ELEVAR A CATEGORÍA

Significado y ejemplos de la expresión ELEVAR A CATEGORÍA

ELEVAR A CATEGORÍA es frase de connotación crítica que significa lo siguiente:  Dar rango importante o superior y, con ello, carácter de cosa destacable o digna de ser tenida en cuenta [por lo general dar dicho rango a algo (inmaterial) que no es importante ni destacable].

  • Es frecuente en la construcción ELEVAR LA ANÉCDOTA A CATEGORÍA.

Ejemplos de uso 

  1. [Resumen del texto precedente: Muchos fueron los filósofos y científicos de la antigüedad que suscribieron la tesis de que el útero de la mujer vagaba por el cuerpo buscando, hambriento, el miembro viril ..entre todos habían envenenado la ciencia y la filosofía elevando a categoría lo que no era sino especulación malintencionada y coartada moral para justificar el uso del garrote con que el hombre venía manifestando su aprecio por la mujer. Y así,..el sistema reproductor femenino fue un enigma hasta bien entrado el siglo XX.  Fernando G.Tola. El Mundo,19-9-1995.
  2. [Comienzo de artículo titulado <<Entre cotillas>>:]  Cotilla: (según el diccionario de la lengua) 1. Ajustador que usaban las mujeres, formado de lienzo o seda y de ballenas. 2. Persona amiga de chismes y cuentos. U.t.c.adj. [= Úsase también como adjetivo]./ Alguien que está leyendo a mi lado la biografía de Truman Capote me recuerda que fue un gran cotilla, amigo de chismes y cuentos <<elevados a categoría>>, como lo fue Proust y, asimismo, tan ilustre cronista de su sociedad como el duque de Saint Simon, el más grande y propuso cotilla que conozco.. Ha habido, y los habrá, no pocos escritores adictos y dependientes del cotilleo, enganchados o colgados de un vicio que, en algunos casos, se puede convertir en obra de arte.  Francisco Nieva. La Razón,25-1-2004.
  3. [Palabras finales de artículo sobre la nueva posibilidad de consecución de datos aportada por Google:]  Las historias del periódico permanecían para siempre, enterradas en el cementerio de papel de la hemeroteca. Ahora se mezclan con los 1.000 flashes de la vida fragmentaria, caótica y en píldoras que componen el recuerdo digital. En cualquier instante puede reaparecer inopinadamente, y elevarse a categoría, una bobada que sólo fue anécdota; un secreto que se quería olvidar; esa foto tonta colgada por bromear; un comentario idiota, borrado de inmediato; o una maldad de la que se fue víctima…  Julio Miravalls. El Mundo,23-4-2010.
  4. Mi cese como embajador ante la Santa Sede no es un caso personal, una anécdota que sólo afecta al interesado. Si fuese así, no haría estas manifestaciones, ni los periódicos tendrían el menor interés en ellas. Mi cese constituye un acontecimiento de la vida política española que se eleva a categoría por su hondo significado y consecuencias en las relaciones Iglesia-Estado en nuestro país. Este cese, por su alto valor simbólico*, equivale a una capitulación del Gobierno socialista ante el episcopado español y, en definitiva, ante la Santa Sede.  Gonzalo Puente Ojea. El País, 30-8-1987.     [* Su nombramiento simboliza –eso es lo que parece quererse decir– la independencia del Estado español frente a la Santa Seda, y su cese, a causa de las presiones vaticanas sobre el mismo, lo contrario].
  5. CONVERTIR EN CATEGORÍA  (Raro):  El acoso a [el ministro José] Piqué sin una sola imputación concreta, sin dato alguno, sin pruebas aportadas, sin más elementos que difusas referencias a las actividades empresariales anteriores a su función pública es el mejor ejemplo de esta ruidosa pompa de jabón. La diferencia que indican las encuestas en intención de voto entre los dos principales partidos no se van a reducir ni enjugar emprendiendo campañas crispadoras que no se compadecen con [sic] la realidad de los presuntos abusos denunciados y que, aun en el caso de confirmarse, no cabría convertir en categoría.  ABC,8-3-1999.

ELEVAR LA ANÉCDOTA A CATEGORÍA

  1. ELEVAR A CATEGORÍA [cierta] ANÉCDOTA:  Era la primera vez que una mujer pronunciaba un discurso en la [celebración de la] Pascua Militar. La ministra de Defensa elogió la vocación de servicio de las Fuerzas Armadas. Si hay una insitución benigna en España, es el Ejército, que habla poco y hace mucho. Otros, en cambio, hablan demasiado. Elevan a categoría la anécdota de un traje, aunque es cierto que en la Pascua Militar hubo mucho atuendo estrafalario.  Irene Lozano. ABC,8-1-2009.
Placa callejera de la Plaza de España en Albatera en una imagen usada para ilustrar la expresión Elevar a categoría en el blog Expresiones del español.
Veamos la posibilidad de usar la expresión «elevar a categoría» en relación con esta placa callejera. Podría resultar algo difícil, pero por intentarlo que no quede. Nunca está de más practicar el español enfrentándose a dificultades de este tenor.

Esta placa figura en la plaza principal de la localidad alicantina de Albatera, la misma plaza en la que está la iglesia dibujada en la esquina inferior izquierda. La pegatina con la reivindicación «Stop precarietat laboral» mezcla tres lenguas: el inglés, el valenciano (Precarietat = precaridad) y el español. Elevar a categoría esta anécdota, el hecho de que figure esa pegatina ahí y/o el hecho de que contenga casi más lenguas que palabras, sería por ejemplo cogerse un cabreo y farfullar algo como <<¿Y no habrían podido elegir un sitio mejor para pegarla? Y, por otro lado, ¿qué les habría costado escribir «fin a la precariedad laboral»?>>.