DEL MAL EL MENOS

Significado de la expresión DEL MAL, EL MENOS:  Entre dos o más cosas malas, y ya que no hay ninguna cosa buena que poder elegir en la tesitura de tener que elegir algo, es preferible elegir la menos mala de ellas.

Ejemplos de uso:

  1. [Con referencia a los balseros cubanos (las personas que, huyendo de la Cuba castrista, se hacen a la mar en balsas en un intento de alcanzar la costa americana):]  La amenaza de detención [por parte de las autoridades americanas antes de llegar a la costa]..sirve también como garantía de auxilio en las peligrosas aguas del estrecho de Florida. “Y del mal, el menos: siempre será preferible pasar seis meses comiendo en un campo de refugiados que seis meses en cualquier lugar de Cuba”.  El País,20-8-1994.
  2. [Comienzo de artículo titulado <<Del mal, el menos>>:]  No me es grato ningún escáner corporal [como medida de seguridad en prevención de atentados terroristas], pero lo prefiero a la inseguridad de un vuelo en avión.  Antonio Gala. El Mundo,1-3-2010.
  3. Nuestros [gobernantes] socialistas, estos chicos, quieren una democracia sin cabinas.. A mí me toca votar en un colegio [electoral] que no tiene cabinas. Tengo que elegir la papeleta de voto en un mostrador del pasillo, a la vista de apoderados de los diversos partidos,..otros votantes,..guardias municipales y curiosos en general.[..] Mi suegra, generalmente, viene conmigo a votar. No padece ningún pudor electoral, y a ella, lo de las cabinas, jaspe. Cuando nos acercamos al mostrador de las papeletas, me dice:/ –Dame una del PP, hijo, que no veo bien. Del mal, el menos./ O bien:/ –¿Ésta es la de [el político del PP Manuel] Fraga, verdad? No sea que me equivoque y vote al [político del PSOE Alfonso] Guerra. ¡Vaya un porte!  Jaime Campmany. ABC,14-2-1991.
  4. EN EL MAL, EL MENOS  (Raro):  La trituradora electoral..aplicada a los dos sucesores consecutivos de Felipe González, Almunia y Borrell, ha causado no poco recelo entre los aspirantes al liderazgo. Pero mientras..algunos <<outsiders>>..han visto un resquicio, aun remoto, para su proyección. El caso más claro de estos últimos ha sido Rosa Díez, que se ha lanzado como un trapecista sin red sobre la arena del circo del PSOE [ha presentado su candidatura a la presidencia (a la secretaría general) del partido].[..] Muchos analistas consideran que Díez lo que ha hecho ha sido presentarse como sparring..para que llegue otro u otros candidatos conocedores del <<aparatchik>> socialista. El nombre que no desaparece de ninguna boca es el de José Bono [el presidente de la región de Castilla-La Mancha],..sinuoso como los ofidios, resbaladizo como los anfibios y acorazado como las tortugas.[..] Tal vez el mensaje descarnado de los guerristas [= partidarios del socialista Alfonso Guerra], alertando al PSOE de lo que se les vendría encima con Bono (como reedición pálida de las formas de poder de Felipe González), cale en la militancia. Pero no lo creemos. Más bien es razonable pensar que los socialistas buscarán la garantía de, en el mal, el menos.  La Razón,16-5-2000.
Scroll Up