MUERA LA INTELIGENCIA

MUERA LA INTELIGENCIA es supuesta frase de desprecio por las ínfulas intelectuales pronunciada por el fundador de la Legión Española, José Millán-Astray. Estas palabras a él atribuidas las habría dicho, dos meses después de empezar la Guerra Civil Española de 1936-1939, en una acalorada discusión con el intelectual y rector universitario Miguel de Unamuno, acaecida en el transcurso de una reunión de personalidades realizada, con motivo de la celebración patriótica más importante del año (el día de la Raza, con el significado de día de la Patria), en el paraninfo de la Universidad de Salamanca.

  • Fuera verdaderamente pronunciada por el gran militar español o no, de lo que no parece caber duda, a juzgar por numerosas opiniones manifestadas públicamente, es de que la sociedad española la ha hecho plenamente suya. Así por ejemplo, en entrevista de Gonzalo Suárez, el filósofo español Gabriel Albiac, cuyo último libro se titula <<Contra los políticos>>, manifiesta una opinión no precisamente muy buena del ejercicio español del derecho a voto. Le pregunta Gonzalo Suárez: <<Imaginemos una persona culta, eficaz y con escrúpulos morales. ¿Llegaría lejos en nuestro sistema político?>>. Y responde Gabriel Albiac: <<En España, imposible. Criticamos el aristocratismo de la política francesa, pero al menos todos sus presidentes del último medio siglo eran cultos: Charles De Gaulle, Georges Pompidou… Puede que François Mitterrand sea uno de los personajes más sórdidos del siglo XX, pero tenía una formación académica irreprochable. Si tuvieran que competir con esos personajes, ¿a qué habrían llegado [el secretario de organización del gobernante PSOE] Pepe Blanco o [el presidente del gobierno] José Luis Rodríguez Zapatero? Ni a bedel de una sede provincial>> (La Razón,20-1-2008). Las opiniones en este sentido, como ha quedado dicho, son numerosas. He aquí una de ellas, según la cual en la universidad sucede algo parecido (se trata de un mensaje de oyente leído por César Vidal dentro de un debate radiofónico, por él dirigido, sobre la supuesta mediocridad de la universidad española actual): <<Cuando alguien [algún profesor] destaca [en la universidad española], los necios conjuran contra él>> (Radio COPE,27-3-2007). Y si, según dicen, en la política no reina, ni mucho menos, la inteligencia, ni tampoco, ni mucho menos, en la universidad, ¿cabe esperarla en el resto de la sociedad, la supuestamente reflejada por la televisión que más le gusta? Según otra opinión, la de Andrés Ibáñez manifestada en el suplemento cultural Las Artes y las Letras del periódico ABC del 30-7-2005, no, pues, entre otras cosas, y tras afirmar que la basura es la esencia de esta sociedad, dice ahí lo siguiente sobre los resultados actuales del sufragio universal: “<<democracia>>..ahora significa el triunfo del ignaro recalcitrante y del diletante presuntuoso”.

Ejemplos de uso:

