ECHAR EN SACO ROTO

Significado de la frase ECHAR EN SACO ROTO [algo]:  Ignorar[lo] deliberadamente (no tener[lo] en cuenta y no hacer caso [de ello]).

Ejemplo de uso:  El clero nacionalista catalán echa en saco roto conceptos claves intrínsecos a la Iglesia, como ecuménico, es decir, universal.  Manuel Lloris. Las Provincias,15-11-1993.

Otros ejemplos:

  1. los datos y los razonamientos contenidos en casi todas las obras [sobre los nacionalismos] mencionadas y en otras muchas, no citadas, del mismo signo no son, excuso decir que a mi juicio, para echar en saco roto.  Fco. Bobillo. Leer, febrero 2000.
  2. [Fragmento de artículo de opinión política:]  Tómense estas reflexiones como lo que son, una pesadilla en una mala noche, pero en ningún caso se echen en saco roto.  Ignacio Sotelo. El País,21-5-2010.
  3. El presidente del observatorio europeo de la televisión infantil, Valentí Gómez, ha calificado al periodista Javier Sardá de terrorista espiritual, y..se ha dedicado a decir que es un gran manipulador, un demagogo impresionante y que desde luego no se puede justificar el contenido de [su exitoso programa de Telecinco] <<Crónicas marcianas>> simplemente apelando a la audiencia que registra. La verdad es que..cuando esto lo dice el presidente del observatorio europeo de la televisión infantil no es para echarlo en saco rotoCésar Vidal. Radio COPE,11-11-2004.
  4. Si la novela es un relato de cierta extensión bajo cuyo título se puede escribir la palabra novela, evidentemente este libro   de Antonio Prieto lo es. Pero conviene no echar en saco roto que el maestro Ortega [el escritor Ortega y Gasset] dijo que la novela era un género abierto. Es decir, cabían en él la lírica, la dramática y muy otros abalorios. Se habla de novela sentimental, de caballerías, pastoril, bizantina, policiaca y de cuantas proposiciones estemos dispuestos a hacer.  Manuel Alvar. Blanco y Negro,16-6-1996.
  5. [Resumen del texto precedente: El secretario general del Partido Socialista ha anunciado que no se presentará candidato a la reelección para dicho cargo]. El resultado electoral no es ajeno a la decisión tomada y sus vivencias desde que el 3 de marzo perdiera las elecciones hasta ahora no pueden echarse en saco rotoAnabel Díez. El País-Domingo, 22-6-1997.
  6. [Resumen del texto precedente: La enseñanza en EE.UU. es malísima hasta el segundo ciclo de universidad, lo cual tiene como lógica consecuencia nefasta un bajísimo nivel cultural de la población en general. Durante el primer ciclo de las universidades se aprende poco de todo, pero puede suceder incluso que no se aprenda absolutamente nada de alguna cosa, lo cual viene a empeorar todavía más la situación]. Debemos tener en cuenta también que en USA hay unas 3.500 universidades y que nadie vigila realmente sus estándares, ni sus programas. Tampoco es posible echar en saco roto el terrible flagelo de las asignaturas optativas*. Con cierta habilidad, se puede concluir el bachelor [el primer ciclo universitario] sin haber estudiado un solo semestre de geografía   Manuel Lloris. Las Provincias,26-9-1993.     [* El alumno puede diseñar, dentro de unas condiciones muy flexibles, un currículo a su gusto durante el primer ciclo universitario o “bachelor”, mediante la elección de unas asignaturas optativas y no otras dentro de un amplio abanico de posibilidades].
  7. La Red Española de Aerobiología ha detectado un considerable nivel de polen de cannabis en el aire de varias ciudades de Andalucía y de Murcia. Parece ser..que el viento..ha traído hasta España el polen de las plantaciones de hachís del norte de Marruecos.[..] Obviamente, si la producción se presenta buena, las cantidades de droga que van a entrar en nuestro país también van a ser grandes>>.[..] Las autoridades competentes no deberían echar en saco roto esta información   Ovidio. ABC,30-5-1995.
  8. Cuando en la selección de los políticos empiezan a predominar los aventureros, los visionarios y los faltos de escrúpulos, no hay que echar en saco roto que ése es uno de los fenómenos que caracterizan a una sociedad que tiende hacia formas con tintes demagógicos y totalitarios.  Alejandro Diz. El Mundo,2,2,2010.
  9. [Eduardo Zaplana acaba de ser elegido nuevo presidente de la región autónoma española de Valencia. Palabras al respecto:]  Estimado Eduardo, no hay que echar nunca en saco roto esta funesta verdad: casi siempre, quien se empeña con exceso en contentar a todos termina no contentando a nadie. Por cuya razón, al gobernante debe guiarle la voluntad de contentar al mayor número, puesto que a todos es prácticamente imposible.  Manuel Lloris. Las Provincias,1-6-1995.
  10. ¿Qué ha sucedido para que hoy la denominación <<melodrama>> sea no sólo imparcial, sino elogiosa?..El gran prestigio adquirido por el término <<melodrama>> es fruto de un ingenioso truco de los departamentos de promoción de Hollywood, y una prueba más de su fabuloso talento. Desprestigiado por la crítica y los profesores el melodrama –tan del gusto del público–, y tachada de melodramática buena parte de su cine, se prestigia la palabra, a fuerza de ingenio y de dólares, y así la crítica adversa queda invalidada. Se organizan varias campañas en las que se elogian los melodramas –no ocultando la palabra.. – y de ahí se pasa a utilizar <<melodrama>> como término elogioso, o, simplemente, clasificatorio./ El procedimiento no hay que echarlo en saco roto. Supongamos que alguien tacha de descuidadas las películas de algunos directores –por ejemplo (no muy acertado) las de Buñuel en su etapa mexicana–. No se oculta en la promoción el descuido, sino que se pasa a hablar del descuido característico del director Fulánez y del de sus epígonos Mengánez y Zutánez. Ramón Gómez de la Serna, uno de los genios de este siglo, hablando de Goya, se refirió al <<descuido de los genios>> y a <<la prisa de los genios>>. Se saca esto a relucir y poco después se puede llegar a anunciar una película como <<muy descuidado filme>> o <<Mañana, gran estreno del sensacional Descuido “Tráeme el café a lo temprano, José”>>.   Fernando Fernán-Gómez. ABC,8-11-1998.
  11. [Mediante una encuesta se ha llegado a la conclusión de que los adolescentes españoles consumen bebidas alcohólicas no solamente los fines de semana sino que “están convirtiendo este hábito en una práctica cotidiana”. Palabras al respecto:]  Resulta claro que, si bien no debe crearse un clima de alarma, tampoco hay que echar en saco roto la realidad que refleja la citada encuesta   Ovidio. ABC,18-11-1995.

FRASE RELACIONADA:

CAER EN SACO ROTO

Deja un comentario

Scroll Up