DÁRSELE UNA HIGA o un ardite

Significado de la expresión DÁRSELE UNA HIGA [algo A alguien]:  [Con énfasis y cierto matiz vulgar y humorístico] No interesarle ni importarle [algo a alguien] en absoluto; no sentir el menor interés por [la cosa o el hecho de que se trate].

  • También, pero muy infrecuente, IMPORTARLE UNA HIGA [algo A alguien].

Significado de la expresión DÁRSELE UN ARDITE [algo A alguien] (o NO DÁRSELE UN ARDITE):  No importarle en absoluto; serle completamente indiferente.

  • También, pero muy infrecuente, IMPORTARLE (o NO IMPORTARLE) UN ARDITE [algo A alguien].

Ejemplos de uso de ambas expresiones (y variantes):

DÁRSELE UNA HIGA [algo A alguien]:

  1. –¿Sabes qué es dársele una higa algo a alguien? –Es una forma enfática de decir no interesarle nada eso a esa persona. No interesarle nada en absoluto, ni lo más mínimo. Tiene cierto matiz humorístico, creo. O sea, que si quieres decir algo más entretenido de oír que no interesarle nada en absoluto, pues dices dársele una higa.
  2. Dársele una higa significa lo mismo que dársele un ardite, con la única diferencia de que la primera frase es más coloquial y tiene un ligero matiz vulgar. Hay otras expresiones sinónimas de dársele una higa, como importarle un pimiento, importarle un rábano, etcétera. Las diferencias entre unas y otras son mínimas, prácticamente inexistentes.
  3. [Diálogo, en tertulia televisiva, sobre el hábito de la lectura:]  -[Marqués de Tamarón] [Uno de los tres requisitos que en mi opinión debe reunir un buen título de libro es:] Que haga deseable la lectura. ¿Quién va a querer leer un libro que se llama <<Los helechos arborescentes>>? -[Pedro Sorela] No, nadie. -[Marqués de TamarónSe nos dan una higa los helechos arborescentes*. -[Fernando Sánchez Dragó] Eso no lo leyó nadie. -[Marqués de Tamarón]..Tengo dos de los peores: <<Confieso que he vivido>>, de [el poeta chileno Pablo] Neruda. Bueno, ¿y qué? Todo el mundo, ¿no? Y.. <<Yo creo en la esperanza>>.  Telemadrid,15-5-2008.     [* Arborescente = que tiene forma de árbol].
  4. [Fragmento de relato de crucero por el Volga:]  Los [turistas] taiwaneses [a los que páginas atrás me referí] remoloneaban a mi alrededor [en el cementerio y atractivo turístico de la ciudad de Riazán]. El culto a la muerte les interesaba más bien poco. Espoleados por la curiosidad se me acercaron con una pregunta que sorprendía en tan lúgubre escenario:/ –¿Es verdad –preguntó el más atrevido de los estudiantes– que los españoles trabajan poco? ¿Cuáles son sus estadísticas de productividad? –¿Tienen los españoles fama de vagos en Taipei? –Eso es lo que nos explican en clase. –Desconozco las cifras de productividad, lo siento, pero el gobierno insiste en que somos la décima potencia industrial del mundo. Se me da una higa, pero si queréis os canto La copla de la Dolores. ¿Es que sólo pensáis en eso, hasta en un cementerio? Vosotros trabajáis mucho, ya lo sé. ¿Es que no tenéis otra cosa que hacer, chicos?/ Nunca había discutido sobre productividad en un camposanto.  Manuel Leguineche. Madre Volga (libro de 2003).
  5. a [el presidente del gobierno español Felipe] González se le da una higa..atentar contra la honorabilidad de sus predecesores..con tal de seguir en el poder.  ABC,3-3-1995.
  6. Asumimos el terrorismo, digamos que convencional, y se nos da una higa el terrorismo sexual-afectivo-sentimental   Martín Prieto. El Mundo,3-6-1995 [Magazine].
  7. DÁRSELE [A alguien] UNA HIGA DE [algo]  (Infrecuente):  Doña Begoña Gómez-Marco, una eminencia del PSPV* a pesar de que su idioma de uso es el castellano.. Que luego [la cadena de televisión autonómica valenciana] Canal 9 fuera dócil instrumento del jefazo [=? Que luego estuviera al servicio de los intereses partidistas del jefe de filas de su partido, el presidente de Valencia], don Juan Lerma por más señas, a doña Begoña se le daba una higa de ello [= eso se le daba una higa].  Manuel Lloris. Las Provincias,22-9-1995.     [* PSPV = Partido Socialista del País Valenciano (es decir, Partido Socialista de la región autónoma de Valencia, en la que hay una televisión regional estatal: Canal 9)].

