AHOGAR LAS PENAS EN ALCOHOL

Significado de la frase AHOGAR LAS PENAS EN ALCOHOL (o EN VINO):  Ingerir alcohol, en forma de bebida alcohólica, con el fin de abotargar la mente y reducir así la sensación de angustia causada por los sinsabores de la vida y el sufrimiento que causan.

  • Es sabido desde siempre, porque no puede ser más obvio, que el vino alegra el corazón del hombre. Así, exactamente con esa frase, se dejó ya dicho en la antigüedad, en uno de los salmos de la Biblia, el 104, cuyo fragmento 15 (Salmos 104: 15) dice así: <<..y el vino que recrea el corazón del hombre..>>. Las traducciones varían, y la forma más conocida en que se conoce esta frase en la actualidad es <<el vino alegra el corazón del hombre (o de los hombres)>> (no es necesario aclarar que por <<el hombre>>, y al margen de imperantes correcciones políticas, se entiende <<el ser humano>> (hombres y mujeres (o, si se prefiere, mujeres y hombres, que ciertamente es más lógico, ya que tanto los unos como las otras nacen de la hembra de la especie o, si se prefiere, de la mujer))). Se trata, claro, de una verdad de las llamadas de Perogrullo: quién no sabe eso, sin que se lo enseñe la Biblia, que tampoco es que lo enseñe, sino que lo dice sin más. No hace falta, en efecto, que la Biblia diga o deje de decir nada al respecto: basta con pegarse unos buenos tragos de, por ejemplo, la denominación de origen española Valdepeñas, o de la de Jumilla, para darse uno cuenta de que el reconfortante calorcito que nota correr garganta abajo le hace ver la vida a uno con mayor optimismo, o al menos con menos desagrado. He aquí algunas referencias a esto: 1. <<Los vinos, que alegran el corazón del hombre, según el salmo bíblico,..>> (Manuel Alcántara. Las Provincias, 26-5-1997). 2. <<Forzoso es reconocerlo: ..no sólo el vino alegra el corazón de los hombres; también contiene las semillas de la polémica y puede agriar las humanas discusiones>> (ABC,20-1-1995). 3. <<Es verdad eso que se dice, que el vino aviva y alegra el corazón>> (Jaime Campmany. ABC,12-1-1997).
  • Hay, entre otras, una canción cuyo tema es el gusto por el alcohol como alivio para la penas. Es la divertida canción del grupo español Los Xey titulada <<Cuando yo me muera>>, que empieza así: <<No hay mayor placer que emborracharse sin cesar, una y otra vez, para las penas olvidar>>.
  • Al hecho de aliviar sensiblemente el sufrimiento que pueda uno tener en la vida, aunque sea simplemente de manera ocasional, se le suele llamar <<quitar las penas>>, <<ahogar las penas>> o <<matar las penas>> (y tal vez de alguna otra forma semejante). De la cosa que lo consigue, de lo que tiene o logra ese efecto, se dice que quita, ahoga o mata las penas. Y si alguien usa de esa cosa con ese fin, se dice que esa persona mata o, más frecuentemente, ahoga las (o sus) penas. Si la cosa usada es el alcohol esa persona mata o ahoga las penas (o sus penas) en alcohol (o en vino, usada esta palabra como sinónimo de alcohol en general). He aquí un comentario, hecho por Francisco Gavilán en su libro de 1988 “Guía de malas costumbres españolas” sobre el excesivo consumo de alcohol en España, comentario en el que la palabra <<vino>> se usa con el significado de <<alcohol>> en general, y en el que no se habla de <<penas>> sino de <<problemas>> (que viene a ser lo mismo, ya que lo normal es que los problemas deriven en un cierto grado de pena): <<Este hábito nacional..sirve también para ahogar los problemas en vino>>. Valgan a continuación sendos ejemplos de las tres posibilidades citadas en letra negrita: QUITAR [una cosa] LAS PENAS: <<como decía la mujer de [el cantaor] Camarón [de la Isla], aquel cante quitaba las penas>> (Blanco y Negro,10-4-1994). AHOGAR [una persona] SUS PENAS: 1. <<[En esta película] Patricia Arquette pierde a su marido y a su hijo y sólo se le ocurre ir a Birmania para ahogar sus penas. Allí se verá involucrada en la resistencia liderada por Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz, en 1991>> (Federico Marín Bellón. ABC,11-11-1999). 2. <<El paisaje de [la calle con prostitutas de Madrid] Ballesta..y aledaños se completa con la presencia de los <<sin techo>>, que acuden a este rincón de la ciudad a ahogar sus penas>> (Ernesto Villar. La Razon,2-8-2000) (en ambos últimos ejemplos se podría haber dicho también <<las penas>>: que Patricia Arquette va a Birmania para ahogar las penas, y que los sin techo van a la calle Ballesta a ahogar las penas, lo mismo que en el siguiente ejemplo se podría decir <<dame una copa más para matar las penas>> en vez de <<mis penas>>). MATAR [una persona] SUS PENAS: esta variante aparece en la letra de la canción de La Pelua <<Dame una copa más>>, perteneciente a su disco de 1988 <<Así soy yo>>:

ESPAÑA.  La Pelua:  «Dame una copa más».