  1. [Palabras a propósito del cambio del nombre de la calle Millán Astray, el fundador de la Legión Española, decidido por el ayuntamiento de Madrid:]  El cambio del callejero, explica [la hija de Millán Astray] Peregrina, se debe al famoso incidente con [el escritor de Miguel] Unamuno. [Ponerle a la calle como nuevo nombre] Avenida de inteligencia sería un guiño oportunista al grito de <<¡Muera la inteligencia, viva la muerte>> con el que, según el relato más extendido, Millán-Astray contestó al autor de [la novela] San Manuel Bueno Mártir en el acto que se celebró en la Universidad de Salamanca el 12 de octubre der 1936. <<Yo nunca hablé con mi padre de ese tema. Cuando eres niña no preguntas esas cosas. Pero he leído sus papeles y pedí a mi madre y a mis tíos que me contaran… Ese día las cosas estaban muy candentes. Unamuno era un hombre inteligentísimo pero con muy mala leche y en la víspera le había pedido a [el jefe del estado Francisco] Franco un favor muy prepotentemente [clemencia para un amigo]*, y él no le contestó. Hubo una recepción y como mi padre ya había sido nombrado jefe de propaganda, estaba ahí con [la esposa de Franco] Carmen Polo. Unamuno empezó a dar leña>>./ A Millán-Astray le llamó mutilado sin grandeza espiritual. <<Mi padre entonces pidió la palabra pero Unamuno siguió hablando y le ignoró>>. Entonces, según la versión de su hija, el general se levantó dando un golpe en la mesa y los falangistas empezaron a gritar ¡Viva la muerte! Que era el lema de la Legión. <<Mi padre dijo, y lo confirman Pemán y Tebib Arrum [seudónimo de Víctor Ruiz Albéniz..]*: “Si la inteligencia sirve para el mal, muera la inteligencia”.  Emilia Landaluce. El Mundo,18-9-2016 [Crónica].     [* Ambos corchetes figuran en el texto original].
  2. Algunas crónicas cuentan que José Millán Astray, ya saben, aquel militar de la Guerra Civil con la misma característica diferencial que [el general israelí tuerto y con parche de la guerra de los seis días] Moshé Dayán.., le dijo a Miguel de Unamuno: <<¡Cuando oigo la palabra inteligencia, saco la pistola!>> Otras versiones aseguran que, cuando trató de hacerlo callar en el último discurso de su vida terminó diciendo: <<¡Muera la inteligencia!>> Da igual. Si hubiera sido hoy habría dicho: <<Muera la tecnología>>.  Luis Ignacio Parada. ABC,13-7-2003.
  3. [Comienzo de artículo titulado <<La razón de la fuerza>>:]  He entresacado esta expresión del tremendo incidente histórico –quizá no tan conocido como a priori se pensaría– ocurrido en el paraninfo de la Universidad de Salamanca entre el Rector [Miguel de] Unamuno y el general Millán Astray, cofundador de la Legión. A la exclamación de <<muera la inteligencia y viva la muerte>>, replicó D. Miguel con su enérgica sapiencia que <<La Universidad era el templo de la inteligencia y él, su sumo sacerdote>>. La mediación de la mujer de Franco, presente en el acto, evitaría males mayores para la integridad física del rector, quien, confinado en su residencia, moriría a finales de aquel fatídico 1936 [en que empezó la Guerra Civil]].  Juan Carlos Argüelles. La Verdad,12-3-2007.
  4. Miguel de Unamuno..pierde su poltrona de Rector por condenar la blasfemia <<muera la inteligencia>> de un general en el <<Templo de la Inteligencia>>   José Antonio Jáuregui. ABC,17-5-2000.
  5. Bienaventurado Miguel de Unamuno, Rector en verdad Magnífico de [la Universidad de] Salamanca que se jugó el Rectorado y lo perdió por no callarse a tiempo..porque <<callar es otorgar y no puedo permitir el grito blasfemo de “muera la inteligencia” en el Templo de la Inteligencia en el que soy el Preste Supremo>>.  José Antonio Jáuregui. ABC,3-1-2001.
  6. [En 1936, el año del comienzo de la Guerra Civil española, el político socialista español] Julián Besteiro tuvo el valor y la decencia política de advertir..al autor de La rebelión de las masas[el filósofo José Ortega y Gasset]..que se exiliara porque los extremistas que manipulaban el régimen republicano lo iban a asesinar. Se marchó Ortega al extranjero, igual que [los intelectuales] Marañón y Pérez de Ayala. Melquiades Álvarez decidió quedarse en Madrid. Y, efectivamente, fue vilmente asesinado por la ultraizquierda desquiciada. En el otro bando de la guerra incivil*, y al grito de “¡Muera la inteligencia!”, [el intelectual Miguel de] Unamuno sufrió el acoso de la intransigencia, y eso precipitó su muerte.  Luis María Anson. El Mundo,20-4-2012 [El Cultural].     [* Forma en que suele llamar Luis Mª Anson a la Guerra Civil Española de 1936-39: la guerra incivil].

Deja un comentario

Scroll Up