NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER

Significado de la expresión NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER (o NO HAY MÁS CIEGO QUE EL QUE (o QUIEN) NO QUIERE VER):  El peor obstáculo para el conocimiento de la verdad es el hecho de no estar interesado en absoluto en descubrirla o enterarse de ella, debido a que la verdad podría ser desagradable (podría, por ejemplo, contradecir los propios prejuicios, con los cuales está uno muy a gusto; o podría obligarle a uno a pensar, lo cual da pereza; o revelarle una enfermedad en la que prefiere no pensar mientras sea posible, etcétera).

  • Todas las posibilidades formales quedan englobadas en el siguiente formato: NO HAY PEOR (o MÁS) CIEGO QUE EL QUE (o QUIEN) NO QUIERE VER.
  • NO HAY PEOR (o MÁS) CIEGO + adjetivo + QUE EL QUE (o QUIEN) NO QUIERE VER: El peor obstáculo para el conocimiento de la verdad en el terreno de lo expresado por el adjetivo es el hecho de no estar interesado en absoluto en ella. Por ejemplo: No hay peor ciego futbolístico que el que no quiere ver = El peor obstáculo para el conocimiento de la verdad futbolística (de la verdad en el fútbol) es el hecho de no estar interesado en absoluto en ella (por ejemplo porque se es un fanático de un determinado club y no se está dispuesto a admitir que pueda haber otro mejor, o que tiene una directiva corrupta, o lo que sea: a ese club que nadie lo toque: es sagrado (para el ciego voluntario, que no quiere ver nada malo que pueda tener el club de sus amores, porque eso le pondría en la incómoda e indeseada situación de tener que admitir cosas que para él resultan muy desagradables de admitir)).

Ejemplos de uso:

NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER

  1. no hay peor ciego que el que no quiere ver, y la ceguera voluntaria es una de las condiciones básicas para el triunfo o la impunidad de los regímenes dictatoriales   Federico Jiménez Losantos. ABC,30-1-1997.
  2. El señor Conde..es un ejemplo palpable de que no hay peor ciego que el que no quiere verCésar Vidal. Radio COPE,16-3-2006 [20:15].
  3. Había quien opinaba que todo lo que estaba pasando era tan evidentemente irresoluble mientras no se percibiera en toda su magnitud la gravedad del momento histórico que se atravesaba que si la gente no empezaba rápidamente a entenderlo y a obrar en consecuencia la hecatombe era absolutamente irremediable. Muy mal pintaba la cosa tras varias décadas de caída en picado en todos los órdenes. Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y la gente, que lo lógico es que ya supiera de sobra de qué iba la película –y reaccionara, al menos mentalmente, aunque sólo fuera para blasfemar en arameo–, no parecía tener las cosas claras. Aunque, todo hay que decirlo, igual ya no servía de nada el tenerlas, porque era ya demasiado tarde, al menos teóricamente, para poder hacer algo al respecto. La verdad es que a esas alturas de la película la suerte estaba echada. Como pronto los hechos se encargaron de demostrar.

NO HAY MÁS CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER

  1. [Texto, en sección periodística titulada <<Ciberspacio>>, sobre el hecho de que hay trescientos mil soldados estadounidenses y británicos alrededor de Irak, esperando orden de ataque:]  Sadam Husein ha dejado claro que sólo destruye armas bajo presión.. La postura gala, rusa, china y germana [contrarias al ataque] no son más que balones de oxígeno para Irak. No hay más ciego que el que no quiere verCarlos. El Mundo,9-3-2003. 

NO HAY MÁS CIEGO QUE QUIEN NO QUIERE VER

  1. [Escrito en un periódico de Valencia y sobre el tema del trabajo político hecho en dicha región autónoma española a favor del separatismo de su vecina región autónoma de Cataluña y de la incorporación a dicho separatismo de Valencia (el denominado pancatalanismo):]  El socialcatalanismo, con la ayuda culpable del PSPV [= Partido Socialista del País Valenciano], se apresuró a englobarnos en los Países Catalanes [la región española de Cataluña independizada de España más varias regiones vecinas anexionadas a la misma, entre ellas la de Valencia] del presunto futuro. No se recataron en lo más mínimo. No repararon demasiado en tácticas y estrategias. Lanzaron sus huestes a predicar la buena nueva por todos los conductos e hirieron multitud de sensibilidades en el proceso. El pueblo valenciano –resulta patético tener que recordarlo por enésima vez– se siente, en su inmensa mayoría, valenciano y español, mil encuestas dixit.[..] En el fondo de toda esta cuestión existe un rechazo legítimo, y del que participa la mayoría del pueblo valenciano, al nacionalismo catalán. Y no hay más ciego que quien no quiere verManuel Lloris. Las Provincias,13-6-1995.

NO HAY PEOR CIEGO + adjetivo + QUE EL QUE NO QUIERE VER

  1. [El citado político] volvió a apostar por el diálogo para el País Vasco [la separatista región autónoma española de Vasconia], porque [la separatista organización terrorista vasca] Eta <<teme más a confrontar el diálogo que a confrontar el aislamiento del no diálogo>>. No hay peor ciego político que el que no quiere ver y es obvio que González prefiere obviar [los asuntos de] Argel, Suiza, Estella, Udalbiltza, la tregua-trampa y tantos otros ejemplos del diálogo y sus consecuencias [contrarias al bien de la nación española].  La Razón,24-2-2002.
Scroll Up