A MATACABALLO

Significado de la frase A MATACABALLODescuidada y chapuceramente o de forma insuficientemente correcta y teniendo como única preocupación no hacer bien la cosa de que se trate, sino hacerla como sea (es decir, teniendo como única preocupación hacer la cosa de que se trate, sea bien o mal).

Ejemplo de uso[Dicho en tertulia radiofónica de análisis político:]  Encuestas hechas un poco a matacaballoAlberto Mínguez. Radio COPE,17-11-2005.

Otros ejemplos de uso de la frase:

  1. [Dicho en tertulia radiofónica de análisis político:]  [Vamos a organizar la tertulia de este modo]. Quiero que tengamos tiempo [para comentar este asunto]. Para no ir a matacaballoFederico Jiménez Losantos. Radio COPE,21-5-2007.
  2. Si todas las civilizaciones anteriores habían profesado una visión religiosa del mundo.., la nuestra..trata todas las cosas como si hubiesen sido creadas para el consumo bulímico./ Así,..todas las cosas que antaño habían sido creadas por Dios o por los hombres para recreación de nuestra alma se han convertido en piezas de una colección que debemos completar vorazmente y a matacaballo. Esta visión del mundo..es la premisa sobre la que funciona el turismo, que no consiste en otra cosa sino en consumir bulímicamente ciudades exóticas o pueblecitos pintorescos, en zamparse playas paradisíacas o bosques encantados, en devorar catedrales desdiosadas o aburridísimos museos, en embaularse devaluadas experiencias de riesgo o decrépitas aventuras románticas.  Juan Manuel de Prada. XLSemanal,30-9-2018.
  3. El único afán de este gobierno es llevarnos a matacaballo hasta el final de su mandato, con todos los engaños que sea menester y echando mano de cuanta medida demagógica y anestesiante pueda tomar. Aunque todo ello suponga el ahondamiento en la ruina nacional y el afianzamiento de nuestro rumbo hacia el abismo. Nada de eso importa. Lo único que importa es poder mandar hasta el final de la legislatura. Qué importa la nación si se salva la legislatura, ¿no? Eso es lo importante: la legislatura, la legislatura, y no tonterías de naciones.

Deja un comentario