IMPORTARLE UNA HIGA [algo A alguien]:

  1. Espero no ofenderte al decírtelo, pero me importa una higa lo que pienses al respecto. He decidido hacerlo y lo voy a hacer, sin tener en cuenta las opiniones contrarias a ello.

DÁRSELE UN ARDITE [algo A alguien]

  1. A mí se me da un ardite que Romaní o Mario Conde vayan a la cárcel, porque el daño que me podían hacer ya me lo hicieron   Federico Jiménez Losantos. ABC,17-12-1994.
  2. Vencida la timidez de otros tiempos, a [el personaje de la novela Madame Bovary] León [Dupuis] se le da un ardite disimular sus aspiraciones voluptuosas.  Fernando Aramburu. La Verdad,13-3-2010 [Ababol].
  3. Desde el punto de vista teológico, esa ocurrencia de presentar el <<Estatut>>* durante la celebración de la festividad de los Difuntos, únicamente tiene dos lecturas, la una esperanzada y la otra dantesca: o nos vamos en derechura al Purgatorio, o nos despeñamos de cabeza en el Infierno. Bien es verdad que el Dogma y sus intríngulis a los políticos se les da un ardite; por no decir que les importa un huevo. Nada más natural puesto que la Teología es, juntamente con la Lógica, la más alta expresión del pensamiento. Y ayer, escuchando algunas de las intervenciones que se desgranaron en el Parlamento, lo único lógico era concluir que habían adelantado las telenovelas**. Demasiado corazón..y poco, muy poco, pensamiento.  Tomás Cuesta. La Razón,3-11-2005.     [* El asunto es este, según explicación de Marcos Pardeiro: <<Las Cortes Generales afrontan hoy uno de los debates más importantes.. Un mes después de que el Parlamento de Cataluña aprobara el proyecto para reformar su marco estatuario [su estatuto de autonomía], se inicia hoy en Madrid la tramitación parlamentaria del texto>> (La Razón,2-11-2005)./ ** El debate empezó a la 1, es decir, varias horas antes de las telenovelas de sobremesa].
  4. ¿De qué hablan los políticos que invocan folklores, patrias chicas, realidades nacionales, naciones de naciones, sentimientos de identidad en mayor o menor medida provincianos…? Como siempre, de otra cosa [diferente de los temas que preocupan a la ciudadanía]. De los tangibles beneficios que, bajo el infantil camuflaje de esa jerga, aguardan extraer para sus bolsillos.[..] ¿A quién se le da un ardite vivir en una provincia, una región, una nacionalidad histórica o histérica, una nación, una nación de naciones, o una galaxia muy, muy, muy lejana? A alguna gente. A toda esa ya bastante abultada fauna de los que, no habiendo sido dotados por la naturaleza de las luces precisas para ganar su vida con esfuerzo, ven en la proliferación geométrica de las administraciones la ocasión de su vida para atornillarse a un cargo, a una sinecura, a un gobiernito que reparta amistosos privilegios.  Gabriel Albiac. La Razón,19-2-2007.

