AL CINTO

Significado de la frase AL CINTO:  En el cinto; portado colgado del cinto.

Ejemplos de uso:

  1. También ha crecido el número de atracadores que entran [en las joyerías] armados y no dudan en apretar el gatillo si la cosa se les complica. El programa [<<Alerta 112>>, de Antena 3 TV] nos presentó la alarmante situación que viven los comerciantes. Conocimos a algunos que se ponen tras el mostrador con una pistola al cinto, porque se han cansado de contemplar cómo los desvalijan. Uno incluso mató a dos atracadores y no se arrepentía de ello. Él, decía, sólo quería ejercer su profesión.  Chapete. La Razón,12-3-2003.
  2. Porque llevar espada al cinto o pistola defensiva es un agravio al optimismo de nuestras constituciones democráticas que, como se sabe, nos garantizan en sus articulados el derecho a no ser robados ni violentados   Blanco y Negro,1-5-1994.
  3. [Durante la guerra civil] En mi casa..la doncella servía con mono azul y pistola al cinto   Eduardo Haro Tecglen. El País,20-4-1996.
  4. ignoro las poderosas virtudes del [teléfono] móvil GSM, pero es el que portan al cinto los ejecutivos última generación   Ramón Palomar. Las Provincias,11-3-1996.

El vídeo que sigue, tomado del canal de Youtube Theraycamachoband, es de una actuación en directo en Tucson (Arizona) del grupo de Fresno (California) liderado por el trompetista sin gafas Ray Camacho (nacido en la ciudad tejana de El Paso). En él tocan la ranchera titulada <<La feria de las flores>>, donde el protagonista porta pistola en la cintura o al cinto.

ESTADOS UNIDOS.  Grupo de Ray Camacho:  “La feria de las flores”.

LETRA DE LA CANCIÓN

Me gusta cantarle al viento porque vuelan mis cantares. Y traigo pistola al cinto por toditos los lugares.

Aquí vine porque vine a la feria de las flores. No hay cerro que se me empine ni cuaco que se me atore. En mi caballo retinto he venido de muy lejos. Y traigo pistola al cinto. Y con ella doy consejos.

Atravesé la montaña pa’ [= para] venir a ver las flores. Aquí hay una rosa huraña que es la flor de mis amores.

En mi caballo retinto he venido de muy lejos. Y traigo pistola al cinto. Y con ella doy consejos.

Atravesé la montaña pa’ venir a ver las flores. Aquí hay una rosa huraña que es la flor de mis amores.

Aunque otro quiera cortarla, yo la divisé primero. Y juro que he de robarla aunque tenga jardinero. Yo la he de dejar plantada en el huerto de mi casa, y si sale el jardinero, pues a ver; a ver qué pasa.

¡Ay, ay, ay!      

Deja un comentario

Scroll Up