QUÉ TIEMPOS AQUELLOS

Significado de la frase QUÉ TIEMPOS AQUELLOS Es frase que se dice, con añoranza, al rememorar tiempos anteriores. Se usa para expresar, de forma implícita y quizá un tanto suavizada, la misma idea expresada por la conocida frase de que <<cualquier tiempo pasado fue mejor>>. Se trata de una frase, por tanto, usada para expresar nostalgia por tiempos anteriores y no muy lejanos que al hablante le parecen mejor que los actuales, bien en general o bien en relación con la cosa de la que se trate y que da pie al (que suscita el) comentario.

  • También se dice QUÉ TIEMPOS (significado 1).
  • La concreta ventaja del pasado sobre el presente por la que se siente añoranza puede hacerse explícita inmediatamente después de la frase. Si es una cosa designada por un sustantivo, éste va precedido de <<de>>. Si se trata de una acción, ésta va precedida de <<en los que>> o de <<en que>>. Por ejemplo: 1. Añoranza por los tomates del pasado: Qué tiempos aquellos de tomates sabrosos. 2. Añoranza por la diversión del pasado: Qué tiempos aquellos de diversión. 3. Añoranza  por la libertad de que se disfrutaba en la niñez: Qué tiempos aquellos en los que éramos libres. 4. Añoranza por cómo era antes el fútbol: Qué tiempos aquellos en los que el fútbol no estaba tan dominado por el negocio.

En Youtube tiene subido Divucsa music un vídeo en el que el cantante Lorenzo Santamaría interpreta la balada romántica de 1976 <<Si tú fueras mi mujer>>. Hay debajo varios comentarios, de otros tantos oyentes. Uno de ellos (Evy Fc) expresa nostalgia de aquella época con estas palabras: <<Qué sucede con los cantantes actuales. Por qué no escriben canciones como estas, sencillas y con alto contenido emocional y que nunca pasan de moda>>. En la misma línea va este otro comentario, de Verónica Yanez: <<Canciones como esas nos hacen recordar nuestra adolescencia, una adolescencia llena de romanticismo, de sueños maravillosos, letras de canciones llenas de sentimientos, de amor>>. El comentario que hay tras el anterior, de Pachito Castillo, dice así: <<Señora Verónica: ¡Qué tiempos aquellos! A mí me tocó esa época de la vida en Popayán Cauca, Colombia>>. Esta es la canción:

ESPAÑA.  Lorenzo Santa María:  “Si tú fueras mi mujer”  (1976).

LETRA DE LA CANCIÓN

Quisiera dedicarte todo el tiempo que me queda en esta vida. Que estemos los dos juntos al llegar la eternidad. Y [que] no conozcas otro sufrimiento ni dolor que la alegría. Que seas tan feliz que no lo puedas soportar.

Si tú fueras mi mujer, mi compañera, y te tuviese conmigo siempre muy cerca. Si tú fueras mi mujer, si tú quisieras, todo sería distinto, de otra manera.

Quisiera regalarte cuantos sueños inventé mientras dormía, para que te distraigan y hablen de mi soledad. Que pienses que lo nuestro no es un juego y te sienta sólo mía, y aprendas a quererme cada día un poco más.

Si tú fueras mi mujer, mi compañera, y te tuviese conmigo siempre muy cerca. Si tú fueras mi mujer, si tú quisieras, todo sería distinto, de otra manera.

Si tú fueras mi mujer, mi compañera, y te tuviese conmigo siempre muy cerca. Si tú fueras mi mujer, si tú quisieras, todo sería distinto, de otra manera.

Otros ejemplos de uso de la frase:

