LEVANTAR EL ÁNIMO

La frase LEVANTAR EL ÁNIMO (o SUBIR EL ÁNIMO) tiene dos significados:

  1. Ponerse más animado, más optimista y alegre; mejorarse uno a sí mismo el estado anímico (animarse uno a sí mismo, para superar un estado de mayor o menor decaimiento o postración psicológica).
  2. Poner más animado, más optimista y alegre; mejorarle [a alguien] el estado anímico (animar, ayudando a superar un estado de mayor o menor decaimiento o postración psicológica).
  • También se usa la frase LEVANTÁRSELE (o SUBÍRSELE) [a uno] EL ÁNIMO, con el significado de <<pasar a un mejor estado anímico, a un estado psicológico de mayor ánimo, sintiéndose uno más optimista y alegre>>: Entró Conchita..y a todos [los que estábamos allí] se nos levantó [al verla] el ánimo (Rafa Marí. Las Provincias,22-7-1996).

LEVANTAR (o SUBIR) EL ÁNIMO   1

Ponerse más animado, más optimista y alegre; mejorarse uno a sí mismo el estado anímico (animarse uno a sí mismo, para superar un estado de mayor o menor decaimiento o postración psicológica).

Ejemplos de uso:

LEVANTAR EL ÁNIMO:

  1. [En transmisión de semifinal olímpica de baloncesto Lituania-España:]  Está a tres puntitos [de conseguir el empate (44-47)] la selección española. Tiene que levantar el ánimo.  TVE-1,22-8-2008.
  2. [Podía leerse en esa nota:]  Creo que este fracaso [amoroso] será mi final. Anoche al volver a casa me lavé para levantar el ánimo y con la mierda que desprendió mi rostro, se me ahogó el agua del lavabo.  José Luis Alvite. La Razón,16-2-2003.
  3. [En entrevista de M. Bonilla a la actriz Esther Arrollo:]  -[M.Bonilla] ¿Estás en tu mejor momento? -[Esther Arrollo] Siempre lo estoy. Soy optimista por naturaleza y levanto el ánimo hasta cuando paso una mala racha.  MAN, noviembre 2000.

LEVANTAR (o SUBIR) EL ÁNIMO   2

Poner más animado, más optimista y alegre; mejorarle [a alguien] el estado anímico (animar, ayudando a superar un estado de mayor o menor decaimiento o postración psicológica).

Ejemplos de uso:

LEVANTAR EL ÁNIMO:

  1. Seco y duro, [este filme] no es lo mejor para levantar el ánimo.  Federico Marín Bellón. ABC, 3-12-1999.
  2. Entre sus efectos beneficiosos [los de la cafeína] están su acción antisoporífera, levanta el ánimo, disminuye la sensación de fatiga y aumenta el rendimiento intelectual.  Clara, septiembre 1993.
  3. [Mujer madura a mujer joven, en la teleserie mejicana <<María Emilia>>:]  Ponte muy linda. Eso siempre levanta el ánimo.  TVE-1,19-7-2000.
  4. Mi vecina doña Apolonia..a veces me invita a ver algún programa [de televisión] sobre educación sexual, que ahora están muy de moda; a mí al principio me daba algo de vergüenza pero doña Apolonia, para levantarme el ánimo y caparme el azoramiento, me invitaba a un vermú con pincho de aceituna../ –No se recate, don Camilo, tómese usted el vermú incluso sin comedimiento, aquí estamos en confianza.  Camilo José Cela. ABC,11-3-1995.
  5. Sus palabras han ido..levantándome el ánimoJosé María Gironella. Mundo tierno, mundo cruel (libro de 1981).
  6. Para levantarle el ánimo, le aconsejé que se fuera de viaje. Pero no se animó.  TVE-1,30-8-2007 [serie <<Destilando amor>>].
  7. Todos los intentos de su amigo por levantarle el ánimo terminaron provocando nuevos disgustos.  Copperfield. La Razón,27-12-2000.
  8. [En entrevista de Jesús Amilibia a Terelu Campos (presentadora de magazine en Telemadrid):]  -[Jesús Amilibia] [No vive de su cuerpo,] Pero le gustan los escotes. -[Terelú Campos] Depende de mi estado de ánimo. Si estoy mal porque ha bajado la audiencia a lo mejor me pongo un escotazo.[..] Acabo de recibir un e-mail de un joven estudiante que dice que le levanto el ánimo. -[Jesús Amilibia] ¿Y qué le parece eso de levantar los ánimos? -[Terelú Campos] No pretendo ser viagra, pero resultar agradable a los ojos es digno de aplauso, ¿no? -[Jesús Amilibia] No sé si el estudiante va a poder aplaudir…  La Razón,23-5-2002.
  9. [Resumen del texto precedente: El concurso televisivo <<El precio justo>> sigue teniendo la misma capacidad de atrapar al televidente, no aburre a pesar de que su dinámica no ha cambiado]. Aquí el único secreto es la capacidad de su presentador para levantar el ánimo a unos telespectadores que saltan de alegría en cuanto escuchan su nombre por megafonía.  Copperfield. La Razón,20-12-2000.
  10. Recuerdo que a mi abuela se le humedecían los ojos al leernos a mis primos y a mí,..en <<La Nochebuena del poeta>>, de Alarcón, este otro famoso villancico: <<La Nochebuena se viene, / la Nochebuena se va, / y nosotros nos iremos / y no volveremos más>>. Son dos coplillas* como para levantar el ánimo a cualquiera. También es cierto que los alegres a ultranza, después de oír esas conmovedoras letras, cantaban y siguen cantando: <<… saca la bota [de vino], María, / que me voy a emborrachar>>. Y tan ricamente.   Fernando Fernán-Gómez. ABC,28-12-1998.     [* La otra, que el articulista ha citado antes, es este villancico: <<…porque en esta tierra / ya no hay caridad, / ni nunca la ha habido / ni nunca la habrá>>].

