HABLAR EN PLATA

Significado de la expresión HABLAR EN PLATA

HABLAR EN PLATA significa hablar con brevedad y claridad; decir [algo] muy directa y claramente, sin rodeos y sin preocuparse por posibles opiniones ajenas de un exceso de rudeza o rotundidad en la expresión, es decir, sin cuidarse de evitar parecer excesivamente rudo o rotundo.

  • Se usa generalmente en la forma <<hablando en plata>>.

Ejemplos de uso de <<hablar en plata>> y <<hablando en plata>>:

  1. No siempre se puede permitir uno hablar en plata.
  2. Si me permites que te hable en plata, no me gusta en absoluto tu novio. De hecho, me parece horrible.
  3. Hay en Youtube un canal del doctor en Economía y analista político Santiago Armesilla titulado con su nombre. Y en él hay una entrevista a Gonzalo Rodríguez García, que se doctoró en Historia con un estudio sobre la tradición guerrera de la Hispania céltica y que tiene por su parte dos canales en los que, frente al mundo posmoderno y nihilista actual, defiende la cosmovisión tradicional (<<El aullido del lobo>> y <<La forja y la espada>>). Dicha entrevista de Santiago Armesilla a Gonzalo Rodríguez es a propósito del libro del segundo titulado <<El poder del mito>>. Palabras de Gonzalo Rodríguez al comienzo de la entrevista: <<Yo me muevo en las coordenadas de la doctrina tradicional. Esto es, de lo que comúnmente podríamos llamar la tradición sapiencial o la tradición perenne.. Esta tradición sapiencial no es exactamente una filosofía, ni una ideología ni una teología, si bien puede participar, hacer parte, de desarrollos filosóficos, teológicos o ideológicos. Pero en su matriz no es tal, porque el horizonte de la tradición sapiencial es básicamente la articulación y desarrollo, fíjate lo que te voy a decir, de la sabiduría y la fortaleza. El argumento último de la tradición sapiencial es la cordura, la fortaleza del alma. Es una especie de comprensión del hombre, de la vida y del mundo. Hacerse cargo de manera radical del hombre, la vida y el mundo en todo su carácter, vamos a decir, luminoso y oscuro; tan pletórico como trágico. Entonces, en la tradición perenne el horizonte es el de la sabiduría, la virtud y la fortaleza. Esta cosmovisión tradicional utiliza de manera recurrente el mito, el símbolo, la leyenda. O más que utilizar se puede decir que es el lenguaje propio en el que se desarrolla la tradición sapiencial. Y es por eso que para mí el mito es poderoso, es una arquitectura de pensamiento llena de poder, porque conduce a la cordura, en el sentido de que conduce a acercarse a lo que podríamos llamar, así, hablando en plata, las verdades de la vida. Las verdades de la vida que evitan estar neurotizado, que evitan estar alienado. Que evitan que seas disfuncional respecto del problema de ser y estar en el mundo como ser humano. Entonces, la tradición sapiencial es ante todo una especie de quintaesencia de la sabiduría. Y se puede rastrear en infinidad de mitos, leyendas, tradiciones ancestrales.[..] Entonces, para mí la tradición sapiencial es muy revolucionaria frente a la posmodernidad, que es la sociedad de la necedad, que es la sociedad con menos sabiduría y fortaleza que ha habido nunca, ¿no?: los individuos más neurotizados, insomnes, ansiosos y depresivos de la historia de la humanidad son los presentes.[..] Y bueno; ya…, así…, a bote pronto, no sé si me he explicado>>.
  4. En su canal de Youtube <<El aullido del lobo>> el historiador Gonzalo Rodríguez García entrevista, en un vídeo titulado <<Historia, mito y esencia de España>>, al también historiador, autor de varios libros sobre España, Daniel Gómez Aragonés. Y en el minuto 23:45 desarrollan el siguiente diálogo: -[Gonzalo Rodríguez]..Pero pensemos [también] en [el escritor británico J.R.R.] Tolkien, en [su novela] <<El señor de los anillos>>, que sí lo trato en profundidad [en su libro <<El poder del mito>>], cómo se ha actualizado el pensamiento mítico a través de Tolkien. Por supuesto habrá una serie de necios que con arrogancia positivista dirán que Tolkien y <<El señor de los anillos>> es un cuento, una fantasía para niños, juvenil. No tienen ni puta idea. -[Daniel Gómez] Hablando en plata. -[Gonzalo Rodríguez] Tolkien tiene un trasfondo riquísimo, donde se te está dando una cosmovisión..y una ética.
  5. Malos tiempos para el parlamentarismo sereno, para esa oratoria llena de pausas, de expresiones sosegadas y sesudas, de joyas orales que muchos seguimos escuchando con la ilusión de llegar siquiera a subir a una tribuna y usar los recursos, ya inventados, de esos genios de la palabra./ Todas esas joyas de la oratoria pasaron a la historia como eso: vetustas y valiosas alhajas de la paleontología oral. Hoy en día ningún orador, aunque sea portador de la virtud de la palabra, puede usar este maravilloso recurso, pues se dictan normas de premura, de electoralismo y del chascarrillo ocurrente; hablando en plata: hablar en titulares que explotan en los ojos del lector sin siquiera entrar en el contenido.  Pablo Cambronero Piqueras. El Español (elespanol.com),13-3-2019.

