LA CURIOSIDAD MATÓ AL GATO

LA CURIOSIDAD MATÓ AL GATO es comentario usado para recordar (a otro u otros), especialmente ante un caso de incursión de alguien, por curiosidad, en una acción temeraria con funesto resultado, que tales acciones motivadas por la curiosidad y realizadas con imprudencia temeraria suelen tener un mal resultado.

  • Un caso típico de ello sería el de meter alguien las narices donde no le llaman, por ejemplo curioseando en asuntos ajenos que no son de su incumbencia. Tales acciones ciertamente pueden acabar mal y de hecho con frecuencia acaban mal.
  • La frase es adaptable a propósitos diversos, conjugando el verbo <<matar>>, como se hace en el último de los ejemplos que siguen.

Ejemplos de uso:

  1. [Comentario hecho por comentarista deportivo en la transmisión de un partido de fútbol de Alemania contra Italia:]  La curiosidad mató al gato. <<Curiosity killed the cat>>, que era un grupo de los años 60*Andrés Montes. La Sexta [TV],4-7-2006.     [* Se refiere al grupo británico de pop, de finales de los ochenta, llamado así: <<Curiosity killed de cat>>].
  2. Una frase que decía mi madre cuando yo era pequeño: la curiosidad mató al gato.  Telecinco,8-7-2001 [De buena ley (reality show)].
  3. [Remate de recomendación de que la gente que quiera ver la crecida del río Ebro extreme el cuidado, porque cualquiera que sea arrastrado por la corriente, tendrá muy difícil el poder salvarse:]  La curiosidad mató al gato, que se dice.  Federico Jiménez Losantos. Radio COPE,7-2-2003.
  4. Si alguien, una persona normal y corriente, mete las narices en un turbio asunto entre mafiosos, porque le pica la curiosidad y quiere enterarse de lo que pasa, ya que está viéndolo todos los días y no lo entiende muy bien, podría pagarlo caro. No es muy recomendable jugar con fuego, y en este caso tal proceder sería jugar con fuego. Podría ser la curiosidad matara al gato.
Gato internándose en el césped de una piscina en imagen usada para ilustrar la expresión la curiosidad mató al gato.
Este gato negro que se ve al fondo se introdujo, procedente de la calle que hay tras los árboles de la izquierda, en el recinto de la piscina y se internó en el césped, en dirección a la misma, con paso cauteloso y mirando cada poco a los lados, como si supiera que la curiosidad mató al gato.

EXPRESIÓN RELACIONADA:

MIRAR A VER

Scroll Up