SUBIR EL ÁNIMO:

  1. –Muchas gracias, amigo, por intentar subirme el ánimo. –No hay de qué.  TVE-1,12-9-2007 [serie <<Amar en tiempos revueltos>>].

Otro ejemplo del uso de la frase con el segundo significado (poner más animado). En la siguiente interpretación de la canción <<El cafetal>> (una cumbia colombiana) hecha por la cubana Tamara Morales hay un comentario de Mechita Domínguez que, arreglando su caótica escritura, dice así: <<Majestuosa Tamara Morales, voz privilegiada. Mis respetos. Canta usted con mucho ritmo, que levanta mi ánimo [..] Saludos de esta mexicana que radica en California. ¡Arriba Cuba! ¡Azucaaar!>> (la versión original es: <<Majestuosa tamara morales voz privilijiada mis rezpetos canta usted con mucho ritmo muy que levanta mi animo con escucharla que vocerron tiene saludos de esta mexicana que radica en los californias arriva cuba azucaaaar>>). La frase está usada de forma aparentemente influida por el inglés (usando la frase to raise (o lift) somebody’s spirits se diría <<which lifts my spirits>>). Se trata del mismo español viciado usado cuando se dice <<mi nombre es Fulano>>, ya que lo correcto es decir <<me llamo Fulano>>, por mucho que los angloparlantes no digan <<I call myself Fulano>> sino <<My name is Fulano>>. He aquí el referido vídeo, ofrecido en el canal de Youtube de Wenceslao Flores:

CUBA.  Son de Cuba:  “El cafetal”.

LETRA DE LA CANCIÓN

(Palabras introductorias de la cantante: Gracias, muchísimas gracias. Óyeme: me pidieron muchísimos temas cuando entré. Quisiéramos hacer tantas canciones que les gustan a ustedes y que conocen, pero tenemos solamente una hora para tocarles. Entonces vamos a hacer una cumbia, porque me lo pidieron también cuando entré: “Oye, toca cumbia; toca la cumbia que tú tocas, que es bien sabrosa”. Así que vamos a darles El Cafetal. Es una pena que no hay comodidad para bailar. Pero quítense los zapatos, no se preocupen).

¡Cumbia, ajá! / Aunque la gente viva criticando, me paso la vida sin pensar en ná [= nada] (x 2) / Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo mi vida bien asegurá [= asegurada]. Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo un hermoso y lindo cafetal. // Nada me importa que la gente diga que no tengo plata, que no tengo ná (x 2) / Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo mi vida bien asegurá. Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo un hermoso y lindo cafetal. ¡A ver! / Yo tengo mi cafetal… / ¡Conmigo, canten! / … y ya tú no tienes ná / ¡Oye! / Yo tengo mi cafetal y ya tú no tienes ná / Es que yo tengo mi cafetal , oye, y ya tú no tienes ná. / Yo tengo mi cafetal…/ ¡Anda! / …y ya tú no tienes ná./ A mi rinconcito te quiero llevar. Es mi lindo cafetal. / Yo tengo mi cafetal… / ¡Oh, qué rico! / …y ya tú no tienes ná. // ¡Cumbia! // Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó./ Llegó, llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó. / Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó./ Traigo sabor, mucho sabor. Para todos los que quieran. / Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó./ Ay, como dice la cumbia rica: bailando la cumbia buena. / Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó./ Pero que mira, papi, tú te perdiste la rumbita. Si no, baila conmigo. / Llegó, llegó, llegó el sabor. / ¡Anda! / Llegó, llegó y se quedó. // Mira la bolita cómo sube y cómo baja. Ay cómo sube, ay cómo baja./ Ay, llegó muy [..], pero muy asustadita; el caso de una bolita que subía y que bajaba. / Mira la bolita cómo sube y cómo baja. Ay cómo sube, ay cómo baja./ En este momento, mira, yo siento, baby, que a mí me sube y a mí me baja. / Mira la bolita cómo sube y cómo baja. Ay cómo sube, ay cómo baja. // Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da./ Marina, marina, marina, marina marina linda. Vamos a ver la vuelta que da. / Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da./ Si no me quedo en Curazao, yo me voy pa [= para] Puerto Rico, pa Panamá. / Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da. / Oye, qué rica, rica la cumbia. Pero sabrosa, para gozar. / Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da. / Es que yo tengo, yo tengo mi cafetal y ya tú no tienes na. / Yo tengo mi cafetal… / ¡Eso! / ...y ya tú no tienes ná. / ¡Ajá! / Yo tengo mi cafetal y ya tú no tienes ná. (En esta otra interpretación de la misma cantante altera ligeramente la letra secundaria).

FRASE RELACIONADA:

ALEGRAR EL CORAZÓN

Deja un comentario

Scroll Up