DÁRSELE [A alguien] UN ARDITE DE [algo]

  1. (Raro):  El asno, el cervantino asno*, se ha salvado de la extinción casi exclusivamente gracias al turismo. Pero siendo España cada día menos diferente mucho me temo que a los turistas se les dé ya un ardite de la foto [de recuerdo] con burro y éste no tenga más uso que el transporte de cántaros de agua en algunos pueblos serranos adonde no pueda llegar el motor.  Manuel Lloris. Las Provincias,7-6-1995.     [* En la obra de Cervantes “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”, el escudero de don Quijote (Sancho Panza) se transporta a sí mismo en burro]. 
  2. [Palabras imaginarias puestas en boca de un político:]  Se me da un ardite de que sólo unas decenas de miles de personas confíen en mi proyecto, si luego juego sabiamente mis escasas bazas. Cáiganme bien los naipes que la voluntad popular me importa un bledo.  Manuel Lloris. Las Provincias,9-1-1996.

NO DÁRSELE UN ARDITE [algo A alguien]

  1. [Situación: Siglo XVI. Un muchacho se gradúa en leyes en Salamanca. Poco después enloquece a resultas de la ingestión de un veneno y cree ser de vidrio. Dice llamarse licenciado Vidriera. Un día, caminando por la calle, dice unas palabras latinas a una ropera]. Entendió el marido de la ropera la malicia del dicho, y díjole: “Hermano licenciado Vidriera..más tenéis de bellaco que de loco”. “No se me da un ardite”, respondió él, “como no tenga nada de necio” [= No me importa en absoluto ser bellaco si no soy necio (siempre y cuando no sea necio)].  Miguel de Cervantes Saavedra. El licenciado Vidriera (novela de 1613).
  2. El conductor me despidió con media sonrisa, más bien un rictus de cansancio. Ni sabía ni se le daba un ardite saberlo que se había ganado mi más profunda admiración. Para él yo era un señorito que por un avatar del destino se le había metido en su autobús pirata.  Manuel Lloris. Las Provincias,16-10-1994.
  3. SIN QUE SE LE DE UN ARDITE:  El sensacionalismo [en los medios de comunicación] es perverso cuando se basa en el invento y la tramoya; o cuando desvirtúa y distorsiona intencionadamente en pro del beneficio económico y sin que se le dé un ardite la veracidad de los hechos más allá de las posibles repercusiones en el juzgado de guardia.  Manuel Lloris. Las Provincias,25-5-1994.

IMPORTARLE UN ARDITE [algo A alguien]

  1. [Al ministro] la cultura le importa un ardite. O, como quizás lo expresaría el interesado: no se encuentra entre sus prioridades. Lo ha demostrado echándose mano a la tijera sin problemas cuando se trataba de ahorrar.. Ah, la cultura: qué lata.  Manuel Rodríguez Rivero. El País,11-1-2014 [Babelia].

NO IMPORTARLE UN ARDITE [algo A alguien]

  1. No le importa un ardite la cultura al ministro de Cultura. Puaf, qué asco, la cultura. ¿Y para qué vale eso? Bueno, claro, para crear un ministerio de Cultura que vigile y pare los pies a quienes quieran malgastar el tiempo generándola, lógicamente; pero aparte de eso, ¿para qué? Para nada, como lo demuestra el que ministerio de Cultura pase olímpicamente de ella, pues ya sólo faltaba que encima de que no sirve para nada nos gastáramos el dinero de todos en tonterías culturales. Sería ya la repanocha.
Paisaje de la llanura de La Mancha nevado en una imagen usada para ilustrar la expresión dársele un ardite.
Le preguntó el autor de esta foto a su acompañante: “¿Es esta mata un helecho arborescente?”. Y le respondió: “¿Qué mata?”. Ni la había visto, teniéndola, como la tenía, delante de sus narices. O sea, no había reparado en ella. Y no sólo eso, sino que parecía dársele un ardite lo que eso fuera o dejara de ser, con lo importante que toda la vida ha sido saber estas cosas, y no interesarse por chorradas y tonterías.

EXPRESIÓN RELACIONADA:

ALLÁ PELÍCULAS

Scroll Up