EN TODA LA EXTENSIÓN DE LA PALABRA

Significado de la frase EN TODA LA EXTENSIÓN DE LA PALABRA:  Con el significado más pleno y auténtico que puede darse a esta palabra.

Ejemplos de uso:

  1. [Palabras sobre la compañía alemana Volkswagen en España:]  No existe el menor asomo de que una multinacional de los doce se convierta en nacional en el seno de los doce. A la Volswagen tanto se le da España como Indonesia. Si el europeísmo no es una entelequia, lo parece.[..] Hemos desembolsado 300.000 millones y, encima, en buena parte las pérdidas de Seat se deben a la política de la casa matriz alemana.[..] Si la Volkswagen se atreve a hacer en España lo que no se atreve a hacer en Alemania, es porque España todavía es el extranjero en toda la extensión de la palabra, a pesar de la presunta proximidad de la unidad europea.  Manuel Lloris. Las Provincias,17-10-1993.
  2. La Chata, el emblemático local [de diversión] madrileño..cambió hace unos seis meses de manos.[..] La Royal Chata –que así se llama ahora este local– se ha convertido, tras el profundo proyecto de remodelación llevado a cabo por Miguel García Caridad y Dionisio Lara, en un pop bar en toda la extensión de la palabra. Y es que al cruzar el umbral de su puerta parece que atravesamos un túnel del tiempo que nos lleva a los años sesenta y setenta. Tenues luces rojas neones azules, bolas de espejos, pareces de leopardo o asientos en piel de vaca en una vistosa decoración <<kitsch>>   F. Capdepón. La Razón,21-6-2001 [Pasaporte].
  3. Tengo ante los ojos un libro escrito por el doctor Yukie Niwa, japonés que dirige una clínica de antiaging y tratamiento de enfermedades degenerativas e inflamatorias en la isla de Shikoku. Su título es: <<Los radicales libres invitan a morir>>. El nombre del doctor Niwa, que no es un sanador de la Nueva Era, sino un médico en toda la extensión de la palabra, de enorme prestigio en su país y fuera de él, está asociado a los procutos SOD, que curan muchas dolencias, mejoran algunas, previenen otras y ralentizan el envejecimiento.  Fernando Sánchez Dragó. La Razón,17-10-2010 [A tu salud].
  4. [Resumen del texto precedente: En la Atenas clásica no podían votar ni mucho menos –como se empeñan en propalar todos, sino sólo aquél que gozaba de estatus de ciudadano]. Lo era, esto último, quien había recibido severa e inflexible educación en el marco de la paideia, esto es, de un sistema pedagógico –la humanitas de los romanos– en el que el niño se hacía hombre, en toda la extensión de la palabra, aprendiendo retórica, poesía, gimnasia, gramática, matemáticas y filosofía.[..] Y sólo quien superaba esa prueba podía participar en los asuntos cívicos y en el gobierno de la polis. Los demás carecían de derecho al voto. Ahora, en cambio, lo tiene hasta Abundio*.  Fernando Sánchez Dragó. El Mundo,4-5-2010.     [* Con referencia –no puede ser más evidente– al personaje imaginario y de estupidez supina de la frase <<ser más tonto que Abundio, que se fue a vendimiar y se llevó uvas para merendar>>, una frase que admite variantes como <<ser más tonto que Abundio, que vendió la burra para comprar la paja>>, como en este ejemplo: <<Durante mi etapa de párvulo [años sesenta] hizo escuela la siguiente frase: “Eres más tonto que Abundio, que vendió la burra para comprar la paja”>> (José Mª Gómez. Las Provincias,8-1-1997). He aquí otra referencia, similar a la de Dragó, al personaje en cuestión (<<hasta Abundio>> se dice en el texto de Dragó y <<ni a Abundio se le ocurre>> se dice en el siguiente): <<No está [el político Jesús] Caldera muy afortunado en los epítetos. Por ejemplo, al Gobierno le ha llamado <<hipócrita>>, acusación que en su boca equivale a una autodefinición. A Javier Arenas lo ha motejado de <<patético>>. Ni a Abundio se le ocurre decir que Arenas incita a la melancolía y a la tristeza. Hombre, para chotearse de Arenas, hay que llamarle fútil, frívolo y cachonduelo, pero patético es un adjetivo demasiado grande>> (Jaime Campmany. ABC,28-1-2001)].
  5. EN LA MAS AMPLIA EXTENSION DE LA PALABRA  (No muy frecuente, pero no suena en absoluto raro y es perfectamente correcta y equivalente a la forma habitual):  La temporada [televisiva] pasada exprimió a todos los <<freaks>> en <<Crónicas marcianas>>. Y el telespectador se reía, algunos más que otros, y a los menos no les hacía ninguna gracia. A mí entre ellos. Esta versión mediática del <<tonto del pueblo>> elevada a subgénero televisivo me aburre e indigna. No es posible que seamos tan provincianos, que necesitemos a estas alturas burlarnos del <<tonto del programa>> por mucho que algunos se lo merezcan como Tamara, esa cantante que se lió con un tal Paco Porras, un verdulero en la más amplia extensión de la palabra, lo de menos es que se pusiera un puerro en la cabeza. [El reportero] Cárdenas los embobaba con la cámara y ellos, pobres infelices, desplegaban toda su estupidez sin complejos. Esos tontos anónimos se merecen más consideración, por lo menos tanta como los tontos conocidos. Pero la televisión prefiere seguir siendo la plaza del pueblo..antes que convertirse en el ágora griego, donde la conversación sustituía a los mugidos.  Cecilia García. Teleguía,1-10-2000.

