balbás, el señor [diputado Luis] Suárez volvió a arremeter con donosura contra la cultura]. <<Usted prefiere –le preguntó a Balbás– la imagen de Bruto apuñalando a César o la de Bellido Dolfos matando al rey Alfonso por encargo de doña Urraca>>. Y cuando Beteta puso la Historia en su lugar y le sopló que el traidor Bellido Dolfos no había despachado a Alfonso, sino a Sancho, el señor Suárez, don Luis, se revolvió agresivo, dominador, airoso, imperturbable: <<Es que yo no he estudiado Religión>>. Les parecerá mentira, pero no hubo carcajadas./ El <<lapsus>>, naturalmente, es comprensible, pero el desplante resulta imperdonable. Suárez atufa a progresía de taberna y a conspiración rebozada en Casa Labra. Y aunque exhiba un pellizco de latines, desconoce que Bruto (que no es pariente suyo: las apariencias, como de costumbre, engañan) dio matarile a César para salvar la legalidad republicana.  Tomás Cuesta. La Razón,3-8-2003.
  8. [Argumento de película:]  Un detective, de nombre Joe, investiga el asesinato de un millonario. Las apariencias, que casi siempre engañan, indican que el crimen ha sido perpetrado por un vagabundo.  Marino Moreno. ABC,6-9-1999.
  9. [El diario económico] Expansión..también está en la misma línea: <<Visto genéricamente, el argumento [de la Comisión Europea] es irreprochable: hay que desterrar cuanto antes la casi siempre funesta intervención de los políticos en la actividad económica. Pero a veces las apariencias engañan y éste es uno de los casos.[..]>>.  Ramón Pi. ABC,7-7-2000.
  10. [En entrevista de Lola Ramírez al presentador de televisión Pedro Piqueras:]  -[Lola Ramírez] ¿Las apariencias engañan? -[Pedro Piqueras] A veces. Yo sé que la gente me identifica como un tipo muy serio, pero soy menos serio de lo que aparento.  Teleprograma,14-10-2002.
  11. [El cantante] Miguel [Bosé]..parece un hombre tranquilo. Pero las apariencias engañanPaloma Leyra. El Semanal,18-8-1996.
  12. Viéndola sobre el ring, mientras le propinaba..mamporros a la noruega Helga Risoy, nadie diría que la boxeadora belga Daniela Somers tiene instinto maternal. Pero las apariencias engañan, y esta mujer de bíceps amenazantes, flamante campeona del mundo [de boxeo]..sostuvo [al finalizar el combate] a su hijo en uno de sus brazos   El Mundo,29-4-1995 [Magazine].
  13. [Argumento de película:]  Todo empezó por un trabajo de espionaje a una mujer que, según su marido, le era infiel. Pero las apariencias engañan, Jack B., el astuto investigador privado que ha sido contratado para la ocasión, pronto se introduce en una peligrosa red de asesinos en serie.  Teleguía,12-3-2000.
  14. Las apariencias engañan. Ni todos los jóvenes son partidistas entusiastas en pro o en contra de la “mili” [= el servicio militar obligatorio] ni todos se entrompan [= se emborrachan] los fines de semana   Lorenzo López Sancho. ABC,2-11-1994.
  15. [Descripción, en programación televisiva, de la película <<Principal sospechoso IV>>:]  Capítulo de una miniserie en la que Mirren encarna a una inspectora que, gracias a su sagacidad, resuelve los asesinatos más enrevesados, en los que las apariencias engañan.  Cecilia García. La Razón,12-4-2002.
  16. “Los estados de la materia son cuatro:/ líquido, sólido, gaseoso y gato”. Eso afirma Darío Jaramillo en [su libro titulado] Gatos (Pre-Textos), colección de poemas gatunos. “Los gatos existen para ser amados./ Esto justifica la existencia de los gatos”. Pero este libro es también recomendable a los alérgicos a los gatos, porque Jaramillo es uno de los mejores poetas contemporáneos de la lengua [española] y estos poemas están llenos de inteligencia, ternura e ingenio. “Todos somos gatos: las apariencias engatan” [juego de palabras, de evidente intención jocosa, en el que con la palabra <<gato>> se forma el verbo <<engatar>> (convertir en algo que es un gato o como un gato)].  M.L.-V. El Mundo,3-3-2005 [El Cultural].
  17. ¡Cuánto engañan las aparienciasCamilo José Cela. Nuevas escenas matritenses (libro de 1965).
  18. Las apariencias siguen engañando. Escuchamos demasiados discursos vacíos de contenido o llenos de incongruencias.  Kika Tomás. La Tribuna de Albacete,18-4-2010.
  19. LAS APARIENCIAS SON MUY ENGAÑOSAS (Raro):  Un tipo me dijo en el [club] Savoy que la prueba de que las apariencias son muy engañosas es que <<en el fondo del mar, tan húmedo, tan aguado, curiosamente, nunca llueve>>.  José Luis Alvite. La Razón,21-2-2004.

Deja un comentario

Scroll Up