CAGARLA

La expresión vulgar CAGARLA (cagar + la) tiene tres significados:

  1. Equivocarse clamorosamente; cometer un grave o gran error.
  2. Estropear algo (una situación u otra cosa) tanto como es humanamente posible.
  3. Desembocar en un súbito contratiempo o una problemática o indeseable situación; darse de bruces, tropezar o encontrarse, a resultas de lo referido o sobreentendido, con una chunguez o un marrón.
  • Además de cagarla, también se dice, menos frecuentemente, joderla.
  • Tanto <<cagar>> como <<joder>> son palabras malsonantes (más la segunda que la primera), 

Ejemplos de uso:

1 Equivocarse clamorosamente; cometer un grave o gran error.

  1. [En el periódico alertadigital.com hay un artículo, titulado <<El PP pide la dimisión de Grande Marlaska* por el escándalo del gay embustero de Malasaña>>, bajo el que Juan Carlos Fernández hace un comentario que empieza diciendo << Al “gay” sadomasoquista del culo doblemente rajado hay que hacerlo testigo protegido..>>, y a renglón seguido añade un segundo comentario, de final evidentemente irónico, que dice:]  Quien sea que me haya puesto un negativo al comentario del “gay” del culo doblemente rajado la ha cagado pero bien, mi venganza será terrible.  Alerta Digital,9-9-2021.     [* El socialista ministro español del Interior (PP: Partido Popular)]. 

2 Estropear algo (una situación u otra cosa) tanto como es humanamente posible. 

  1. [En el periódico libertaddigital.com hay un artículo titulado <<Calvo dice que no hay elecciones porque “no le conviene a los ciudadanos”>>. Un lector, Roberto Rodríguez Torregrosa, comenta bajo el artículo:]  Esta buena señora* debe tener diarrea cerebral: cada vez que habla la caga.  Libertad Digital,1-9-2018.  [* La buena señora con –según el opinante– supuesta diarrea cerebral (más frecuentemente referida como diarrea mental) es la vicepresidenta del gobierno español, Carmen Calvo].
  2. [El editorial del periódico El Mundo de fecha 10-8-2018, sobre política migratoria, lleva, entre otros, este comentario de un lector (que firma como Gulliver):]  Yo no espero nada de este gobierno. Ya la han cagado a modo. Van a seguir viniendo en hordas.  El Mundo.es,10-8-2018.
  3. [Ángel Tomás Olivencia Pagán, artísticamente conocido como Tommy Olivencia, es un músico de Santurce (Puerto Rico) dedicado, al frente de su orquesta, a la salsa clásica. Una de sus piezas musicales, muy escorada hacia el latin-jazz, se titula <<La china>> (es decir, la chica o muchacha). Se puede escuchar, en el momento de la redacción de estas líneas (10 de septiembre de 2021) en el canal de Youtube <<Salsa solo de colección en vinilo>>, donde, debido a que en la canción* se intercala una voz femenina publicitaria, un oyente, Alan Castaño Escobar, deja este comentario: <<Excelente sonido..y excelente aporte, pero por qué ensucias semejante golpe con esa pauta publicitaria. No seas así. Deja que podamos tener el material intacto. Gracias de todos modos por el aporte>>. Con anterioridad, este canal tenía el título más corto de <<Salsa solo de colección>>, y llevaba este otro comentario, sobre lo mismo, obviamente ya desaparecido:]  <<Buena canción y sonido, pero esa cojuda que sale hablando cada 2 minutos la caga totalmente>>.     [* Vocalizada por Rolo González].
  4. En el canal de Youtube de Damián Orozco hay un vídeo en el que La Sole Pastorutti (Sole por Soledad) versionea la canción de Los Rodríguez “Salud, dinero y amor” (de su álbum de 1993 <<Sin documentos>>). La versión de La Sole es infinitamente mejor que la original del grupo Los Rodríguez, como alguien, quizá el propio Damián Orozco, había dicho en su canal en unas palabras que ya no figuran ahí, y en las que se calificaba el videoclip de Los Rodríguez con esta canción como <<bastante asqueroso, no tanto por el hecho en sí de que salga una mujer meándole la cara a un hombre sino por lo improcedente de meter la pornografía más vulgar en lo que se supone que es una obra artística, que ha de tener, por definición, elegancia y clase. Un cero sin paliativos a Los Rodríguez, porque el sitio de la mierda es el retrete, y un diez a La Sole, que no tiene ninguna necesidad de seguir modas de porquerizas con las que intentar dar la talla y en vez de darla cagarla>>.
  5. [En entrevista de Juan Ramón Iborra al actor Antonio Banderas, natural de Málaga y que, tras residir largos años en Madrid, trabaja una temporada en Hollywood:]  -[Juan Ramón Iborra] Ha dicho que cuando salió de Málaga le tenía más miedo a la gente de Madrid que el que sintió al llegar a Hollywood. -[Antonio Banderas] Es cierto. Para mí, Madrid era, ¡puf!, un mundo lejanísimo. Cuando llegué pensaba que iba a estar en el teatro de La Zarzuela con una lanza en la quinta fila tres años, hasta que me dieran un papelito. Me acuerdo del estreno de La hija del aire, duraba tres horas y media y yo salía los últimos diez minutos. Cuando todo el mundo había terminado y lo había hecho excelente[mente], tenía que salir a cagarla, tío. Y decías, “pero bueno, macho, ¿ahora me toca?.. si la cago echo a perder el trabajo de los demás”..  El Dominical,27-3-1994.

3 Desembocar en un súbito contratiempo o una problemática o indeseable situación; darse de bruces, tropezar o encontrarse, a resultas de lo referido o sobreentendido, con una chunguez o un marrón.

  1. [Al artículo periodístico titulado <<Coronavirus España hoy / Mañana arranca el tercer curso escolar en pandemia con el 39,4 % de escolares vacunados>> siguen varios comentarios de lectores. El número 10 dice: <<Yo me pregunto qué harás si te pilla un covid grave sin vacunar>>. En el comentario 31 se le responde así: <<Correr al hospital. Le dirán que tiene covid. Él dirá que no. Pero ingresará con ese diagnóstico y con el correspondiente tratamiento>>. Comentario este segundo al que a su vez se responde en el 69 así:]  Eso puede pasar con un accidente de tráfico. Por ejemplo. Al ingresar te sale positivo en la [prueba de detección de virus] pcr, y la has cagao [= cagado].  El Mundo.es,5-9-2021.

    Chorros de agua sobre fondo azul esmeralda en una fuente en la plaza de La Miliaria de La Roda de Albacete, en una imagen usada para ilustrar la expresión “cagarla”.
    Cagarla (1) al hacer una foto no es difícil y está al alcance de cualquiera con un par de manos en buen estado. Basta con no tener la cabeza en tan bueno estado. O con no procurar evitarlo. En esta sin ir más lejos, su autor quería fotografiar un chorro y, por un descuido o lo que fuera, fotografió no dos ni tres, sino nada menos que siete; todo un logro en el arte de hacer mal las cosas. O sea, que la cagó, y al ver la imagen, aunque lo que dijo fue “¡hostia!”, bien podría haber dicho –añadiendo una pizca de vulgaridad–: “la he cagado”.