SUELO URBANIZABLE

Significado de la frase SUELO URBANIZABLE (o TERRENO URBANIZABLE, o EDIFICABLE:  Es el terreno en el que se puede edificar; aquel terreno que puede ser convertido legalmente en urbe, dando lugar al llamado suelo urbano.

  • Como ha quedado dicho resumidamente al principio, las cuatro formas en que se dice son: 1. SUELO URBANIZABLE; 2. SUELO EDIFICABLE; 3. TERRENO URBANIZABLE; y 4. TERRENO EDIFICABLE.

Ejemplos de uso:

  1. Federico Jiménez Losantos, en el periódico El Mundo del 17 de octubre de 2002: “Pero el panorama completo del mercado de la vivienda en España tiene en el escandaloso aumento del precio de los pisos sólo el efecto visible de unas causas ajenas a ese mercado. La primera, principal y decisiva, es el precio del suelo urbanizable, que la geografía española permite que sea barato pero que convierte en carísimo la corrupción material de los ayuntamientos y autonomías (o sea, de la clase política), así como la corrupción intelectual y la traición a los intereses de la nación del Tribunal Constitucional, hasta ayer al dictado de [el nacionalista presidente de la región autónoma de Cataluña Jordi] Pujol. Ya hubo una ley de este Gobierno que declaraba urbanizable todo el territorio nacional salvo reserva ambiental contraria y el Constitucional se la cargó porque <<invadía>> las atribuciones del cacicazgo autonómico. No invadía nada. Cambiaba el modelo actual: en vez de <<no se puede edificar sin permiso de la autoridad competente>> decía que <<se puede edificar siempre que la autoridad competente no justifique por qué no se puede>>. Todo lo que no sea volver a ese principio nos lleva a un Madrid rodeado de páramo gratis por todas partes y con precios de Manhattan”.
  2. Ramón Parada, en el periódico ABC del 19 de junio de 1997: <<¡Propietarios de suelos urbanizables –viene a decir el Proyecto de Ley– vuestra propiedad es sagrada, incondicionada, y vale lo que el mercado decida,..! ¡Llegó la libertad, la libre competencia entre los usos del suelo, el mercado decida su destino!>>.
  3. José María Carrascal, en el periódico La Razón del 15 de julio de 2003: <<Si en España los pisos alcanzan precios astronómicos, si hay especulación inmobiliaria y, al cobijo de ella, florece la corrupción, se debe, simplemente, a que el suelo se ha puesto por las nubes. Que el precio de la vivienda se haya quintiplicado en los últimos diez años no se debe a los materiales, que han subido al ritmo de lo demás, ni a que los constructores sean más ávidos que el resto de los empresarios. Se debe a que los españoles hemos visto siempre la vivienda como la primera inversión.. Ahora bien, para construir pisos y casas, se necesita suelo. Y el suelo es escaso en España. Me refiero al suelo edificable, pues terreno tenemos bastante más que los países de nuestro entorno>>.
  4. José María Carrascal, en el periódico La Razón del 10 de septiembre de 2003: <<Eso de que el Ministerio de Defensa se meta en el negocio inmobiliario era un manjar demasiado sabroso para que la izquierda no le hincara el diente.[..] ¿Hace bien el Ejército en vender terrenos y edificios que le sobran para financiar, en parte, los grandes gastos que planea en nuevo equipamiento?.. No puede haber la más mínima sospecha de amiguismo, preferencias, y no digamos ya, destino turbio de los dineros obtenidos. Si se hace así, no creo que, pese a las airadas protestas de [el líder socialista] Zapatero y [el comunista] Llamazares, dispuestos a mirar con lupa todos los negocios siempre que no los lleven gentes de sus partidos, la operación puede llevarse a buen puerto e incluso tener un valor social, al aumentar la superficie de suelo edificable, primera causa del encarecimiento de la vivienda, y liberar partidas del presupuesto para otros gastos>>.
  5. En el periódico ABC del 2 de octubre de 1998 se lee el siguiente argumento de capítulo de teleserie española: <<Alberto descubre que los terrenos sobre los que está construida la casa no son edificables>>.

FRASE RELACIONADA:

ESPECULACIÓN URBANÍSTICA

Deja un comentario

Scroll Up