En el vídeo que sigue (subido a Youtube por Tropitango) el colombiano Aniceto Molina da un concierto en el que toca varias cumbias. El día 7 de mayo del 2017 llevaba más de veintitrés millones y medio de visualizaciones y estos oyentes habían dejado más de tres mil trescientos comentarios, uno de los cuales, de Roberto Carlos Ortega Gutiérrez, es el siguiente: <<Pero qué clase de música, señores. Viva el gran Aniceto Molina. Qué legado musical nos ha dejado. Preciosa agrupación. Mi respeto para el timbalero, no para en ningún momento. Y qué voz [la] del chaparrito. Un grupazo en toda la extensión de la palabra>>. (El chaparrito al que se refiere debe de ser el intérprete de la cuarta canción (minuto 10:30), la titulada <<Diario de un borracho>>, cuya letra es la que hay bajo el vídeo).

COLOMBIA.  Aniceto Molina:  “Diario de un borracho”.

(Vocalista: Edinson Molina).

LETRA DE LA CANCIÓN

(Bueno, amigos, vamos a entregarles un éxito que viene por ahí, en el CD número 37. Y ahora Edinson Molina [el que le toma el relevo como acordeonista principal] les interpreta esto, que se llama <<El diario de un borracho>> y dice así:)

En mi vida yo nunca he sido feliz; las estrellas me iluminan al revés. Yo ya pienso que si volviera a nacer heredaba una traición y gran sufrir. Por eso quisiera ahogarme en el licor: para olvidar la traición de una mujer. Mientras viva no dejaré de beber hasta que encuentre, ¡ay!, la dicha en el amor.

Voy a escribir en mi diario que voy vagando por el mundo. ¡Ay, qué dolor tan profundo vivir triste y solitario! Sé que nadie me quiere. Solo con mi pensamiento, ¡ay!, con tanto sufrimiento. Así, cualquiera se muere.

Si yo he venido a este mundo es pa’ [= para] sufrir. No puedo encontrar la dicha en la mujer: si me besan, ni me entregan su querer; se me alejan para hacerme un infeliz. Vivo tomando [alcohol] porque el trago es pa’los machos. [El] desamor me puede causar la muerte; y si el mar se convirtiera en aguardiente, en él me ahogara para morirme borracho.

Voy a escribir en mi diario que voy vagando por el mundo. ¡Ay, qué dolor tan profundo vivir triste y solitario! Sé que nadie me quiere. Solo con mi pensamiento, ¡ay!, con tanto sufrimiento. Así, cualquiera se muere.

Deja un comentario

Scroll Up