EL SÉPTIMO CIELO

Significado de la expresión EL SÉPTIMO CIELO:  Estado de insuperable bienestar y de completa felicidad.

  • Se usa frecuentemente precedido de <<en>>: EN EL SÉPTIMO CIELO [= En un estado de insuperable bienestar y completa felicidad].
  • [Cierto] SÉPTIMO CIELO = [La] fuente de insuperable bienestar y de completa felicidad [referida].

Ejemplos de uso:

  1. [Anuncio en sección periodística de contactos:]  Joven atractivo, bien dotado, cuerpo atlético, se ofrece a mujeres, matrimonios y parejas, para subir al séptimo cielo. Con lugar de encuentro   Segundamano,19-12-1997.
  2. El coche..fue bien aceptado poco después de su aparición.. Gracias al coche el espacio individual se ampliaba a horizontes individuales inconcebibles y así como en Estados Unidos los horizontes..gozaron siempre de una mítica reputación, en Europa llevó a las familias a las playas y a los novios al séptimo cielo.  Vicente Verdú. El País,17-4-2010.
  3. dicen que lo del pañuelo [la técnica sexual del pañuelo] te lleva al séptimo cielo.  Marie Claire, junio 1987.
  4. No hay fiesta de Navidad sin una buena comida, y los encargados de algunos establecimientos [de restauración finlandeses] hacen gala de una gran imaginación para transportar a sus invitados al séptimo cielo.  Viajar [TV],11-2-2001.

EN EL SÉPTIMO CIELO:

  1. [Dicho en un documental (traducido del inglés*) sobre Dubai:]  Creo que este es el lugar ideal para terminar mi viaje. Me siento como en el séptimo cielo.  Viajar [TV],6-1-2005.     [* Hay expresión inglesa equivalente: <<seventh heaven>>].
  2. [En un reportaje sobre españoles residentes en Bangkok, una de ellos lleva al reportero a una sala de masajes, y, estando ambos tendidos y recibiendo sendos masajes desarrollan este diálogo:]  –Carmen: ¿cómo vas? –Estoy en el séptimo cielo.  Cuatro [TV],9-12-2012 [Callejeros viajeros].

[Cierto] SÉPTIMO CIELO

([La] fuente de insuperable bienestar y de completa felicidad [referida]):

  1. [El periodista] Luis María Anson conoce las palabras de amor de los poetas, ¿de quién, si no?, y las dice de memoria. Anson, en lo tocante al séptimo cielo de la poesía [= en lo tocante a esa fuente de insuperable bienestar y de completa felicidad que es la poesía], es una de esas máquinas que hay en los museos. Echas una moneda, levantas un auricular y una voz sin fallos ni vacilaciones te lo explica todo. A Luis María no es necesario echarle la moneda, al menos para esto. Tú comienzas un poema y él lo continúa y lo termina*.  Jaime Campmany. ABC,8-2-1998.     [* En el mismo periódico y fecha da un ejemplo de ello Alfonso Ussía, quien escribe en el ABC del 8-2-1998: “Anson se sabe la poesía española de memoria.[..] Anson recita en las cenas, y no lleva su actuación preparada. Se le apunta <<Entréme donde no supe>>, y con su voz nasal y perforante prosigue: <<y quedéme no sabiendo / toda ciencia trascendiendo>> y suelta las ocho coplas de Juan de Yepes..”].
Scroll Up