  1.  ¿Se acuerda usted de las verbenas de antes de la guerra, cuando la gente se gastaba la paga en una noche y se quedaba tan fresca?..¡Qué tiempos aquéllos, señor Villamil!  Camilo José Cela. Nuevas escenas matritenses (libro de 1965).
  2. [Comentario dejado por un lector (Laureano Fernández Ispinum) en artículo de Jesús Laínz publicado en el periódico Libertad Digital el 1-10-2018 con el título de <<¡Franco, Franco, Franco!>> (el grito de aclamación popular a Franco, ya que el artículo trata sobre la especial devoción que por el españolista caudillo autócrata Francisco Franco, fallecido en 1975, se sentía en la actualmente antiespañolista (de hecho separatista) región española de Cataluña):]  Lo que va de ayer a hoy. He vivido cuarenta años de franquismo y otros tantos de democracia. Cambio estos [los del régimen de Franco] por los otros [por los del régimen que le siguió]. Que vuelvan mis primeros cuarenta años. Hoy no puedo perder de vista a mis nietas en el parque; tengo que asegurarme de que he cerrado mi casa con llave; en el coche no se me ocurre dejar un paquete a la vista; al regresar de cenar, miro hacia atrás, si oigo pasos tras de mí… Nada de eso hacía durante la dictadura: de niño, iba al campo a buscar nidos y hierba para los conejos y mis padres no se preocupaban de que pudiera ser violado o secuestrado; mi padre entraba en casa a tomar café y la tienda seguía con la puerta abierta; mi madre iba a por leche o el pan y las puertas quedaban de par en par, sin miedo a que nadie robara; yo jugaba, estudiaba y trabajaba, sin que la policía me molestase; estaba hasta las tantas en los barrios chinos de varias ciudades y nunca tuve problemas con la policía ni con nadie… ¡Qué tiempos aquellos! Los perseguidos eran los comunistas*, los delincuentes, los violadores, los terroristas…. Pero ¿qué necesidad tenía yo de ser uno de ellos?  Libertad Digital,1-10-2018.     [* El siguiente comentario, de Heini Grey, dice sobre esto: <<Desgraciadamente, los comunistas poco perseguidos fueron. Franco fue un blando>>].
  3. [En programación televisiva, título entrecomillado de un capítulo de teleserie y palabras sobre el mismo:]  <<¡Qué tiempos aquellos!>> / A Dina le hace mucha ilusión volver a ver a sus compañeros en una reunión de antiguos alumnos, pero Tomás le pide que se quede cuidando a los niños.  Teleguía,26-3-2000.
  4. [Palabras sobre el nuevo gobierno español:]  Qué tiempos aquellos de oposición en los que todo valía con tal de poner al Gobierno en el disparadero, a costa, eso sí, de jugar con las demandas de distintos colectivos. Ahora, ya no es lo mismo. Ahora aquellos grupos, como los militares despedidos por el Ministerio de Defensa, reclaman que lo convenido se cumpla, una vez que la oposición socialista es Gobierno. Ahora, [el ministro] Jesús Caldera hace oídos sordos y se desmarca de la iniciativa en la que pidió en su día que se reinsertara a esos militares.  La Razón,4-6-2004.
  5. Qué tiempos aquellos en los que [en los hoteles] te servían el opíparo desayuno en la habitación con bandejas de plata y bollos recién hechos. El zumo era natural, ni qué decir tiene. Todo eso se acabó en aras de la productividad. Ahora lo llaman <<inteligencia>>. Llegará un día en el que la recepción sea ocupada por una máquina inteligentísima, la cual te resolverá todos los problemas. Ya ha llegado el momento en el que, si dices que te despierten a las siete, quien te lo comunica es un ordenador <<inteligente>>. Al llegar a la habitación la pantalla te recibe con un estúpido <<Bienvenido señor de Miguel>>.  Amando de Miguel. La Razón,12-4-2002.
  6. [Comienzo de <<Carta al director>>:]  ¿Quién no recuerda haber disfrutado con esta aventura [la del cuento de Alí Babá y los cuarenta ladrones], entre otros muchos clásicos, cuando de niños dábamos rienda suelta a nuestra imaginación? ¡Qué tiempos aquellos en los que nunca hubiéramos pensado que ese cuento se haría realidad [en nuestra vida política]!  Juan Manuel Manzanares Allen. ABC,26-2-2013.
  7. La vida literaria ya no es lo que era, dicen algunos nostálgicos; ahora no hay más que mercantilismo, promoción de los amigos, ninguneo del que puede hacer sombra. ¡Qué tiempos aquellos en que todo era fraternidad y desinteresado amor al arte!  José Luis García Martín. ABC,18-4-1998.
  8. No sé si recuerdan que en España hubo una vez una época llamada del Pelotazo [o enriquecimiento rapidísimo].[..] Qué tiempos aquellos en que España vivía feliz con el Pelotazo. Ya no hay pelotazos   Antonio Burgos. ABC,10-2-2013.
  9. QUÉ DIAS AQUELLOS:  ¡Qué días aquellos! Frente al circo donde trabajaba había un café a donde iban algunos artistas. Pintores, poetas, gente rara.[..] Ibamos allí. Y recuerdo que..  Ramón J. Sender. Novelas ejemplares de Cibola (libro de 1961).

FRASES RELACIONADAS:

QUÉ TIEMPOS

CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR

Deja un comentario

Scroll Up