Y SU MARIACHI

Significado de la frase Y SU MARIACHICon matiz humorístico, y su compañero de trabajo o tarea; y su acompañante en su trabajo o tarea.

  • Se usa con mucha mayor frecuencia en plural (<<y sus mariachis>>) que en singular.

Ejemplos de uso:

Y SUS MARIACHIS:

  1. [Argumento de película protagonizado por Jean-Claude Van Damme:]  El Ejército transforma los cadáveres en soldados invencibles con un par de implantes y una pila de petaca, hasta que [el actor karateka belga Jean-Claude] Van Damme se rebela y empieza la consabida pelea contra [el actor sueco muy alto y musculado Dolph] Lundgren y sus mariachis.  Federico Marín Bellón. ABC,9-10-1999.
  2. [Comentario, en programación televisiva, sobre la película <<Yo soy la justicia II>>:]  Aunque por el título en castellano parece la segunda parte, [el actor] Charles Bronson y sus mariachis ya iban por la cuarta entrega, nada menos, tras <<El justiciero de la ciudad>>, <<Yo soy la justicia>> y <<El justiciero de la noche>>. Y luego hay quien se atreve a decir que la justicia es un cachondeo.  Federico Marín Bellón. ABC,1-11-1999.
  3. [Con referencia al programa televisivo <<Muchachada Nui>>, cuya audiencia, según parece, es cada vez menor:Después de nueve entregas, quedan los muy adeptos.. No podía ser de otra forma.., es un fenómeno de minorías.. [El presentador] Joaquín Reyes y sus mariachis han dado con una fórmula..honesta. Y..siguen sonriendo aunque las audiencias no acompañen. ¿Y qué? Lo brillante no tiene por qué ser mayoritario.  Armando Rodríguez. La Tribuna de Albacete,18-11-2007.

Y SU MARIACHI:

  1. Una docena entre las diecisiete Autonomías [o regiones autónomas] españolas dispone de radio(s) y televisión(es) pública(s). Es un capítulo significativo del derroche nacional que, sumado al de [la cadena de televisión pública nacional] TVE, al que iguala en magnitud, dibuja un paisaje en el que el poder ejecutivo, además de controlar al legislativo y al judicial, se convierte en editor y en clara competencia desleal con los medios privados y desvirtúa la versión de la realidad que llega a los ciudadanos.[..] Lanzados al vértigo autonómico opera el síndrome del <<¿por-qué-nosotros-no?>>. Si en Cataluña o en Madrid [el presidente de la región autónoma de Cataluña] José Montilla y su mariachi [el líder político con quien comparte gobierno] o [la presidenta de la región autónoma de Madrid] Esperanza Aguirre disponen de un instrumento tan embellecedor [por medio de la propaganda], ¿por qué no lo van a tener los gallegos [= de [la región autónoma de] Galicia], los andaluces, los castellano-manchegos…?  Manuel Martín Ferrand. ABC,26-6-2008.

Deja un comentario

Scroll Up