ALMA DE CÁNTARO

Significado de la frase ALMA DE CÁNTAROPersona demasiado ingenua y/o inocente y por ello fácil de engañar, es decir: y que por ello resulta fácil de engañar (puede ser engañada fácilmente).

  • Precedida de la palabra <<pero>>, la frase tiene un tono de burlona condescendencia (véanse los ejemplos finales).

Ejemplo de uso:Mi hermano..dice que ese señor Godoy [el primer ministro] es un alma de cántaro, y que no ha estudiado latín ni teología, pues todo su saber se reduce a tocar la guitarra y a conocer los veintidós modos de bailar la gavota.  Benito Pérez Galdós. Trafalgar (novela de 1873).

Otros ejemplos de uso de la frase:

  1. un tipejo ribiasco, con breve bigote y pinta de alma de cántaro   Jaime Campmany. ABC,14-10-1997.
  2. [En la separatista región española de Vasconia no gusta a los separatistas que los grandes escritores vascos Miguel de Unamuno y Pío Baroja escribieran en la lengua común española y fueran españolistas (partidarios de la unidad de España). Palabras al respecto:]  algunos vascos de no recuerdo qué organismo oficial prescindieron de don Miguel de Unamuno y de don Pío Baroja.. Editaron un catálogo..con los nombres de los más importantes e ilustres escritores vascos, nacidos en tierras de Vasconia. Y los confeccionadores del catálogo, seguramente políticos, prescindieron de Unamuno y de Baroja.[..] Miguel de Unamuno..nació en Bilbao, fue rector de Salamanca, español universal y escritor para la Historia de la Literatura. Pío Baroja fue un vasco..de boina perenne.., y sin él no se comprende el siglo XX del País Vasco ni de España. Bueno, pues unos cenutrios de nombre desconocido y alma de cántaro decidieron que los dos, Unamuno y Baroja, eran perfectamente prescindibles.  Jaime Campmany. ABC,27-4-1997.
  3. Claro está que con estos subrayados a la tal Hebe, [el separatista líder del Partido Nacionalista Vasco] Javier Arzallus ofrecía argumento y arenga a los pistoleros etarras [a los terroristas de la separatista organización terrorista vasca ETA] para que llevaran a cabo una acción terrorista contra el Estado [español], sus instituciones y sus servidores. No tardó la acción en producirse. Pronto pudieron recoger el negro y sangriento fruto de sus palabras la sanguinaria argentina y el endemoniado euskaldún [Arzallus]. Alguien con alma de cántaro y las alas de querubín en las paletillas querrá pensar y querrá que pensemos que esa simultaneidad entre las palabras de Javier Arzallus y la bomba etarra con su cosecha de muerte es una coincidencia. Por supuesto, ambos hechos han coincidido en el tiempo, y si no tuviéramos que considerar otras circunstancias de suficiente elocuencia, podríamos creer que han llegado unidos por el azar, la casualidad o por algún diablillo enredador. Pero después de todo lo que se les ha visto a las palabras y a las actitudes de Javier Arzallus, tenemos perfecto derecho a pensar que eso no es una coincidencia. Eso es una conjunción.  Jaime Campmany. ABC,31-10-2000.
  4. Si de los intelectuales de “izquierda” pasamos al pueblo, nos tropezamos con que para el pueblo España es una liga de fútbol con diecisiete equipos en primera división, cincuenta en segunda e incontables en las categorías inferiores. Las autonomías, las provincias y las ciudades y pueblos son equipos de fútbol que tienen su sentido en la existencia de los rivales. Esta funesta tendencia [localista y cainita] está siendo nutrida y estimulada por una clase política sin mirada en los ojos, sin olfato en la nariz y sin tacto en las manos. No hay alma de cántaro que no se duela ante el triste espectáculo [= por ingenuo que sea uno ha necesariamente de dolerse ante el espectáculo de cómo los políticos azuzan a los unos contra los otros, cómo se dedican a enfrentar a los españoles entre sí (para, evidentemente, así poder presentarse como los necesarios defensores de unos frente a los demás)].  Manuel Lloris. Las Provincias,13-10-1993.