LETRA DE LA CANCIÓN

Fui buscando una razón pa’ [= para] donde quieras que vaya, que me cure de este mal que me quema y que me abrasa. Que me quema y que me abrasa. Que yo no puedo aguantar más.

Dame una copa más para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas. Yo me quiero emborrachar para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas.

Nos conocimos un día. Empezamos un amor. Tú pusiste tu poesía, yo puse mi corazón. Yo puse mi corazón, yo puse mi corazón.

Dame una copa más para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas. Yo me quiero emborrachar para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas.

Después te fuiste con otra que no te quería pa’ ná [= para nada]. Sólo quería tu cuerpo, pa’ poderlo destrozar, pa’ poderlo destrozar, pa’ poderlo destrozar.

Dame una copa más para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas. Yo me quiero emborrachar para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas.

Yo te completaba. Ella te lo paga tó [= todo]. Ella se cobra en tu cuerpo cuando desea el amor, cuando ella quiere el amor, cuando ella quiere el amor.

Dame una copa más para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas. Yo me quiero emborrachar para matar mis penas. Para matar mis penas, para matar mis penas.

  • En vez de alcohol o vino se puede decir cualquier otra cosa sinónima o que exprese consumo de alcohol: aguardiente, bebida, copas, lingotazos, etcétera. Si el contexto lo permite, puede dejarse sobreentendido, como en este caso, en que se sobreentiende que se trata de ahogar las penas en alcohol: <<[En la localidad barcelonesa de Taradell] Una discoteca anuncia: “Estudiantes… El próximo sábado ahoga tus penas. Trae tus notas y te invitaremos a una birra, un calimocho o un chupito por cada suspenso (que tengas)”>> (Manuel Lloris. Las Provincias,7-1-1996).

Ejemplos de uso de la frase AHOGAR LAS PENAS EN ALCOHOL:

  1. AHOGAR LAS PENAS EN EL VINO: Esta variante (de la que se dio el significado de <<beber para olvidar las penas>>) fue preguntada el 31-5-2000 en el concurso de Telemadrid <<Adivina, adivinanza>>, en el que los participantes habían de intentar acertar el mayor número posible de frases hechas, refranes y títulos de películas que se encontraban encerrados en jeroglíficos e imágenes mostradas en paneles.
  2. AHOGAR LAS PENAS ENTRE COPAS:  [La modelo] Gisele Bündchen es así de guapa porque <<es feliz>>. Claro que para comprobar si esto que dice es verdad habría que haberla visto infeliz. Así se sentía hace cinco años. La maniquí brasileña asegura que ahogaba las penas entre copas..y atracones. <<Bebía mucho vino..y comía a todas horas hamburguesas con queso>>, ha confesado en una revista.  La Verdad,30-6-2009.
  3. AHOGAR [alguien] SUS PENAS CONSUMIENDO BEBIDAS:  Cuando lo dejamos en el camposanto sus amigos nos metimos en el Club Afrodita..a ahogar nuestras penas consumiendo bebidas espirituosas y echando un par de bailes   Camilo José Cela. ABC,29-10-1994.
  4. AHOGAR [alguien] SUS PENAS EN [cierto] BREVAJE [ALCOHÓLICO]:  [Resumen del texto precedente: Humphrey Bogart no hubiera tenido éxito con las mujeres si en vez de seducir con whisky lo hubiera hecho con vino y coca cola]. Ni siquiera el bestia de Mickey Rourke, que de puro meterse cosas ya tiene un agujero en el estómago, daría un par de centavos por ahogar sus penas en semejante brebaje*Carmen Rigalt. El Mundo,22-9-1996 [La Revista].     [* El calimocho (vino tinto con coca cola) es una mezcla popular entre los adolescentes españoles los fines de semana].
  5. -¿Tú eres partidario de ahogar las penas en alcohol? -De toda la vida. Tanto es así que en cuanto me duele algo lo primero que hago es, si puedo, ponerme en la mesa unas aceitunas sevillanas y una copa de vino tinto. Me da igual que lo que me duela sea una parte del alma o una parte del cuerpo. Agarro la botella y a remojar el gaznate se ha dicho. -¿Y se te curan los dolores? -Hombre, si es una muela lo que me duele igual no, pero los otros dolores, por lo general se arreglan como mínimo un poco.
Botella de agua azul en imagen usada para ilustrar la expresión ahogar las penas en alcohol.
Botella de agua a rellenar para quien quiera aquí ahogar rápidamente y bien ahogadas las penas en alcohol.

FRASE RELACIONADA:

BEBER PARA OLVIDAR

Deja un comentario

Scroll Up