DENTRO DE CIEN AÑOS TODOS CALVOS

DENTRO DE CIEN AÑOS TODOS CALVOS es expresión recordatoria del hecho, que tan desagradable suele ser recordar, de que todos hemos de morir.

  • En teoría, pasados cien años desde que se hace este comentario, tanto quien lo hace como quien lo escucha o lee deberían tener transformada su cabeza en una calavera, y de ahí lo de calvos.

Ejemplos de uso:

  1. A Indalecio..le atosiga la idea (también le reconforta) de que, dentro de cien años, todos nos habremos quedado calvos sin remisión y con la calavera monda y lironda como una bola de billar. Camilo José Cela. Nuevas escenas matritenses (libro de 1965). 
  2. No, nunca me he planteado el problema del fin de nuestra existencia.[..] ¿[Cuál es] La finalidad de mi vida?..Pues trabajar en lo mío, escribir con la mejor aplicación y lo mejor que pueda hacerlo, y santas pascuas; y dentro de cien años, todos  calvos.  RTVE. Lo que dijo en TVE [el escritor Camilo José] Cela (libro de 1989).
  3. Los únicos que en las Batuecas [= en España] no pueden enterarse de lo que dicen los papeles del Cesid son los jueces que los han pedido oficialmente,..porque lo que ya conocemos todos los batuecos no pueden conocerlo los jueces hasta que a don Eduardo Serra no le dé la gana de desclasificar el <<top secret>> que está en los quioscos. La Sala Tercera del Tribunal Supremo..al final prefiere darle a la desclasificación una larga cambiada, [darle] tiempo al tiempo, que dentro de cien años todos calvos. Y mientras la Sala Tercera duda, medita, reflexiona, estudia y aplaza, llegan los periódicos y publican el secreto, el <<top secret>>, que, por otra parte, ya había sido desvelado y era conocido en la parte esencial.  Jaime Campmany. ABC,18-12-1996.
  4. En teleserie emitida por TVE-1, el 4-1-2006 (en pleno periodo de vacaciones infantiles) a las 16:50 aparece en la cama un chorbo que habla a una chica mientras ésta se viste. Quejumbroso, se lamenta el pobrecillo de que no le haya pitado el pito (ya se sabe que a veces el pito falla). Es cosa de toda la vida y sin importancia, ya que, como ella misma se encarga de hacerle notar para tranquilizarle, no va a ser siempre así, y esta vez habrá sido por el frío. Esto del frío no le convence a él, porque –le responde a la joven– en Guadarrama, con el frío que pasaba allí cuando las guardias (¿de la mili?) o no sé qué, era a pesar de tan adversa circunstancia pensar en ella y eso se le ponía que no veas (<<esto se me ponía…>> –dice, como queriendo demostrar que aquí donde me ves…). Por esas casualidades de la vida, justo el día anterior habían dado en el canal Viajar un documental sobre Portugal en el que sale un monasterio lisboeta con un antiguo osario sobre cuyo pórtico se puede leer esta inscripción: <<los ossos que aquí estamos pel os vossos esperamos>> (los huesos que aquí estamos a los vuestros esperamos). Pues eso, chorbo del guión televisivo sublime: que dentro de cien años, suene o no la flauta por casualidad, todos toditos calvos. Tu chica la comprensiva (al menos de momento y mientras no sea siempre así), también.

Deja un comentario

Scroll Up