Ejemplos suplementarios:

1. El 18 de septiembre de 2022 apareció en Youtube un anuncio de <<la semana del inglés>>, algo relacionado con el aprendizaje del inglés como lengua extranjera de forma sencilla y efectiva gracias a un método que permitía aprenderlo sin necesidad de tener buena memoria y demás cualidades importantes a la hora de aprender idiomas. Y para poder aprovechar la oferta de dicho método tan bueno y ventajoso lo único que había que hacer era pinchar en un enlace. Pues bien, en vez de ese <<lo único>>, que es como se dice en español, dijeron <<todo>> (una copia de la construcción “all you do is + infinitive”): <<todo lo que tienes que hacer es pinchar en el enlace>>. Spanglish puro y duro. Hablando en plata, eso es lo del maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela. Porque si alguien, en este caso un español, quiere dedicarse a enseñar un idioma extranjero, en este caso el inglés, lo lógico es que aprenda antes su propio idioma. ¿Qué fiabilidad como profesor de un idioma extranjero puede tener alguien que ni siquiera es capaz de hablar correctamente su propia lengua hasta el extremo de ni siquiera ser capaz de advertir que está sustituyendo fórmulas españolas por foráneas, como por ejemplo la ya extendidísima (¡hasta hay profesores de español en Youtube que empiezan sus vídeos así!) de <<mi nombre es>> (my name is) en lugar de <<me llamo>>? Elemental, querido Watson.

2. En la entrevista de la imagen bajo estas líneas, hecha en el año 2017, para su canal de Youtube <<El aullido del lobo>>, por el escritor y empresario toledano Gonzalo Rodríguez García al escritor y periodista valenciano José Javier Esparza Torres dice el primero como primeras palabras, previas a la presentación del segundo: <<Esto es el Aullido del Lobo, un canal para gente que, a pesar de todo, está decidida a ser fuerte, libre e indómita. Si tú no eres una de esas personas, este canal no es para ti>>. Es la forma en la que, quizá con alguna ligera variación, empieza todos sus vídeos en este canal (tiene otro, <<La Forja y la Espada>>, diferenciado del anterior en que no hace en él entrevistas, sino que es él quien desarrolla en solitario el tema de que se trate). En un comentario se le dijo que no parecía esa una forma demasiado educada de dirigirse a la audiencia. O algo así, con esa misma significación. Ciertamente lo que hace con esa introducción, destinada a separar el grano de la paja, es hablar en plata. Los ofendidos son la paja que hay que separar, ya que para qué van a gastar un tiempo en un visionado que pueden mejor dedicar, por ejemplo, a perfeccionar su posmodernidad.

Los escritores José Javier Esparza Torres y Gonzalo Rodríguez García en una entrevista del segundo al primero, en una imagen usada para ilustrar la expresión “hablar en plata”.
Hablar en plata puede estar muy bien, pero tiene sus riesgos o, más afinadamente dicho, no está exento de riesgos (Jorge Javier Esparza a la izquierda y Gonzalo Rodríguez, de negro, a la derecha. Y a la derecha de la imagen de ambos durante la muy interesante y recomendable entrevista se lee lo siguiente (texto de Gonzalo): José Javier Esparza es un periodista y escritor tan claro en sus argumentos y explicaciones como rebelde y disidente para con el mundo moderno. Su “Curso general de disidencia” o sus “Ocho pecados capitales del arte contemporáneo” son obras llenas de agudeza e inteligencia, en las que las falacias y dislates de la modernidad…).