A LA CARGA

La frase A LA CARGA tiene tres significados

  1. Grito usado como señal de cuándo ha de comenzar una carga (un ataque o una acometida violenta) [contra un grupo de gente, especialmente contra el enemigo]. 
  2. [En un sentido inmaterial] Sea desatada la hostilidad [contra lo consabido].
  3. Insistiendo en ello [en lo consabido].

A LA CARGA   1

Grito usado como señal de cuándo ha de comenzar una carga (un ataque o una acometida violenta) [contra un grupo de gente, especialmente contra el enemigo]. La carga comenzará cuando se profiera ese grito. Significa <<vamos a cargar ahora>>, <<carguemos ya>>, es decir, <<desatemos ahora, en este instante, nuestra violencia>>.

Ejemplo de uso:

  1. [Fragmento de crónica* de la batalla de Lepanto:]  Fue un 7 de octubre de 1571, en aguas del golfo de Lepanto. Aquel domingo, día del Señor para los cristianos, se libró una de las batallas navales más grandes de todos los tiempos.[..] A partir de este instante se desató un infierno de aceros chocando y balas y flechas cortando el viento. Desde [la nave turca] «La Sultana» trataron de saltar a la cubierta de [la española] «La Real» un grupo de jenízaros (Alí Pachá contaba con unos 400 en su bajel) que cayó ante el intenso fuego. El siguiente movimiento de aquel sangriento tablero de ajedrez lo protagonizaron los hombres de la Santa Liga quienes, al grito de «¡A la carga!», iniciaron el combate cuerpo a cuerpo. «Era terrible el sonido de las trompetas, de las carracas y los tambores, pero mucho más lo era el retumbar de los arcabuces y el tronar de la artillería; así como grande era el griterío y el rugir de la multitud, escuchándose un estrépito horrible, y uno sentía un espantoso aturdimiento», explicó el veneciano Girolamo Diedo en su crónica <<La battaglia di Lepanto>>.  Manuel P. Villatoro. ABC.es,13-8-2018.       [* Puede verse la crónica completa en esta página: https://www.abc.es/historia/abci-cruel-decapitacion-almirante-turco-lepanto-asqueo-juan-austria-201808090245_noticia.html].

A LA CARGA   2

Sea desatada la hostilidad [contra lo consabido].

Ejemplo de uso:

  1. [Se suele esperar cien días antes de comenzar a juzgar la labor de un nuevo partido gobernante. En la Comunidad Valenciana (la región autónoma de Valencia) el Partido Popular (PP) acaba de ganarle las elecciones autonómicas al PSOE. Eduardo Zaplana, el nuevo presidente, aún no ha tomado posesión del cargo. Palabras al respecto:]  [El sindicato] CC.OO. [= Comisiones Obreras] de la Comunidad Valenciana abrirá un “compás de espera” para ver si el futuro presidente Zaplana cumple su compromiso de gobernar desde el consenso y el diálogo.[..] La espera, como es habitual en las alternancias democráticas, es de cien días. Luego, a la cargaIgnacio Blanch. Las Provincias,6-6-1995.

A LA CARGA   3

Insistiendo en ello [en lo consabido].

Ejemplo de uso:

  1. Casi sin hacer ruido, sin apenas darnos cuenta, ha vuelto el fiscal de los océanos..; hete aquí de nuevo a la carga Baltasar Garzón, atacando los días pares en el Atlántico y los impares en el Mediterráneo. Por si se le escapa [el ex presidente chileno Augusto] Pinochet, ya tiene a punto el enjuiciamiento de la Junta Militar Argentina; y el día anterior nos enteramos de que también ha pedido que se levante la inmunidad al ex presidente italiano y actual líder de la oposición Silvio Berlusconi.  Federico Jiménez Losantos. ABC,30-10-1999.

Deja un comentario

Scroll Up