HAY QUE SER tal cosa

Significado de la estructura fraseológica iniciada por HAY QUE SER tal cosa y cuya forma completa es HAY QUE SER + adjetivo + PARA + infinitivo:  Es fórmula ponderativa usada para significar ser muchísimo la cosa negativa  que expresa el adjetivo cuando se da la circunstancia expresada por el infinitivo (una circunstancia que precisa de un altísimo grado de lo expresado por el adjetivo (y sin dicho altísimo grado no se da tal circunstancia)).

  • Por ejemplo: Hay que ser muy cabrón para hacer una guarrada tan grande = [Forma ponderativa de significar] El que haya hecho esa guarrada (o, más precisamente, el que haya sido capaz de hacer esa guarrada) tan grande indica que es un grandísimo cabrón (ya que sin serlo es muy difícil hacer una cosa tan fea).

Ejemplos de uso:

  1. Antonio Alix, comentarista de Eurosport del Tour de Francia, en la etapa del 22 de julio de 2011 hace el siguiente comentario al importunar, de forma no deliberada, un espectador a un corredor durante la ascensión al puerto de Alpe d’Huez: <<¡Hay que ser tonto para hacer eso!>>.
  2. Manuel Hidalgo escribe en el periódico El Mundo del 1 de julio de 2016 sobre la proclividad de los españoles a despreciar a quienes en las votaciones políticas no votan al mismo partido que uno. Es muy frecuente considerar que quienes tienen diferente opinión política en estas ocasiones son tontos o, casi peor, gilipollas. Y además, mucho. Por eso el señor Hidalgo pone en boca de sendos despreciadores del voto diferente al de ellos estas dos frases: <<Desde luego hay que ser gilipollas para haber votado a Fulanito>> y <<Hay que ser gilipollas para haber votado a Menganito>>.

Deja un comentario

Scroll Up