EL CAMAROTE DE LOS HERMANOS MARX

La frase EL CAMAROTE DE LOS HERMANOS MARX tiene dos significados:

  1. Habitáculo pequeño completamente lleno de gente y/o cosas, especialmente cuando forman una masa compacta.
  2. Grupo de personas o asunto en situación más o menos atribulada y caótica.

EL CAMAROTE DE LOS HERMANOS MARX   1

Habitáculo pequeño completamente lleno de gente y/o cosas, especialmente cuando forman una masa compacta.

  • He aquí una cita hecha al famoso camarote en cuestión: <<La famosísima –histórica, para el cine– escena del camarote en Una noche en la ópera es el ejemplo perfecto [de algarabía en un espacio reducido]: en una conejera que no supera los dos metros cuadrados –y en la que ya están amontonados los Marx y su voluminoso equipaje– comienzan a aparecer un fontanero con enorme llave inglesa; unas camareras que pretenden poner en orden el cubículo; una manicura a la que, como es natural, Groucho intenta seducir..; y los camareros con enormes bandejas.. Aparentemente, allí cada cual está haciendo algo: fontanería, manicura, servir comida, limpiar, dormir. Pero, en realidad, nadie hace nada más que incordiar a los demás>> (Pilar Cambra. El Mundo,14-5-2005 [Mercados]).

Ejemplos de uso:

  1. Una noche en la ópera es quizá la película mejor acabada de los Hermanos Marx.[..] Cada vez más, uno se da cuenta de que las películas se miden por su capacidad para fabricar instantes perdurables.[..] En ese territorio mítico,..Una noche en la ópera contiene dos pilares fundamentales de la historia de la comedia. El primero es la negociación entre Chico, autoconvertido en agente de un prometedor tenor bastante cursi, y Groucho, en su deliciosa función de empresario esmerado por aumentar su propia comisión. Ese diálogo, tan actual que casi da vértigo, contiene un mundo de sugerencias bajo el trabalenguas ya eterno de “la parte contratante de la primera parte…”./ La otra escena ha pasado a ser una frase hecha: “El camarote de los Hermanos Marx”. En ese lugar donde Groucho planea su íntima cita amorosa y acaba por convertirse en el rincón más poblado del planeta, se contienen algunas de las esencias de ese “más difícil todavía” que convierte a una buena comedia en mejor. Para acabar, ya abarrotado el camarote de polizones, fontaneros, camareros, masajista, aparece una manicura que pregunta a Groucho: “¿Cómo desea las uñas, cortas o largas?”, y él responde: “Cortas, cada vez queda menos sitio por aquí”.  David Trueba. El País,11-3-2005.
  2. La furgoneta [descrita por la policía]..era el camarote de los hermanos Marx [= estaba completamente llena de objetos].  Federico Jiménez Losantos. Radio COPE,25-4-2006 [6:25].
  3. [Texto escrito con motivo de la muerte, el día anterior, del humorista José Luis Coll:] El [diminuto automóvil] <<[Seat] seiscientos>> de Coll –años 70– era como el camarote de los hermanos Marx, pero  sin los hermanos Marx: rendida la noche en [la discoteca] Bocaccio o Carrusel.., José Luis nos ofrecía su pequeño coche y su petaca (siempre llevaba una petaca con whisky) para continuar la tertulia nocturna.  Jesús Amilibia. La Razón,7-3-2007.

Aquí se ve ya bastante lleno el camarote de los hermanos Marx, que empieza a llenarse en este vídeo a partir del minuto 1:35.

EL CAMAROTE DE LOS HERMANOS MARX   2

Grupo de personas o asunto en situación más o menos atribulada y caótica.

Ejemplos de uso:

  1. [Dicho en tertulia de análisis político:]  Los [muy divididos] socialistas franceses son el camarote de los hermanos MarxAlberto Mínguez. Radio COPE,24-10-2006.
  2. El <<pacto de Zurbano>> quedó en el camarote de los hermanos Marx. [El ex ministro de Hacienda y actual miembro de la oposición al gobierno socialista español] Cristóbal Montoro pedía un huevo, dos huevos, tres huevos y la ministra de Economía y una de las integrantes de la troika, [la ministra] Elena Salgado, no le daba ni las claras mientras Duran i Lleida [líder de otro partido] se cabreaba diciendo que él no estaba allí para perder el tiempo.  Raúl del Pozo. El Mundo,28-2-2010.
  3. Lo del [Teatro] Real es como el camarote de los hermanos Marx, aunque su gerente, Inés Argüelles, se empeñe en mirar a otro lado. Ahora la editora de la revista “Melómano” se querella contra la institución porque ganó el concurso para editar la futura revista oficial del Teatro y, a punto de salir el primer número, la gerente decidió parar el proyecto. Los demandantes reclamarán daños y perjuicios a su imagen. ¿Acabará en empecinamiento como con Seguros Ocaso?  Juan Palomo. El Mundo,10-4-2003 [El Cultural].

Deja un comentario

Scroll Up