  5. El Fernandino, ese pueblo al que me llego a veces para reconfortar el bandujo, refrescar el gaznate [¿bebiendo vino?] y orear el alma de cántaro que habita, un día sí y otro no, el corazón de los contribuyentes, tengo un amigo que..colecciona llaves antiguas de más de una libra de peso   Camilo José Cela. ABC,29-9-1994.
  6. [Palabras dirigidas a una persona que está rellenando una quiniela:]  ¡ponga usted un uno en ese partido, alma de cántaro, ponga usted un uno!  Camilo José Cela. Nuevas escenas matritenses (novela de 1988).
  7. ¿Por qué el Ayuntamiento de Alicante está dispuesto a entrar en números rojos o a aumentarlos si ya los tiene? ¿Por qué son preteridas docenas de necesidades urgentes que acucian a todas las ciudades españolas y a casi todas las del mundo?/ La respuesta es sencilla: hay que salvar un preciado símbolo y ya se sabe que los símbolos tienen prioridad absoluta. Querido lector, antes de discutírmelo, reflexione. Veamos. ¿Qué haría usted sin símbolos? ¿Quién sería usted sin símbolos? ¿Qué sería de usted sin símbolos? [Jocoso (con la actitud fingida de quien ha pillado a otro en una falta):] No lo sabe, no lo sabe. Pues yo tampoco, alma de cántaro, pero si dicen que son tan importantes, razón tendrán, de modo que a pensar.  Manuel Lloris. Las Provincias,10-7-1994.
  8. A [el político socialista español] don Juan Lerma le atrae el federalismo.[..] Dice el señor Lerma que ahí tienen ustedes el ejemplo de Alemania, un modélico estado federal.[..] Para empezar, el federalismo les fue impuesto a los alemanes por los aliados. A los alemanes, sin embargo, esta imposición no podía dolerles demasiado porque la historia de Alemania es la historia de las composiciones, las recomposiciones, los cambios fronterizos… e incluso de federalismo. El II Reich tuvo una estructura federal.[..] Don Juan, don Juan.[..] Pero escúcheme usted, alma de cántaro./ ¿Cómo se le ocurre sacar a colación el caso alemán? Porque usted sabe que en ese país las fuerzas centrípetas [unificadoras] son mucho más fuertes que las centrífugas [= separadoras, disgregadoras]. Usted conoce la mística ancestral de “lo germánico”. El tremendo vigor del componente étnico y el arraigado mito del componente cultural. Alemania, corazón de Europa, tenía que irradiar a toda Europa y de Europa al mundo. Este mito fue abundantemente propalado por eminentes filósofos, historiadores y pensadores alemanes, ya antes de Herder, pero sobre todo de Herder en adelante.[..] El mito, señor Lerma, se fundió tanto que, bastardeado, ocupa las mentes de todo centroeuropeo que “chamulle” el alemán.[..] Alemania, en suma, puede ser centralista, federal, confederal y lo que se tercie. No pasa nada. Los huecos quedan automáticamente soldados por el orgullo nacional.  Manuel Lloris. Las Provincias,4-3-1994.
  9. Me parto con [la teleserie] El rey escorpión. Es como un tebeo, la tontería más grande jamás contada. Una gran competencia para [la serie protagonizada por Ana Obregón] Ana y los siete porque el espíritu es el mismo. Simplón. Pero con más animación. Un poco como [el programa televisivo de opinión política] 59 segundos que, según dijo [el periodista] Pedro J. Ramírez [el director del periódico El Mundo], es el programa de referencia para la actualidad política. Pero alma de cántaro, si no hay más (lo otro son tertulias matinales o incrustadas). En cualquier caso, miedo da que ese guirigay de trincheras sea considerado de referencia.  Rosa Belmonte. La Verdad,13-4-2005.

Deja un comentario

Scroll Up